Vuel­ve el mie­do

Te­mor a que una nue­va cri­sis fi­nan­cie­ra se su­per­pon­ga a la ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca

La Vanguardia - Dinero - - LAS CLAVES DEL PODER - MA­RIANO GUINDAL

Co­mo di­jo ha­ce más de un si­glo el 32.º pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos, Fran­klin De­lano Roo­se­velt, “de lo úni­co que te­ne­mos que te­ner mie­do es del pro­pio mie­do”. Es lo que nos es­tá su­ce­dien­do. El te­mor a que una nue­va cri­sis mun­dial se su­per­pon­ga a la fuer­te ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca que vi­ven Es­pa­ña y Ca­ta­lun­ya es­tá fre­nan­do las in­ver­sio­nes y es­tá pro­vo­can­do la sa­li­da de ca­pi­ta­les. Si es­ta ten­den­cia se ge­ne­ra­li­za­se, po­dría in­te­rrum­pir­se el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca ini­cia­da ha­ce un año y re­gre­sar a un es­ce­na­rio de des­truc­ción ma­si­va de em­pleo.

Se tra­ta de una hi­pó­te­sis que no ne­ce­sa­ria­men­te tie­ne que pro­du­cir­se, pe­ro que re­pre­sen­ta un es­ce­na­rio po­si­ble y que no po­de­mos de­jar de te­ner en cuen­ta. Lo cier­to es que ha re­apa­re­ci­do el mie­do, y así se ha vis­to en las úl­ti­mas se­ma­nas. La vo­la­ti­li­dad en los mer­ca­dos bur­sá­ti­les es­tá sien­do muy fuer­te y la bol­sa es­pa­ño­la evo­lu­cio­na peor que la ita­lia­na. Por ejem­plo, si nos fi­ja­mos en la pri­ma de ries­go o en los ti­pos de in­te­rés, de nue­vo se ha re­pro­du­ci­do el te­mi­do sor­pas­so, que po­ne de ma­ni­fies­to que los mer­ca­dos vuel­ven a con­fiar más en Ita­lia, a pe­sar de que no ha he­cho sus re­for­mas. To­do el tra­ba­jo de los úl­ti­mos años pa- ra dis­tan­ciar­nos del ries­go que re­pre­sen­tan Gre­cia e Ita­lia pa­re­ce no ha­ber ser­vi­do pa­ra na­da. La has­ta aho­ra ni­ña bo­ni­ta de An­ge­la Mer­kel apa­ren­te­men­te es in­ca­paz de lo­grar su ob­je­ti­vo de con­ver­tir­se en pun­to de re­fe­ren­cia de la Unión Eu­ro­pea.

To­dos los in­di­cios apun­tan a que po­dría­mos es­tar an­te un nue­vo ca­pí­tu­lo de la cri­sis fi­nan­cie­ra de 2007. Si bien, en es­ta oca­sión los detonantes se­rían Chi­na y los paí­ses emer­gen­tes. En los úl­ti­mos cua­tro años el pre­cio de las ma­te­rias pri­mas ha caí­do en un 41%, tan­to por un ex­ce­so de ofer­ta co­mo de es­ca­sez de la de­man­da. Es un da­to que siem­pre ha si­do el pre­lu­dio de las gran­des cri­sis eco­nó­mi­cas du­ran­te el úl­ti­mo si­glo.

Otro da­to a te­ner en cuen­ta es el he­cho que Wall Street lle­va 73 me­ses su­bien­do, lo que re­pre­sen­ta el se­gun­do ci­clo al­cis­ta ma­yor de la His­to­ria. Con to­do, el fac­tor más im­por­tan­te es la fuer­te vo­la­ti­li­dad y el mie­do que se re­fle­ja en­tre los in­ver­so­res an­te la in­cer­ti­dum­bre. El VIX, ín­di­ce de la Bol­sa de Chica­go que se to­ma co­mo re­fe­ren­cia pa­ra me­dir el “mie­do”, en los peo­res días de agos­to mar­có 54 pun­tos. A pe­sar de que en los días pos­te­rio­res se ha ido re­la­jan­do, si­gue en po­si­cio­nes muy al­tas. Una po­si­ble lec­tu­ra es que los in­ver­so­res, es­cal­da­dos an­te la quie­bra de Leh­man Brot­hers y la cri­sis en Eu­ro­pa, so­bre­rreac­cio­nan an­te cual­quier ti­po de no­ti­cia que pue­da con­ver­tir­se en el chis­pa­zo que pro­vo­que una es­tam­pi­da del di­ne­ro de los mer­ca­dos.

