El fu­tu­ro eléc­tri­co pa­sa por las re­no­va­bles

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - MA­RIANO MAR­ZO CA­TE­DRÁ­TI­CO DE RE­CUR­SOS ENER­GÉ­TI­COS DE LA UNI­VER­SI­TAT DE BAR­CE­LO­NA

La AIE pre­vé que en­tre el 2012 y el 2040 las re­no­va­bles apor­ta­rán ca­si la mi­tad del au­men­to de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca mun­dial.

Como re­sul­ta­do de la re­for­ma eléc­tri­ca em­pren­di­da por el Go­bierno cen­tral, las ener­gías de fuen­tes re­no­va­bles no atra­vie­san un buen mo­men­to en Es­pa­ña. Sin em­bar­go, tal y como se des­pren­de del úl­ti­mo World Energy Outlook (WEO 2014) de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de la Ener­gía (AIE), to­do in­di­ca que es­tas ju­ga­rán un pa­pel ca­da vez más re­le­van­te en el mix de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca a es­ca­la glo­bal.

En su es­ce­na­rio cen­tral o de re­fe­ren­cia (New Po­li­cies Sce­na­rio), el WEO 2014 es­ti­ma que en el año 2040 el su­mi­nis­tro mun­dial de ener­gía pri­ma­ria se di­vi­di­rá en cua­tro par­tes prác­ti­ca­men­te igua­les: pe­tró­leo (26% del to­tal), gas (24%), car­bón (24%) y fuen­tes de ba­jas emi­sio­nes de CO (re­no­va­bles y nu­clear, con un 19% y 7% del to­tal, res­pec­ti­va­men­te).

En el ho­ri­zon­te tem­po­ral in­di­ca­do, la AIE pre­vé que las me­di­das adop­ta­das en ma­te­ria de po­lí­ti­ca ener­gé­ti­ca, jun­to a los cam­bios ex­pe­ri­men­ta­dos por los mer­ca­dos, ha­brán re­du­ci­do la par­ti­ci­pa­ción de los com­bus­ti­bles fó­si­les a un 75% del to­tal de la de­man­da mun­dial de ener­gía pri­ma­ria (fren­te al 82% en el 2012). Una evo­lu­ción que, en cual­quier ca­so, no bas­ta­rá pa­ra fre­nar el au­men­to de emi­sio­nes de CO re­la­cio­na­das con la ener­gía, que au­men­ta­rán un 20% res­pec­to a los ni­ve­les del 2012, con­du­cien­do al pla­ne­ta a una ele­va­ción de la tem­pe­ra­tu­ra me­dia a lar­go pla­zo de 3,6ºC.

El Pa­nel In­ter­gu­ber­na­men­tal de Cam­bio Cli­má­ti­co con­si­de­ra que, a fin de li­mi­tar el au­men­to de tem­pe­ra­tu­ra a 2ºC (el ob­je­ti­vo acor­da­do in­ter­na­cio­nal­men­te pa­ra evi­tar re­per­cu­sio­nes dra­má­ti­cas), a par­tir del 2014 el mun­do no po­drá emi­tir más de 1.000 gi­ga­to­ne­la­das de CO . Unos gua­ris­mos que, si no lo re­me­dia­mos, se al­can­za­rían ya en el 2040.

ELEC­TRI­CI­DAD

Pa­ra la AIE, en los pró­xi­mos 25 años la elec­tri­ci­dad se­rá la for­ma fi­nal de ener­gía que cre­ce­rá más rá­pi­da­men­te, al mis­mo tiem­po que el sec­tor eléc­tri­co se­rá el que más con­tri­bui­rá a re­du­cir la par­ti­ci­pa­ción de los com­bus­ti­bles fó­si­les en el mix ener­gé­ti­co glo­bal. El es­ce­na­rio cen­tral del WEO 2014 con­si­de­ra que has­ta el 2040 se­rá ne­ce­sa­rio desa­rro­llar una nue­va ca­pa­ci­dad cer­ca­na a los 7200 gi­ga­va­tios (GW), tan­to pa­ra cu­brir la cre­cien­te de­man­da de elec­tri­ci­dad como pa­ra re­em­pla­zar las cen­tra­les eléc­tri­cas exis­ten­tes, que de­be­rán ce­rrar­se por ob­so­le­tas (en torno al 40% del par­que ac­tual).

