La cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial en Ca­ta­lun­ya

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES - MI­QUEL DAR­NÉS I CIRERA IN­GE­NIE­ROS GRA­DUA­DOS E IN­GE­NIE­ROS TÉC­NI­COS IN­DUS­TRIA­LES DE BAR­CE­LO­NA

Ca­ta­lun­ya fue uno de los po­cos lu­ga­res del sur de Eu­ro­pa don­de a me­dia­dos del si­glo XIX­se pro­du­jo la re­vo­lu­ción in­dus­trial. Des­de en­ton­ces las co­sas han cam­bia­do­mu­choy­ya­noes­la­fá­bri­ca deEs­pa­ña­co­moan­tes, sino que tie­ne que com­pe­tir en el mercado glo­bal pa­ra man­te­ner un vo­lu­men de pro­duc­ción que le per­mi­ta se­guir sien­do una re­gión in­dus­trial. Pe­ro si en el fu­tu­ro que­re­mos se­guir te­nien­do una Ca­ta­lun­ya in­dus­trial, no es su­fi­cien­te el se­guir pro­du­cien­do co­mo has­ta aho­ra. Hay que abrir­se a nue­vos pa­ra­dig­mas co­mo la in­dus­tria 4.0, tam­bién de­no­mi­na­da cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial.

El tér­mino in­dus­tria 4.0 lo acu­ñó el go­bierno ale­mán y se ha ido ex­ten­dien­do por to­das par­tes. Se tra­ta de des­cri­bir el con­cep­to de fá­bri­ca in­te­li­gen­te, don­deo­pe­ran­soft­wa­re­sen­fo­ca- dos a la fa­bri­ca­ción in­for­ma­ti­za­da y con to­dos los pro­ce­sos in­ter­co­nec­ta­dos por la in­ter­net in­dus­trial de las co­sas (IIOT), que per­mi­te la di­gi­ta­li­za­ción to­tal de las plan­tas de pro­duc­ción. Por lo tan­to, la in­dus­tria 4.0 pue­de ser el mo­tor de cam­bio que, en su mo­men­to, fue la pri­me­ra re­vo­lu­ción in­dus­trial con el va­por, la pro­duc­ción en de­ma­sia­da de la se­gun­da y la elec­tró­ni­ca y las tec­no­lo­gías de la información en la ter­ce­ra.

Así pues, en las fá­bri­cas in­te­li­gen­tes se tra­ta de ana­li­zar un alud de da­tos ( big da­ta) pro­ve­nien­tes de sen­so­res y con­ver­tir­los en información útil y va­lio­sa pa­ra op­ti­mi­zar to­do el pro­ce­so. Eso per­mi­te re­du­cir la ra­tio de pro­duc­ción de-

La in­dus­tria 4.0 pue­de ser el mo­tor de cam­bio que, en su mo­men­to, fue la pri­me­ra re­vo­lu­ción in­dus­trial con el va­por” Las fá­bri­cas in­te­li­gen­tes analizan un alud de da­tos pro­ve­nien­te de sen­so­res y lo con­vier­ten en información útil pa­ra op­ti­mi­zar los pro­ce­sos”

fec­tuo­sa; el aho­rro ener­gé­ti­co y evi­tar pa­ra­das de pro­duc­ción por fa­llos téc­ni­cos, en­tre más co­sas. A mo­do de ejem­plo, en Ba­vie­ra es­tá la plan­ta pi­lo­to de Sie­mens en Am­berg, que con 4.500 tra­ba­ja­do­res pro­du­ce los PLC (con­tro­la­dor ló­gi­co pro­gra­ma­ble) pun­te­ros en to­doel­mun­doSi­ma­tic. En­la­fac­to­ría, los pro­ce­sos de fa­bri­ca­ción se van orien­tan­do ha­cia la in­dus­tria 4.0. Por ejem­plo, los pro­duc­tos y má­qui­nas de­ter­mi­nan ellos mis­mos qué ele­men­tos y qué lí­neas de pro­duc­ción se tie­nen que com­ple­tar pri­me­ro, pa­ra po­der cum­plir los pla­zos de en­tre­ga es­ta­ble­ci­dos. Se­gún los ex­per­tos, los cua­tro ele­men­tos tec­no­ló­gi­cos cla­ve pa­ra unaIIOTe­fi­cien­te son: red, se­gu­ri­dad, soft­wa­re apro­pia­do y big da­ta.

