Un cam­po de mi­nas

La prin­ci­pal in­cer­ti­dum­bre es­ta se­ma­na ven­drá de la mano de la Fed

La Vanguardia - Dinero - - MERCADOS - Pri­mo González

To­mar de­ci­sio­nes de in­ver­sión se ha con­ver­ti­do en una es­pe­cie de pa­seo por un cam­po de mi­nas. Las in­cer­ti­dum­bres glo­ba­les son mu­chas, a las que aho­ra se aña­den las de­ri­va­das de la par­ti­cu­lar si­tua­ción po­lí­ti­ca es­pa­ño­la, en ple­na mu­ta­ción po­lí­ti­ca. Los fon­dos de in­ver­sión per­die­ron el pa­sa­do mes de agos­to un 2,18% de me­dia, una caí­da que se pue­de con­si­de­rar his­tó­ri­ca, ya que en épo­cas du­ras lo que caía por lo ge­ne­ral era la bol­sa, mien­tras la ren­ta fi­ja ha­cía de col­chón de se­gu­ri­dad. Aho­ra, has­ta la ren­ta fi­ja es un te­rri­to­rio pre­ña­do de ries­gos, has­ta el pun­to que la ren­ta va­ria­ble se ha con­ver­ti­do en al­gu­nos mo­men­tos en lo más fia­ble del mues­tra­rio de po­si­bles op­cio­nes de in­ver­sión.

Es­ta se­ma­na, la bol­sa ha vuel­to a caer con cier­ta con­sis­ten­cia mien­tras los ti­pos de in­te­rés más re­pre­sen­ta­ti­vos de la deu­da se han ele­va­do, in­cre­men­tan­do con ello no só­lo el di­fe­ren­cial de los bo­nos es­pa­ño­les con los ale­ma­nes (que se ha ido por en­ci­ma de los 140 pun­tos bá­si­cos) sino en­tre los bo­nos es­pa­ño­les y los ita­lia­nos. De he­cho, ha­cía dos años que los bo­nos es­pa­ño­les no pre­sen­ta­ban ren­ta­bi­li­da­des más al­tas que los ita­lia­nos.

A pe­sar de la ines­ta­bi­li­dad de los mer­ca­dos, en los fon­dos de in­ver­sión es­pa­ño­les si­gue en­tran­do di­ne­ro en tér­mi­nos ne­tos, es de­cir, en­tra más del que sa­le, aun­que los ajus­tes a la ba­ja en los pre­cios de los ac- ti­vos se re­fle­jan en la evo­lu­ción del pa­tri­mo­nio, que en es­te pa­sa­do mes de agos­to ha des­cen­di­do en po­co más de 4.000 mi­llo­nes de eu­ros.

Ca­si to­dos los ana­lis­tas si­guen apos­tan­do por la ren­ta va­ria­ble co­mo pa­sa­por­te más se­gu­ro ha­cia la ren­ta­bi­li­dad, ya que en la ren­ta fi­ja (sal­vo al­gu­nos seg­men­tos muy es­pe­cia­li­za­dos, co­mo los high yield) hay bas­tan­tes pa­pe­le­tas de ries­go. En los úl­ti­mos días, las co­sas in­clu­so han em­peo­ra­do con la re­ba­ja de la ca­li­fi­ca­ción de Brasil has­ta el bono ba­su­ra por par­te de la agen­cia de ca­li­fi­ca­ción S&P, una re­ba­ja que tam­bién es­tá te­nien­do con­se­cuen­cias pa­ra la ren­ta va­ria­ble es­pa­ño­la de­bi­do a la ele­va­da pre­sen­cia de com- pa­ñías es­pa­ño­las en es­te país.

Es­ta se­ma­na se des­pe­ja­rá uno de los fac­to­res de ries­go que gra­vi­tan so­bre el mercado, la decisión de la Re­ser­va Fe­de­ral (Fed) es­ta­dou­ni­den­se so­bre sus ti­pos de in­te­rés. Hay pro­nós­ti­cos pa­ra to­dos los gus­tos, aun­que han si­do tan­tos los ex­per­tos y or­ga­nis­mos que han recomendado a la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria de aquel país que de­je pa­ra más ade­lan­te cual­quier cam­bio en sus ti­pos que la ma­yo­ría se in­cli­na por pen­sar que es­ta decisión se apla­za­rá de nue­vo, aho­ra qui­zás has­ta di­ciem­bre.

Los fac­to­res de ries­go son tan nu­me­ro­sos que has­ta la va­ria­ble pa­re­ce dig­na de los más con­ser­va­do­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.