Las pre­vi­sio­nes apun­tan a que en el 2040 el im­por­tan­te cre­ci­mien­to de las ener­gías re­no­va­bles in­cre­men­ta­rá la par­ti­ci­pa­ción de las mis­mas en la ge­ne­ra­ción mun­dial de elec­tri­ci­dad has­ta cer­ca de un 33% del to­tal, aun­que pa­ra ello se pre­ci­sa­rá de unas se­ña­les de pre­cios ade­cua­das que, ade­más de ase­gu­rar las in­ver­sio­nes en re­no­va­bles, tam­bién ga­ran­ti­cen las in­ver­sio­nes

Las re­no­va­bles se ven im­pul­sa­das por una rá­pi­da re­duc­ción de sus cos­tes y por el apo­yo a su desa­rro­llo por par­te de los go­bier­nos”

en el desa­rro­llo de la nue­va ca­pa­ci­dad de ge­ne­ra­ción tér­mi­ca ne­ce­sa­ria pa­ra man­te­ner la fia­bi­li­dad del su­mi­nis­tro eléc­tri­co.

El pro­ble­ma es que es­ta apues­ta por tec­no­lo­gías más in­ten­si­vas en ca­pi­tal, jun­to a los al­tos pre­cios de los com­bus­ti­bles fó­si­les, po­drían pro­pi­ciar un au­men­to de los cos­tes me­dios del su­mi­nis­tro de elec­tri­ci­dad y de los pre­cios re­per­cu­ti­dos al con­su­mi­dor fi­nal. No obs­tan­te, la AIE con­fía en que la me­jo­ra de la efi­cien­cia en el uso fi­nal de la ener­gía ayu­da­rá a re­ba­jar el por­cen­ta­je de los in­gre­sos fa­mi­lia­res des­ti­na­do a cu­brir los gas­tos en elec­tri­ci­dad.

RE­DUC­CIÓN DE COS­TES Y SUB­VEN­CIO­NES

El in­for­me que les co­men­to cons­ta­ta que las fuen­tes de ener­gía re­no­va­bles –un pi­lar fun­da­men­tal de un mo­de­lo ener­gé­ti­co glo­bal ba­jo en emi­sio­nes de CO – se ex­pan­den rá­pi­da­men­te con la ayu­da de sub­ven­cio­nes (en el 2013 es­tas as­cen­die­ron glo­bal­men­te a 120.000 mi­llo­nes de dó­la­res). El es­ce­na­rio cen­tral del WEO 2014 es­ti­ma que du­ran­te el pe­rio­do 2012-2040 las re­no­va­bles apor­ta­rán ca­si la mi­tad del in­cre­men­to de la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca mun­dial, im­pul­sa­das por una rá­pi­da re­duc­ción de sus cos­tes y por el apo­yo con­ti­nua­do a su desa­rro­llo por par­te de los go­bier­nos.

La ener­gía eó­li­ca se­rá la que ex­pe­ri­men­ta­rá un ma­yor cre­ci­mien­to en ma­te­ria de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca (34%), se­gui­da por la hi­dráu­li­ca (30%)

La AIE pre­vé que la pe­ne­tra­ción de las re­no­va­bles en la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca au­men­ta­rá de for­ma muy no­to­ria en los paí­ses de la OCDE, don­de, en el 2040, re­pre­sen­ta­rán el 37% del to­tal, de ma­ne­ra que el cre­ci­mien­to ex­pe­ri­men­ta­do ab­sor­be­rá to­do el au­men­to ne­to del su­mi­nis­tro eléc­tri­co. Por lo que res­pec­ta a los paí­ses aje­nos a la OCDE, las pre­vi­sio­nes son que la ge­ne­ra­ción a par­tir de fuen­tes re­no­va­bles crez­ca más del do­ble, im­pul­sa­da por China, In­dia, Amé­ri­ca La­ti­na y Áfri­ca. Glo­bal­men­te, la ener­gía eó­li­ca se­rá la que ex­pe­ri­men­ta­rá un ma­yor cre­ci­mien­to en ma­te­ria de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca (34%), se­gui­da por la hi­dráu­li­ca (30%) y la so­lar fo­to­vol­tai­ca (18%).

En cual­quier ca­so, la AIE ad­vier­te que si bien la pe­ne­tra­ción de la eó­li­ca y la so­lar fo­to­vol­tai­ca en el mix eléc­tri­co glo­bal se mul­ti­pli­ca­rá por cua­tro en el ho­ri­zon­te del 2040, su in­te­gra­ción, tan­to des­de una pers­pec­ti­va téc­ni­ca como des­de una pers­pec­ti­va de mer­ca­do, com­por­ta to­do un aba­ni­co de desafíos que go­bier­nos, in­dus­tria y con­su­mi­do­res de­ben apres­tar­se a afron­tar de for­ma in­me­dia­ta.

ADRIANO MA­CHA­DO/BLOOM­BERG

Par­que eó­li­co en el nor­te de Bra­sil, pro­pie­dad de Trac­te­bel Ener­gia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.