Un mo­de­lo sin re­torno pa­ra la so­cie­dad

Ecoem­bes cri­ti­ca la im­plan­ta­ción del sis­te­ma de de­pó­si­to, de­vo­lu­ción y re­torno en Ca­ta­lun­ya por la ele­va­da in­ver­sión mí­ni­ma que im­pli­ca

La Vanguardia - Dinero - - ECONOMÍA VERDE - L. Fa­rràs

En los úl­ti­mos años han apa­re­ci­do voces que re­cla­man cam­bios en el mo­de­lo de ges­tión del re­ci­cla­je de los en­va­ses de be­bi­das. Un ejem­plo es el sis­te­ma de de­pó­si­to, de­vo­lu­ción y re­torno (SDDR). Pe­ro em­pre­sas del sec­tor co­mo Ecoem­bes po­nen en en­tre­di­cho la efec­ti­vi­dad e ido­nei­dad de es­te sis­te­ma, que con­sis­te en que el ciu­da­dano re­tor­ne los en­va­ses va­cíos al pun­to de ven­ta a cam­bio de una le­ve com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca.

Los im­pul­so­res del SDDR de­fien­den es­ta me­di­da co­mo una he­rra­mien­ta medioambiental y eco­nó­mi­ca, pe­ro se­gún Ecoem­bes la reali­dad y las ex­pe­rien­cias in­ter­na­cio­na­les cues­tio­nan su efi­cien­cia en am­bos ám­bi­tos y po­nen de ma­ni­fies­to que la im- plan­ta­ción ten­dría un im­por­tan­te cos­te pa­ra la so­cie­dad. La em­pre­sa con­si­de­ra que es­te sis­te­ma de re­ci­cla­do im­pli­ca un en­ca­re­ci­mien­to de la ces­ta de la com­pra, ya que el ciu­da­dano de­be­ría pa­gar más por ca­da pro­duc­to ad­qui­ri­do, a tra­vés de una fian­za que des­pués de­be­ría preo­cu­par­se de re­cu­pe­rar.

En opi­nión de Ecoem­bes, otro as­pec­to a te­ner en cuen­ta es el re­la­ti­vo al co­mer­cio, es­pe­cial­men­te al más pe­que­ño, ya que es­te mo­de­lo les obli­ga­ría a rea­li­zar con­si­de­ra­bles in­ver­sio­nes en ma­te­ria lo­gís­ti­ca pa­ra ges­tio­nar el sis­te­ma de de­pó­si­to, de­vo­lu­ción y re­torno de­bi­do a que las má­qui­nas ocu­pan un es­pa­cio que en mu­chos ca­sos no tie­nen. Só­lo en Ca­ta­lun­ya, su im­plan­ta­ción su­pon­dría la com­pra de 4.000 má­qui­nas de re­torno (con un cos­te de unos 20.000 eu­ros ca­da una) y la obli­ga­ción a al­re­de­dor de 19.500 co­mer­cios de ges­tio­nar­lo ma­nual­men­te, se­gún Ecoem­bes. Por otro la­do, se­gún un es­tu­dio de Sis­me­ga So­lu­cio­nes en­car­ga­do por Ecoem­bes, la im­plan­ta­ción del SDDR en Ca­ta­lun­ya re­que­ri­ría una in­ver­sión mí­ni­ma de 117 mi­llo­nes de eu­ros y unos cos­tes anua­les de ges­tión va­lo­ra­dos en 158 mi­llo­nes.

Se­gún An­to­nio Ba­rrón, di­rec­tor de co­mu­ni­ca­ción cor­po­ra­ti­va y mar­ke­ting de Ecoem­bes, la or­ga­ni­za­ción que se de­di­ca en Es­pa­ña al re­ci­cla­je de los en­va­ses di­ri­gi­dos al con­te­ne­dor ama­ri­llo y azul, “no ne­ce­si­ta­mos sis­te­mas que as­fi­xien al co­mer­cio, aho­guen y di­fi­cul­ten la ta­rea al ciu­da­dano y ade­más no apor­ten be­ne­fi­cios am­bien­ta­les, más si cabe cuan­do es­ta­mos cum­plien­do con cre­ces los ob­je­ti­vos de re­ci­cla­do co­mu­ni­ta­rios y, es­pe­cial­men­te, Ca­ta­lun­ya, don­de su ta­sa le si­túa co­mo una de las áreas más com­pro­me­ti­das en Eu­ro­pa en el cui­da­do de nues­tro entorno. En de­fi­ni­ti­va, de­be­mos cen­trar­nos en me­jo­rar el mo­de­lo que ya te­ne­mos”. Ecoem­bes se­ña­la ade­más el es­fuer­zo y efi­ca­cia del mo­de­lo ac­tual: só­lo en Ca­ta­lun­ya exis­ten hoy en día más de 32.994 con­te­ne­do­res mu­ni­ci­pa­les.

