Maersk: el im­pe­rio ma­rí­ti­mo si­gue cre­cien­do

Su fi­lial APM Ter­mi­nals ha com­pra­do es­ta se­ma­na la bar­ce­lo­ne­sa TCB, uno de los ma­yo­res gru­pos de trans­por­te de Es­pa­ña

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS - Ja­vier Or­te­ga Fi­guei­ral

Ha si­do una de las gran­des ope­ra­cio­nes por­tua­rias y del trans­por­te en ge­ne­ral de los úl­ti­mos tiem­pos: la fa­mi­lia Pé­re­zMau­ra ce­rró es­ta se­ma­na la ven­ta del 60,5% de la bar­ce­lo­ne­sa Grup Ma­ri­tim TCB, pro­pie­ta­ria de on­ce ter­mi­na­les de con­te­ne­do­res a APM. Con es­ta ope­ra­ción, la fi­lial del po­de­ro­so Maersk Group pa­sa a con­tro­lar seis ter­mi­na­les más en Es­pa­ña (Bar­ce­lo­na, Va­len­cia, Za­ra­go­za, San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe y Gi­jón) cua­tro en Amé­ri­ca (Cu­ba, Brasil, Mé­xi­co y Gua­te­ma­la) y una en Tur­quía (Es­mir­na).

Es­tos on­ce cen­tros que has­ta aho­ra for­ma­ban par­te de TCB, em­pre­sa fun­da­da en 1972 co­mo Ter­mi­nal de Con­te­ne­do­res Bar­ce­lo­na SL, per­mi­ti­rán que APM ten­ga a par­tir de aho­ra 74 ins­ta­la­cio­nes en 40 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes y for­ma­rán par­te de uno del gru­po de trans­por­te ma­rí­ti­mo más im­por­tan­te del pla­ne­ta: Maersk Group, la so­cie­dad con el ca­rac­te­rís­ti­co lo­go­ti­po de la estrella blan­ca de sie­te pun­tas y el om­ni­pre­sen­te azul ópa­lo que el año pa­sa­do fac­tu­ró 42.200 mi­llo­nes de eu­ros, tu­vo 4.600 mi­llo­nes de be­ne­fi­cios y su­peró los 89.000 em­plea­dos.

To­do ello na­ció en 1904, cuan­do el da­nés Ar­nold Pe­ter Mø­ller, hi­jo de un ma­tri­mo­nio lar­ga­men­te re­la­cio­na­do con el sec­tor ma­rí­ti­mo por am­bas fa­mi­lias, fun­dó con su pa­dre, el ca­pi­tán Pe­ter Mærsk Mø­ller, la com­pa­ñía de va­po­res Svend- borg con un úni­co bar­co de se­gun­da mano com­pra­do en Gran Bretaña. Ese fue el pri­mer pa­so de un cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial a par­tir de 1912, cuan­do el hi­jo qui­so vo­lar li­bre en el te­rreno de los ne­go­cios. La ex­pan­sión só­lo se vio in­te­rrum­pi­da du­ran­te la se­gun­da gue­rra mun­dial, cuan­do la com­pa­ñía, ya re­bau­ti­za­da co­mo Maersk, se ha­bía con­ver­ti­do en la se­gun­da na­vie­ra de su país, con una flo­ta de me­dio cen­te­nar de bar­cos. El co­la­bo­ra­cio­nis­mo de Di­na­mar­ca con la Ale­ma­nia Na­zi, le afec­tó do­ble­men­te, pues va­rios bar­cos fue­ron re­qui­sa­dos por los in­va­so­res de Di­na­mar­ca y por otro la­do el go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos no com­pen­só de­bi­da­men­te a la na­vie­ra por el uso de sus bar­cos du­ran­te la gue­rra. Am­bas cir­cuns­tan­cias hi­cie­ron per­der va­rios bu­ques y mu­cho di­ne­ro a la so­cie­dad.

