El alia­do con­tra los pio­jos

Stop Mons­ters co­mer­cia­li­za el pri­mer as­pi­ra­dor de pio­jos pa­ra uso do­més­ti­co

La Vanguardia - Dinero - - CATALUNYA EMPRENDE - An­na Ca­ba­ni­llas

Stop Mons­ters, start

up crea­da ha­ce dos años por una pa­re­ja de em­pren­de­do­res bar­ce­lo­ne­ses, ha lan­za­do al mercado el pri­mer as­pi­ra­dor de pio­jos pa­ra uso pro­fe­sio­nal y do­més­ti­co, que erra­di­ca los in­sec­tos sin ne­ce­si­dad de po­ner nin­gún ti­po de agen­te quí­mi­co en la ca­be­za de los pe­que­ños. La idea sur­gió a me­dia­dos de 2012 cuan­do la em­pren­de­do­ra Neus Qui­ma­só –so­cia del pro­yec­to– lan­zó la pri­me­ra red de cen­tros an­ti- pio­jos Fui­gPoll, de los que ac­tual­men­te exis­ten más de un cen­te­nar dis­tri­bui­dos por to­do el es­ta­do es­pañol. “Em­pe­zó tra­ba­jan­do con un as­pi­ra­dor que en­con­tró por in­ter­net y que, rá­pi­da­men­te, vi­mos que po­día­mos me­jo­rar. De­ci­di­mos aso­ciar­nos y abor­dar el pro­yec­to”, cuen­ta Pep Cam­pa­ba­dal, co­fun­da­dor de Stop Mons­ters.

El apa­ra­to, que con­sis­te en un ac­ce­so­rio que se en­sam­bla a los as­pi­ra­do­res do­més­ti­cos tra­di­cio­na­les o los de ti­po tri­neo, se co­mer­cia­li­za ac­tual­men­te a tra­vés de 3 ca­na­les: en los cen­tros de tra­ta­mien­to de pe­dicu­losis Fuig Poll, a tra­vés de su tien­da on­li­ne stop­mons­ters.com y en el por­tal Ama­zon, des­de don­de sir­ven a di­fe­ren­tes pun­tos de Eu­ro­pa co­mo Fran­cia o Ale­ma­nia. “La gran ven­ta­ja que ofre­ce Stop Mons­ters res­pec­to a otros pro­duc­tos pre­sen­tes hoy en el mercado, es que es to­tal­men­te na­tu­ral, evi­tan­do po­ner agen­tes quí­mi­cos en la ca­be­za de los pe­que­ños, y que es re­uti­li­za­ble gra­cias a sus re­cam­bios, pu­dien­do ser uti­li­za­do, ade­más, pa­ra di­fe­ren­tes miem­bros de la fa­mi­lia”, aña­de el em­pren­de­dor.

La start-up, que rea­li­za to­da su pro­duc­ción en Cas­te­llar del Va­llés, es­tá ac­tual­men­te ce­rran­do acuer­dos con di­ver­sos dis­tri­bui­do­res con el fin de in­tro­du­cir sus pro­duc­tos en otros mer­ca­dos co­mo, por ejem­plo, Chile, Mé­ji­co o Ma­rrue­cos. “Al­re­de­dor de un 14% de la po­bla­ción in­fan­til en edad es­co­lar se ve afec­ta­da por los pio­jos, por lo me­nos, una vez en la vi­da y, so­lo los pa­dres y ni­ños que los han su­fri­do sa­ben lo mo­les­tos que son. Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que te­ne­mos un lar­go re­co­rri­do por de­lan­te”, ad­mi­te Cam­pa­ba­dal que sos­tie­ne que las ven­tas en pro­duc­tos de pa­ra­far­ma­cia pa­ra erra­di­car los pio­jos su­pe­ran los 13 mi­llo­nes de eu­ros anua­les en Es­pa­ña. Sin du­da, otro de los ob­je­ti­vos de la start

up es em­pe­zar a dis­tri­buir sus pro­duc­tos en el ca­nal far­ma­cia, así co­mo en los cen­tros de pe­lu­que­ría y de tra­ta­mien­to de pe­dicu­losis de to­do el es­ta­do, des­de don­de ya han re­ci­bi­do di­ver­sas pe­ti­cio­nes.

Stop Mons­ters, que ac­tual­men­te em­plea a dos per­so­nas, pre­vé ven­der 6.000 uni­da­des del as­pi­ra­dor an­ti­pio­jos du­ran­te es­te ejer­ci­cio y su­pe­rar los 200.000 eu­ros de fac­tu­ra­ción. El de­sa­rro­llo del apa­ra­to, así co­mo del sis­te­ma lo­gís­ti­co e in­for­má­ti­co, ha su­pues­to una in­ver­sión de 45.000 eu­ros por par­te de am­bos so­cios. Ade­más, la start-up ha re­ci­bi­do un prés­ta­mo sin in­tere­ses de 20.000 eu­ros de Ac­ció So­li­dà­ria con­tra l’Atur.

ARCHIVO

El de­sa­rro­llo del apa­ra­to, así co­mo del sis­te­ma lo­gís­ti­co e in­for­má­ti­co, ha su­pues­to una in­ver­sión de 45.000 eu­ros por par­te de am­bos so­cios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.