En nues­tra ca­sa tam­bién se es­tán­mo­vien­do­co­sa­se­nes­teám­bi­to. Sin ir más le­jos en Bar­ce­lo­na se ce­le­bra en­tre el 16 y el 18 de sep­tiem­bre el YA­TE So­lu­tions, don­de se re­uni­rán es­pe­cia­lis­tas de to­do el mun­do y que con­ta­rá con la pre­sen­cia de la Ge­ne­ra­li­tat, el Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na, y có­mo no, de la fun­da­ción i2CAT de la Uni­ver­si­tat Po­li­tèc­ni­ca de Ca­ta­lun­ya. La pro­pues­ta que i2CAT ha­ce al Go­vern y a la in­dus­tria es apos­tar por la ani­lla In­dus­trial 4.0, re­di­se­ñan­do la an­ti­gua ani­lla in­dus­trial, que na­ció con el ob­je­ti­vo de rea­li­zar un des­plie­gue pun­te­ro de in­fra­es­truc­tu­ras de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes pa­ra la in­dus­tria.

Tam­bién hay em­pre­sas que ya es­tán pro­du­cien­do pro­duc­tos en­fo­ca­dos a la cuar­ta re­vo­lu­ción in-

La in­dus­tria 4.0 pue­de ser un fac­tor cla­ve pa­ra la me­jo­ra de la pro­duc­ti­vi­dad ba­sa­da en la op­ti­mi­za­ción de los pro­ce­sos de fa­bri­ca­ción”

dus­trial co­mo Cir­cu­tor o Dex­ma, que ofre­cen con­trol, en tiem­po real, del con­su­mo ener­gé­ti­co de las plan­tas de pro­duc­ción a tra­vés de la nu­be o Ef­fi­tro­nix, que tie­ne un sis­te­ma de mo­ni­to­ri­za­ción en tiem­po real ba­sa­do en el man­te­ni­mien­to pre­dic­ti­vo y que avi­sa de po­si­bles ave­rías an­tes que es­tas se pro­duz­can.

Por lo tan­to, la in­dus­tria 4.0 pue­de ser un fac­tor de­ter­mi­nan­te pa­ra la me­jo­ra de­la pro­duc­ti­vi­dad ba­sa­da en la op­ti­mi­za­ción de los pro­ce­sos de fa­bri­ca­ción, gra­cias a la in­ter­co­ne­xión de to­dos los ele­men­tos que in­ter­vie­nen. Pe­ro por­que la in­dus­tria 4.0, con to­do su po­ten­cial, sal­ga ade­lan­te ha­cen fal­ta po­lí­ti­cas pú­bli­cas que ayu­den. Aho­ra pa­re­ce ser que los vien­tos, des­pués de mu­chos años de ba­ja­da, son fa­vo­ra­bles pa­ra el sec­tor in­dus­trial. Los go­bier­nos se es­tán dan­do cuen­ta de que la economía in­dus­trial es la que crea más va­lor aña­di­do y que re­sul­ta cla­ve pa­ra man­te­ner el Es­ta­do de bie­nes­tar. En la UE se es­tán lle­van­do a ca­bo po­lí­ti­cas pa­ra la re­cu­pe­ra­ción del sec­tor con el ho­ri­zon­te pues­to en el 2020. Es bá­si­co que se apues­te por la in­ves­ti­ga­ción, la in­no­va­ción y la for­ma­ción. El Go­vern ha crea­do el RIS3CAT co­mo res­pues­ta a la exi­gen­cia­de­laCo­mi­sió­nEu­ro­pea­que los es­ta­dos y re­gio­nes ela­bo­ren es­tra­te­gias de in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción pa­ra la es­pe­cia­li­za­ción in­te­li­gen­te y que, se­gún la po­lí­ti­ca de la Ge­ne­ra­li­tat, tie­ne que con­tri­buir al cre­ci­mien­to in­dus­trial ca­ta­lán.

Pa­ra po­ten­ciar es­te cre­ci­mien­to, ade­más, ha­ría fal­ta una re­duc­ción de los cos­tes ener­gé­ti­cos; más se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y fis­cal pa­ra ha­cer au­men­tar las in­ver­sio­nes; el in­cre­men­to del cré­di­to pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas y que, sin dis­mi­nuir la se­gu­ri­dad pa­ra las per­so­nas y las ins­ta­la­cio­nes, se sim­pli­fi­quen los trá­mi­tes bu­ro­crá­ti­cos. En cual­quier ca­so, ne­ce­si­ta­mos un Es­ta­do que apues­te por la economía pro­duc­ti­va pa­ra que Ca­ta­lun­ya si­ga sien­do, de to­das pa­sa­das, un país in­dus­trial de pri­mer or­den.

ÀLEX GAR­CIA

Los go­bier­nos se es­tán dan­do cuen­ta que la economía in­dus­trial es la que crea más va­lor aña­di­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.