Es cier­to que en las pró­xi­mas se­ma­nas se espera el re­bo­te que em­pe­za­ron a re­fle­jar las bol­sas asiá­ti­cas el miér­co­les co­mo con­se­cuen­cia de los es­tí­mu­los fis­ca­les apro­ba­dos por el go­bierno de Pe­kín. Si bien, el da­to fun­da­men­tal se­rá la decisión que adop­te la Re­ser­va Fe­de­ral de EE.UU. so­bre los ti­pos. Los es­pe­cia­lis­tas es­tán di­vi­di­dos y cual­quier decisión se­rá ana­li­za­da con lu­pa.

Pa­ra Juan Ig­na­cio Cres­po, au­tor de Las dos pró­xi­mas re­ce­sio­nes (Deus­to) y uno de los me- jo­res ex­per­tos en mer­ca­dos, cree que la Fed su­birá ti­pos por pre­cau­ción y, so­bre to­do, pa­ra po­der ba­jar­los si se ini­cia una re­ce­sión. “El mercado siem­pre da una se­gun­da opor­tu­ni­dad pa­ra po­der sa­lir”. En su opi­nión, las in­quie­tan­tes jor­na­das de agos­to vol­ve­rán a re­pe­tir­se y los mer­ca­dos de ca­pi­ta­les su­fri­rán fuer­tes tur­bu­len­cias.

La fuer­te in­cer­ti­dum­bre in­ter­na­cio­nal afec­ta ne­ga­ti­va­men­te a Es­pa­ña. El pró­xi­mo año nues­tra economía ten­drá que re­fi­nan­ciar cré­di­tos por más de 300.000 mi- llo­nes. Una subida de ti­pos de in­te­rés ten­dría unos efec­tos de­mo­le­do­res so­bre el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción ini­cia­do ha­ce 18 me­ses. Lo in­quie­tan­te en es­te con­tex­to es que nues­tra pro­pia ines­ta­bi­li­dad ge­ne­ra­da por la po­lí­ti­ca do­més­ti­ca su­po­ne ju­gar con fue­go. Las elec­cio­nes del 27-S se con­vier­ten así en un fac­tor de des­es­ta­bi­li­za­ción de pri­mer or­den. Aun­que pro­ba­ble­men­te es­tán in­flu­yen­do más en la per­cep­ción de los mer­ca­dos las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 20 de di­ciem­bre. La po­si­bi­li­dad de que re­sul­te ven­ce­dor un go­bierno for­ma­do por par­ti­dos ra­di­ca­les de iz­quier­das pro­vo­ca mie­do.

Po­si­ble­men­te lo más in­quie­tan­te de to­do es que el pro­ce­so re­for­mis­ta que ha man­te­ni­do el PP se aca­be, co­mo ha co­men­ta­do en pri­va­do el go­ber­na­dor del Ban­co de Es­pa­ña, Luis Lin­de. No se tra­ta del te­mor a una es­pe­cie de fren­te po­pu­lar en el que par­ti­ci­pen Po­de­mos o Iz­quier­da Uni­da, sino que se dé mar­cha atrás en la re­for­ma la­bo­ral, en el ar­tícu­lo 135 que ga­ran­ti­za la es­ta­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria y en la re­for­ma de las pen­sio­nes pú­bli­cas. Cues­tio­nes to­das ellas anun­cia­das so­lem­ne­men­te por el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pedro Sán­chez.

Un cam­bio tan ra­di­cal en la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca man­te­ni­da has­ta el mo­men­to y que ha per­mi­ti­do a Es­pa­ña cre­cer a un rit­mo su­pe­rior al 3% y crear más de 600.000 em­pleos ne­tos, su­ma­do a un pro­ce­so so­be­ra­nis­ta en Ca­ta­lun­ya, su­pon­dría una car­ga de pro­fun­di­dad con­tra la re­cu­pe­ra­ción.

ZIPI / EFE

La vo­la­ti­li­dad en los mer­ca­dos bur­sá­ti­les es­tá sien­do muy fuer­te y la bol­sa es­pa­ño­la evo­lu­cio­na peor que las eu­ro­peas, in­clu­so la ita­lia­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.