De la mis­ma opi­nión se mues­tra, San­dra An­guiano, res­pon­sa­ble de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les de Eco­vi­drio, la en­ti­dad que ges­tio­na el re­ci­cla­do de los en­va­ses de vi­drio. An­guiano apun­ta que “el ac­tual mo­de­lo de re­ci­cla­do de en­va­ses es el úni­co que ga­ran­ti­za un sis­te­ma pú­bli­co, uni­ver­sal y gra­tui­to pa­ra el ciu­da­dano, sos­te­ni­ble am­bien­tal y eco­nó­mi­ca­men­te pa­ra el con­jun­to de la so­cie­dad”. Y aña­de: “Se­ría un error re­ver­tir un mo­de­lo de éxi­to en cons­tan­te cre­ci­mien­to y que es­tá tan bien asi­mi­la­do por la ciu­da­da­nía ca­ta­la­na pa­ra obli­gar­les a ma­ne­jar una nue­va bol­sa de re­si­duos en ca­sa y a adap­tar­se a los ho­ra­rios co­mer­cia­les pa­ra re­ci­clar y con­se­guir, por lo tan­to, re­sul­ta­dos in­sig­ni­fi­can­tes. No me­re­ce la pe­na des­ti­nar re­cur­sos y trans­for­mar nues­tro mo­de­lo de ges­tión del re­ci­cla­je cuan­do la al­ter­na­ti­va ni es efi­cien­te ni be­ne­fi­cio­sa eco­nó­mi­ca ni me­dioam­bien­tal­men­te”.

Des­de Ecoem­bes y Eco­vi­drio se se­ña­la tam­bién otro pro­ble­ma de­ri­va­do del sis­te­ma de de­pó­si­to, de­vo­lu­ción y re­torno, re­la­cio­na­do con las emi­sio­nes de CO . “La lo­gís­ti­ca que im­pli­ca el SDDR pa­ra re­co­ger los re­si­duos y tras­la­dar­los afec­ta con­si­de­ra­ble­men­te en ma­te­ria medioambiental ya que, da­das las ca­rac­te­rís­ti­cas so­cia­les, de­mo­grá­fi­cas y co­mer­cia­les, es­te sis­te­ma ten­dría un peor ba­lan­ce am­bien­tal que el ac­tual sis­te­ma pú­bli­co”.

Ecoem­bes y Eco­vi­drio apun­tan co­mo fac­tor a con­si­de­rar el con­tex­to in­ter­na­cio­nal. “Ac­tual­men­te, el SDDR es tes­ti­mo­nial en Eu­ro­pa. Mien­tras que paí­ses co­mo Fran­cia, Reino Unido o Ir­lan­da lo han re­cha­za­do tras ana­li­zar sus re­sul­ta­dos, Ho­lan­da se ha pla­tea­do su des­man­te­la­mien­to y en Ale­ma­nia, se­gún el pro­pio di­rec­tor del sis­te­ma, el SDDR ape­nas apor­ta el 2,7% de la ta­sa glo­bal de re­ci­cla­do, con un cos­te tres ve­ces su­pe­rior al del sis­te­ma in­te­gra­do de ges­tión. Co­mo con­tra­po­si­ción se en­cuen­tra Bél­gi­ca, el país con ma­yor ta­sa de re­ci­cla­je de Eu­ro­pa, gra­cias a la ges­tión de sus en­va­ses con un sis­te­ma co­mo el im­plan­ta­do en nues­tro país”.

“Bél­gi­ca, el país con ma­yor ta­sa de re­ci­cla­je de Eu­ro­pa, cuen­ta con un sis­te­ma co­mo el es­pañol”

JOR­DI PLAY / ARCHIVO

Só­lo en Ca­ta­lun­ya exis­ten más de 32.994 con­te­ne­do­res mu­ni­ci­pa­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.