A pe­sar de to­dos los pro­ble­mas, Ar­nold Pe­ter Mø­ller, nun­ca de­jó de creer en su em­pre­sa y vol­vió a ha­cer­la cre­cer crean­do nue­vas di­vi­sio­nes más allá del trans­por­te ma­rí­ti­mo a par­tir de la se­gun­da mi­tad del si­glo XX. La pri­me­ra fue Maersk Oil, la úni­ca com­pa­ñía del gru­po que el año pa­sa­do no tu­vo be­ne­fi­cios, sino nú­me­ros ro­jos de unos 800 mi­llo­nes de eu­ros, una ex­cep­ción den­tro de un hol­ding que ac­tual­men­te tie­ne cin­co gran­des di­vi­sio­nes.

La más im­por­tan­te es Maersk Li­ne, prin­ci­pal trans­por­tis­ta ma­rí­ti­ma de con­te­ne­do­res, con una plan­ti­lla de 32.600 em­plea­dos, una flo­ta que ya ha su­pe­ra­do los 600 bar­cos y tie­ne 3.400.000 con­te­ne­do­res pro­pios que lle­gan prác­ti­ca­men­te a los puer­tos de cual­quier lu­gar del mun­do. De he­cho, una de las cu­rio­si­da­des que enor­gu­lle­cen a los di­rec­ti­vos de es­ta di­vi­sión es que ca­da 15 mi­nu­tos al­gún bar­co de Maersk es­tá lle­gan­do a al­gu­na ciu­dad pa­ra car­gar y des­car­gar con­te­ne­do­res. En mu­chas oca­sio­nes es­to se ges­tio­na en al­gu­na de las ter­mi­na­les ma­rí­ti­mas del gru­po, que son la se­gun­da di­vi­sión más im­por­tan­te de la com­pa­ñía: APM ter­mi­nals, que tie­ne cer­ca de 21.000 em­plea­dos –una ci­fra a la que se aña­di­rán aho­ra los de TCB– y que el año pa­sa­do fac­tu­ró 3.900 mi­llo­nes de eu­ros. Su­man­do una ter­ce­ra pa­ta a esos bar­cos pro­pios que pue­den ope­rar en ter­mi­na­les del gru­po, es­tos pue­den re­ci­bir la asis­ten­cia de re­mol­ca­do­res pa­ra las ma­nio­bras de en­tra­da o sa­li­da del puer­to y es­tos po­drían per­te­ne­cer a APM Ship­ping Ser­vi­ces, que con 2.200 em­plea­dos fue crea­da el año pa­sa­do tras la fu­sión de cua­tro ope­ra­do­res de bu­ques au­xi­lia­res, co­mo los ya men­cio­na­dos re­mol­ca­do­res, las ga­so­li­ne­ras flo­tan­tes o tam­bién de bu­ques de asis­ten­cia a pla- ta­for­mas pe­tro­lí­fe­ras o de gas, en­car­ga­dos de lle­var pro­vi­sio­nes, re­pues­tos o cual­quier ma­te­rial que se ne­ce­si­te en es­tos cen­tros de tra­ba­jo en me­dio de los océa­nos. Al­gu­nas de es­tas pue­den ser tam­bién par­te del gru­po, pues Maersk Dri­lling, es­pe­cia­li­za­da en tra­ba­jos de per­fo­ra­ción pa­ra en­con­trar gas y pe­tró­leo, es otra de las so­cie­da­des que es­tá ba­jo el gran pa­ra­guas da­nés. En su ca­so tie­ne 4.700 em­plea­dos y el año pa­sa­do fac­tu­ró cer­ca de 1.900 mi­llo­nes de eu­ros con sus tra­ba­jos de ex­plo­ra­ción ba­jo el le­cho de unos ma­res que si­guen ha­cien­do cre­cer a es­te po­de­ro­so hol­ding mun­dial di­ri­gi­do des­de Co­pen­ha­gue.

Ca­da 15 mi­nu­tos al­gún bar­co de Maersk lle­ga a al­gu­na ciu­dad pa­ra car­gar y des­car­gar con­te­ne­do­res APM tie­ne des­pués de es­ta com­pra 74 ins­ta­la­cio­nes en 40 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes

JOF

La ter­mi­nal de Maersk Group, en el puer­to de Al­ge­ci­ras

JOF

Un bar­co por­ta­con­te­ne­do­res de la flo­ta de Maersk en ple­na na­ve­ga­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.