La iz­quier­da aca­ri­cia el po­der

El Go­bierno re­vi­sa­rá al al­za de las pre­vi­sio­nes eco­nó­mi­cas pa­ra ren­ta­bi­li­zar­las elec­to­ral­men­te

La Vanguardia - Dinero - - LAS CLAVES DEL PODER -

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pe­dro Sán­chez, acu­de a im­par­tir una con­fe­ren­cia en Ma­drid y sa­lu­da a los asis­ten­tes en la en­tra­da del ac­to el pa­sa­do mes de enero La vie­ja iz­quier­da ad­mi­ra y te­me a la nue­va iz­quier­da. Le ate­mo­ri­za por­que ve en ella un de­pre­da­dor que pre­ten­de de­vo­rar­la y le ma­ra­vi­lla por­que mo­vi­li­za a la so­cie­dad y es ca­paz de en­fren­tar­se y ga­nar a la de­re­cha. Es­ta es la ra­zón por la que los so­cia­lis­tas han em­pe­za­do a ten­der puen­tes con el par­ti­do de Pablo Igle­sias, con el que des­pués de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les po­dría for­mar tán­dem pa­ra go­ber­nar.

Se­gún los son­deos de opi­nión, en­tre Po­de­mos y el PSOE aca­pa­ran cer­ca del 50% del elec­to­ra­do y su­ma­rían más de 176 es­ca­ños que le da­rían la ma­yo­ría ab­so­lu­ta. De con­fir­mar­se es­ta hi­pó­te­sis, se pro­du­ci­ría un cam­bio ra­di­cal en la ac­tual po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca sin que pa­sa­se na­da. El cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co vie­ne tan fuer­te que un go­bierno de iz­quier­das po­dría ha­cer po­lí­ti­cas más ex­pan­si­vas y cum­plir con los objetivos de re­duc­ción del dé­fi­cit pac­ta­do con Bru­se­las. Es de­cir, im­plan­ta­rían una po­lí­ti­ca de cor­te key­ne­siano fren­te a las po­lí­ti­cas re­for­mis­tas de cor­te neo­li­be­ral.

La so­cie­dad es­tá can­sa­da de tan­ta aus­te­ri­dad y es evi­den­te que se ha mo­vi­do al cen­tro-iz­quier­da pa­ra es­ca­par de ella. La du­da es si un cam­bio ra­di­cal de po­lí­ti­ca se­ría sos­te­ni­ble a me­dio y lar­go pla­zo. No con­vie- ne ol­vi­dar que Es­pa­ña de­be más de un bi­llón de eu­ros y que el pró­xi­mo año ne­ce­si­ta­rá más di­ne­ro pa­ra re­fi­nan­ciar sus ven­ci­mien­tos y ha­cer fren­te al nue­vo dé­fi­cit ge­ne­ra­do.

En el Go­bierno no ca­be ni la me­nor du­da de que el PSOE pac­ta­ría con Po­de­mos pa­ra ha­cer Go­bierno. La úni­ca in­cóg­ni­ta que per­sis­te es si el lí­der se­rá Pe­dro Sán­chez o Su­sa­na Díaz. Si los so­cia­lis­tas se man­tie­nen como la se­gun­da fuer­za no ten­drían el mí­ni­mo pro­ble­ma en to­mar los vo­tos pres­ta­dos de Po­de­mos pa­ra ha- cer un pac­to de le­gis­la­tu­ra o un Go­bierno de coa­li­ción. Otra co­sa dis­tin­ta se­ría vo­tar a fa­vor de la in­ves­ti­du­ra de Pablo Igle­sias.

La hi­pó­te­sis de que en Es­pa­ña ha­ya un go­bierno de iz­quier­das en los pró­xi­mos me­ses só­lo po­dría ha­cer agua en el ca­so que el PP sa­ca­ra una ma­yo­ría su­fi­cien­te pa­ra ase­gu­rar­se una se­gun­da le­gis­la­tu­ra. Pa­ra ello ten­dría que mo­vi­li­zar a su elec­to­ra­do, muy de­sen­can­ta­do por los ca­sos de co­rrup­ción y por la du­ra po­lí­ti­ca de ajus­te rea­li­za­da por Ma­riano Ra­joy. En es­te con­tex­to es muy re­le­van­te la for­ta­le­za con la que ha sur­gi­do Ciu­da­da­nos, un par­ti­do cen­tris­ta y con vo­ca­ción de con­ver­tir­se en un par­ti­do bi­sa­gra, una vez que Ar­tur Mas ha de­ja­do ese hue­co li­bre al ha­ber es­co­ra­do a CiU ha­cia po­si­cio­nes in­de­pen­den­tis­tas.

