Po­nç, la voz su­rrea­lis­ta del Dau al Set

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Car­los Gar­cía-Osu­na

La obra plás­ti­ca de Joan Po­nç (Bar­ce­lo­na, 1927-Saint Paul de Ven­ce, Fran­cia, 1984) se man­tu­vo siem­pre fiel al es­pí­ri­tu su­rrea­lis­ta ma­gi­cis­ta que mar­có los co­mien­zos del gru­po Dau al Set en 1947, aven­tu­ra en que es­tu­vo acom­pa­ña­do por Tà­pies, Cui­xart, Tha­rrats, Bros­sa y Ar­nau Puig.

Po­nç crea, a tra­vés de sus pin­tu­ras, un mun­do alu­ci­nan­te lleno de sig­nos mis­te­rio­sos, mons­truos, per­so­na­jes in­só­li­tos, im­bui­dos en at­mós­fe­ras noc­tur­nas que nos trans­por­tan a un ám­bi­to de raíz kaf­kiano. Su len­gua­je pic­tó­ri­co se apo­ya fun­da­men­tal­men­te en el di­bu­jo, que des­de la dé­ca­da de los se­sen­ta del pa­sa­do si­glo al­can­za una ma­yor pre­ci­sión en sus re­cur­sos li­nea­les y ca­li­grá­fi­cos (no hay que ol­vi­dar que en la Bie­nal de Sao Pau­lo en 1965 fue ga­lar­do­na­do con el pre­mio de Di­bu­jo).

La ex­po­si­ción de la ga­le­ría Ma­yo­ral, que lle­va por tí­tu­lo El enig­ma, es­tá ar­gu­men­ta­da con 17 obras –di­bu­jos y pin­tu­ras–, da­ta­das en­tre 1947 y 1968, lo que quie­re de­cir que abar­ca un lus­tro an­tes de su par­ti­da de Bar­ce­lo­na y otro des­pués de su vi­da en Brasil, don­de re­si­dió en­tre 1953 y 1963 re­no­van­do su te­má­ti­ca en una pro­fun­di­za­ción en lo an­ces­tral y te­lú­ri­co de una cul­tu­ra que le ca­ló has­ta el tué­tano de los hue­sos con una rea­li­za­ción de se­ries de ca­be­zas y pá­ja­ros que tras­la­da­ron la tie­rra y el fir­ma­men­to a la dua­li­dad exis­ten­cial de los hu­ma­nos co­mo pa­tria in­di­vi­si­ble. Es­ta mues­tra, aus­pi­cia­da por el co­no­ci­mien­to crí­ti­co de Pi­lar Par­ce­ri­sas, ha con­ta­do con la co­la­bo­ra­ción de Mar Co­ro­mi­nas, viu­da del ar­tis­ta, y la Aso­cia­ción Joan Po­nç.

Los tra­ba­jos de Po­nç, du­ran­te su lar­ga tra­yec­to­ria, nos hablan de un mun­do de alu­ci­na­cio­nes que, sin em­bar­go, en el as­pec­to plás­ti­co y fi­lo­só­fi­co son deu­do­res del or­de­nan­cis­mo ce­zan­niano. El bestiario que reúnen sus com­po­si­cio­nes no pue­de en nin­gún ca­so vi­sua­li­zar­se en la na­tu­ra­le­za por­que es­tas cria­tu­ras son crea­cio­nes fe­bri­les de un ar­tis­ta que ha­lla en la mi­ra­da (en los ojos co­mo círcu­los en los que ca­ben las de­for­ma­cio­nes de­mo­nía­cas que vis­lum­bran los hu­ma­nos) to­dos los mis­te­rios, in­cor­po­ran­do, tras su eta­pa bra­si­lei­ra en la que im­po­ne una nue­va di­dác­ti­ca pa­ra el ar­te, las de­li­ran­tes pre­mo­ni­cio­nes aus­pi­cia­das por el co­no­ci­mien­to de la ma­gia, la bru­je­ría y el vu­dú, ade­más de pro­yec­tar una ca­pa­ci­dad oní­ri­ca tan pre­sen­te en el au­to­ma­tis­mo su­rrea­lis­ta co­mo en la lo­cu­ra.

‘SIN TI­TU­LO’ Obra de Joan Po­nç. Pre­cio:

5.000 eu­ros En la Ga­le­ría Ma­yo­ral de Bar­ce­lo­na. Te­lé­fono: 93-488-02-83

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.