Ar­tes de­co­ra­ti­vas que se­du­cen

Con su mi­ra­da y una cá­ma­ra, Con­sol Ban­cells en­mar­ca re­ta­zos de in­te­rio­res mo­der­nis­tas del ri­co pa­tri­mo­nio bar­ce­lo­nés

La Vanguardia - Dinero - - CASAS | INTERIORES - Mar­ta Ro­drí­guez Bosch

La pa­sión por el mo­der­nis­mo de Con­sol Ban­cells, –fo­tó­gra­fa, do­cu­men­ta­lis­ta y li­cen­cia­da en His­to­ria del ar­te–, le ha lle­va­do du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da a fo­to­gra­fiar ca­si un cen­te­nar de in­te­rio­res de ca­sas de esa épo­ca. Son prin­ci­pal­men­te de Bar­ce­lo­na, pe­ro tam­bién un pe­que­ño gru­po del res­to de Ca­ta­lun­ya. El gran desa­rro­llo que vi­vie­ron las ar­tes de­co­ra­ti­vas du­ran­te el mo­der­nis­mo y esa de­di­ca­ción por el de­ta­lle en ca­da tra­ba­jo es lo que cau­ti­va a Ban­cells. Las mi­ri­llas (tie­ne una colección de más de se­ten­ta do­cu­men­ta­das) y las vi­drie­ras es­tán en­tre sus pie­zas pre­di­lec­tas. Aun­que tam­bién re­sal­ta el in­te­rés de las can­ce­las, esas se­gun­das puer­tas en ves­tí­bu­los or­na­das con gra­ba­dos al áci­do, los arri­ma­de­ros de ce­rá­mi­ca, los es­gra­fia­dos en pa­re­des o los pa­vi­men­tos hi­dráu­li­cos. CON MU­CHO OFI­CIO Pa­ra Ban­cells es­ta in­cli­na­ción es del to­do ló­gi­ca: “Vi­vo en la ciu­dad más mo­der­nis­ta del mun­do –se­ña­la–. En París y Bru­se­las don­de tam­bién des­ta­ca el

no dis­po­nen del pa­tri­mo­nio que se en­cuen­tra aquí. Te­ne­mos un es­pa­cio in­men­so que es el Ei­xam­ple, cons­trui­do en un mo­men­to de eco­no­mía pu­jan­te, que coin­ci­de con el mo­der­nis­mo. Y lo más im­por­tan­te, don­de tra­ba­ja­ron ar­te­sa­nos que con­ta­ban con la ex­pe­rien­cia y años de ofi­cio de las ge­ne­ra­cio­nes an­te­rio­res”.

Un to­tal de 88 ca­sas que­dan re­co­gi­das en su li­bro Joies del Mo­der­nis­me Ca­ta­là. Es­pais in­teriors, edi­ta­do por En­ci­clo­pè­dia Ca­ta­la­na con la co­la­bo­ra­ción del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na. Apro­xi­ma­da­men­te, dos ter­cios hoy si­guen cum­plien­do la fun- ción de vi­vien­da. En las de­más, si bien han man­te­ni­do los ele­men­tos de la épo­ca, su uso se ha trans­for­ma­do. Bas­tan­tes son des­pa­chos (abun­dan los no­ta­rios y abo­ga­dos en el Ei­xam­ple), otras son se­des de fun­da­cio­nes y al­gu­na ya se ha con­ver­ti­do en ca­sa mu­seo vi­si­ta­ble, como la Ca­sa Amatller en Bar­ce­lo­na y la Ca­sa Ma­só en Gi­ro­na.

Ban­cells des­ta­ca su in­te­rés por el tra­ba­jo de cam­po, la bús­que­da.

Ya en uno de sus pri­me­ros li­bros so­bre mo­der­nis­mo, rea­li­za­do a fi­na­les de los ochen­ta, re­co­rrió plano en mano las ca­lles del ba­rrio del Ei­xam­ple de mo­do sis­te­má­ti­co pa­ra des­cu­brir esas jo­yas. Una investigación puer­ta a puer­ta que en­ton­ces cen­tro en las fa­cha­das y ves­tí­bu­los, do­cu­men­tan­do has­ta 114 fin­cas en la Guia del Mo­der­nis­me a l’Ei­xam­ple, pa­ra lle­var en el bol­so o la mo­chi­la. El li­bro que aho­ra pu­bli­ca es de gran for­ma­to en la tra­di­ción de los

con más de 400 pá­gi­nas y 327 fo­to­gra­fías. PUER­TA A PUER­TA El con­tac­to hu­mano ha si­do un fac­tor cru­cial: Co­no­cer a los pro­pie­ta­rios de las ca­sas y que le abrie­ran las puer­tas, to­da una ex­pe­rien­cia. Su pe­ti­ción de fo­to­gra­fiar los in­te­rio­res en un 95% ob­tu­vo un sí. An­tes los por­te­ros y por­te­ras, hoy los con­ser­jes de las fin­cas le han pres­ta­do una va­lio­sa ayu­da, ex­pli­ca. En es­te pe­ri­plo por las vi­vien­das mo­der­nis­tas ha he­cho bue­nas amis­ta­des. Des­de pa­re­jas jó­ve­nes que se han ins­ta­la­do a vi­vir allí se­du­ci­dos por el pa­sa­do, has­ta ese gru­po de abue­las bar­ce­lo­ne­sas que sal­va­guar­da una par­te del pa­tri­mo­nio mo­der­nis­ta, con las que to­da­vía ha­bla por te­lé­fono de vez en cuan­do. Con és­te ya so­bre­pa­sa la do­ce­na de li­bros pu­bli­ca­dos so­bre mo­der­nis­mo (tien­das, res­tau­ran­tes, far­ma­cias…). “De to­dos mo­dos –acla­ra– yo no vi­vi­ría en un pi­so don­de ab­so­lu­ta­men­te to­do fue­ra de es­te es­ti­lo, se­ría de­ma­sia­do re­car­ga­do. Fo­to­gra­fiar­lo es una ma­ne­ra de te­ner el mo­der­nis­mo, pe­ro sin el de­ber de man­te­ner­lo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.