Pe­dro Arrio­la, el so­ció­lo­go de ca­be­ce­ra de Ma­riano Ra­joy, es de la opi­nión que las co­sas es­tán cam­bian­do y que en los úl­ti­mos son­deos ya se apre­cia una li­ge­ra per­cep­ción de que la si­tua­ción es­tá me­jo­ran­do. Si se con­so­li­da es­ta ten­den­cia, en los pró­xi­mos me­ses el PP po­dría vol­ver a ga­nar. El mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis de Guin­dos, es­tá ple­na­men­te con­ven­ci­do que se ter­mi­na­rá la le­gis­la­tu­ra con me­nos pa­ra­dos y más em­pleos nuevos de como se em­pe­zó. es­ta es la ra­zón por la que se ma­ne­ja la po­si­bi­li­dad de re­tra­sar las elec­cio­nes has­ta el mes de enero, que es el pla­zo má­xi­mo que la ley per­mi­te.

Pa­ra in­ten­tar op­ti­mi­zar elec­to­ral­men­te es­ta me­jo­ría, Luis de Guin­dos y Cris­tó­bal Mon­to­ro tra­ba­jan con­tra re­loj pa­ra pre­sen­tar en abril una re­vi­sión al al­za del cua­dro ma­cro­eco­nó­mi­co. Eco­no­mía tra­ta de ser pru­den­te, mien­tras que Ha­cien­da, apo­ya­da por la ofi­ci­na eco­nó­mi­ca de La Mon­cloa, es par­ti­da­ria de ele­var el tono y ven­der la piel del oso an­tes de ma­tar­lo. Pa­ra ello se ba­sa­rían en las pre­vi­sio­nes rea­li­za­das por el Con­se­jo Em­pre­sa­rial pa­ra la Com­pe­ti­ti­vi­dad que agru­pa a las gran­des em­pre­sas y que man­tie­ne que la eco­no­mía es­pa­ño­la “cre­ce­rá en el 2015 y 2016 en ta­sas cer­ca­nas al 3% y se crea­rán 2,8 mi­llo­nes de pues­tos de tra­ba­jo en los pró­xi­mos cua­tro años. Es­to si­tua­ría la ta­sa de pa­ro en el 11,5%, lo que su­po­ne do­ce pun­tos por de­ba­jo de la ac­tual. Cla­ro, que pa­ra lle­gar a al­can­zar tal re­to se de­be con­ti­nuar con las re­for­mas que es­tán en mar­cha, o lo que es lo mis­mo, siem­pre que la iz­quier­da no lle­gue al po­der y cam­bie la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca or­to­do­xa.

Sin em­bar­go, no va a ser na­da fá­cil. Pa­ra la ma­yor par­te de los ana­lis­tas es­tas pre­vi­sio­nes no de­jan de ser el cuen­to de la le­che­ra y no que­da tiem­po pa­ra que el elec­to­ra­do per­ci­ba una me­jo­ría tan pro­fun­da de la si­tua­ción como la que se nos anun­cia. De mo­men­to lo que re­fle­jan las en­cues­tas es que los ciu­da­da­nos ya no quie­ren ha­cer más sa­cri­fi­cios. Por tan­to, la te­sis de que se for­me una es­pe­cie de Fren­te Po­pu­lar con­tra el enemi­go co­mún –que se­rían los aus­te­ri­ci­das, los neo­li­be­ra­les, los del PP– si­gue sien­do la te­sis más pro­ba­ble. Lo que que­da to­tal­men­te des­car­ta­do es una gran coa­li­ción en­tre los dos prin­ci­pa­les par­ti­dos tra­di­cio­na­les, como ha su­ce­di­do en Ale­ma­nia, por­que como di­ce Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro: “Ni es po­si­ble ni con­ve­nien­te”.

Lo pa­ra­dó­ji­co es que la iz­quier­da po­dría ser la gran be­ne­fi­cia­ria de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca que tan­to ha cri­ti­ca­do. Como di­ce en pri­va­do un mi­nis­tro: “Como ha pa­sa­do siem­pre, la de­re­cha es la que crea ri­que­za y la iz­quier­da quien se la gasta... Pe­ro en fin, así son las co­sas...”

DA­NI DUCH

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.