El mun­do que se nos vie­ne en­ci­ma

La Vanguardia - Dinero - - EN PROTONDA -

Co­rea del Sur es la Es­pa­ña de Asia (o eso me gus­ta­ría so­ñar). Quie­ro de­cir que tie­ne ca­si el mis­mo nú­me­ro de ha­bi­tan­tes y su PIB no­mi­nal es tam­bién com­pa­ra­ble. Como no­so­tros, los sur­co­rea­nos no tie­nen pe­tró­leo ni ma­te­rias pri­mas. Ellos, al igual que no­so­tros han su­fri­do un in­far­to eco­nó­mi­co ma­si­vo. El su­yo em­pe­zó en 1998, es de­cir, exac­ta­men­te diez años an­tes que el nues­tro, que es­ta­lló en 2008.

Re­sul­ta en­ton­ces útil com­pa­rar am­bas tra­yec­to­rias. Co­rea del Sur en­ca­ró su cri­sis y sa­lió de ella en cin­co años (du­ró de 1998 a 2003), y lue­go, Es­pa­ña lo ha he­cho con la su­ya, que po­de­mos es­ti­mar que du­ró otros cin­co años, en­tre 2008 y 2013 (el PIB de 2014 es po­si­ti­vo). La si­me­tría tem­po­ral es per­fec­ta. Pe­ro el con­tras­te en­tre las tra­yec­to­rias tam­bién es ma­yúscu­lo. como mos­tra­mos en de­ta­lle en uno de los ca­pí­tu­los del li­bro Es­pa­ña 3.0. Ne­ce­si­ta­mos re

se­tear el país. Ellos no tie­nen de­por­tis­tas de re­lum­brón mun­dial, pe­ro nos go­lean de for­ma ga­lác­ti­ca en otras are­nas.

En ma­te­ria de di­gi­ta­li­za­ción, por ejem­plo, go­lean a lo gran­de: en Co­rea del Sur, el 94% de las co­ne­xio­nes a in­ter­net se rea­li­za a tra­vés de ban­da an­cha, fren­te al 69% en Fran­cia. En los años no­ven­ta, el 20% de los gran­des bu­ques sa­lía de as­ti­lle­ros sur­co­rea­nos; en 2015, esa ci­fra es de más del 40%. En edu- ca­ción tam­bién su­pie­ron su­bir el lis­tón, y aho­ra li­de­ran las cla­si­fi­ca­cio­nes in­ter­na­cio­na­les de la OCDE. Los sur­co­rea­nos apos­ta­ron por al­gu­nas ca­rre­ras: cien­cias, tec­no­lo­gía, in­ge­nie­ría, ma­te­má­ti­cas. Mien­tras en Eu­ro­pa só­lo el 17% de los alum­nos de en­se­ñan­za su­pe­rior cur­san es­tas es­pe­cia­li­da­des, allí lo ha­ce un 29%.

Así pues, no só­lo te­ne­mos re­tra­so res­pec­to a nues­tros ve­ci­nos más cer­ca­nos, sino tam­bién, hoy, res­pec­to a los emer­gen­tes más le­ja­nos. Es­pa­ña, con me­nos del 1% del PIB de­di­ca­do a la ciencia en 2014 pro­du­jo ape­nas el 0,5% del to­tal mun­dial de pa­ten­tes, mien­tras que Co­rea del Sur se ano­ta­ba ca­si un 4,5% del to­tal mun­dial.

La tra­yec­to­ria de Co­rea del Sur mues­tra cuán­to el mun­do se ha ace­le­ra­do. Es­pa­ña, a su ma­ne­ra, ya lo ha­bía con­se­gui­do: al Reino Uni­do le cos­tó más de 150 años do­blar su PIB per cá­pi­ta, Es­pa­ña, en el si­glo XX, lo hi­zo en 60 años, ca­si tres ve­ces más rá­pi­do. Sin em­bar­go, na­da com­pa­ra­ble con Co­rea del Sur: en ape­nas diez años, el país da­ría ese sal­to, más rá­pi­do in­clu­so que China.

En 2030, se­gún los cálcu­los del Ci­ti­group, Co­rea del Sur fi­gu­ra­rá en­tre las 10 eco­no­mías más prós­pe­ras del pla­ne­ta, con un PIB per cá­pi­ta de 89.000 dó­la­res. En 2040, Co­rea del Sur ya ha­brá re­ba­sa­do a EE.UU. En­ton­ces tu­tea­rá a Sue­cia como una de las cin­co eco­no­mías más prós­pe­ras del mun­do. Mien­tras Es­pa­ña …

Es­te es el mun­do que se nos vie­ne en­ci­ma. Y mien­tras to­do es­to ocu­rre, se­gui­mos en las ter­tu­lias sin ha­blar de in­no­va­ción, tec­no­lo­gía, va­lor aña­di­do, in­ter­net di­gi­tal, crea­ti­ve eco­nomy, apues­ta por el ta­len­to y el mé­ri­to... No se tra­ta de cam­biar de te­cla­do, sino to­do el dis­co du­ro.

JAVIER SAN­TI­SO

PRO­FE­SOR DE ESA­DE, VI­CE­PRE­SI­DEN­TE DE ESA­DEGEO Y AU­TOR DE ‘ES­PA­ÑA 3.0’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.