Un mo­de­lo con va­rios pre­ce­den­tes

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO -

Las em­pre­sas lle­van en re­es­truc­tu­ra­ción con­ti­nua des­de que en los años se­ten­ta y ochen­ta el

ma­na­ge­ment se hi­zo más po­pu­lar y los gu­rús se con­vir­tie­ron en fi­gu­ra ha­bi­tual del pa­no­ra­ma mer­can­til. Mu­chas de sus nue­vas pro­pues­tas no son más que la reac­ti­va­ción de mo­de­los que se ha­bían en­sa­ya­do an­tes, otras con­sis­ten en un cam­bio de enun­cia­dos a con­cep­tos ya co­no­ci­dos, otras ofre­cen ele­men­tos in­no­va­do­res y tam­bién hay que son una con­ti­nua­ción di­fe­ren­te de ten­den­cias ya apli­ca­das. Es­tas nue­vas em­pre­sas, afir­ma el con­sul­tor Juan Francisco San An­drés, son deu­do­res de las flat or­ga­ni­za­tions, que pu­so de mo­da en los no­ven­ta McKin­sey y “cu­yo ob­je­ti­vo era eli­mi­nar man­dos in­ter­me­dios y ofre­cer a ca­da uno de los pro­fe­sio­na­les de la com­pa­ñía ma­yo­res res­pon­sa­bi­li­da­des, de mo­do que ca­da pues­to se en­ri­que­cía y los tra­ba­ja­do­res veían có­mo au­men­ta­ba su em­plea­bi­li­dad”.

La apues­ta, que eli­mi­na­ba cos­tes y po­día ge­ne­rar más mo­ti­va­ción en­tre los em­plea­dos, te­nía un ries­go. “Si el ob­je­ti­vo es re­du­cir cua­dros pa­ra aho­rrar, es di­fí­cil que fun­cio­ne. Da­do que só­lo tie­nes dos ca­pas, la de abajo y la de arri­ba, quie­nes asu­men res­pon­sa­bi­li­da­des de­ben apren­der nue­vas ha­bi­li­da­des, pa­ra las que de­ben for­mar­se, y de­ben con­tar con más in­for­ma­ción. Si es­to se ha­ce bien, pue­de te­ner éxi­to. Si só­lo se quie­re eli­mi­nar je­rar­quía, tar­da­rá en fun­cio­nar o no lo ha­rá”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.