Bus­car en sep­tiem­bre

Los ex­per­tos re­co­mien­dan ac­ti­var las re­des so­cia­les, po­ten­ciar el ‘net­wor­king’ y en­viar el cu­rrí­cu­lum de for­ma proac­ti­va a las em­pre­sas

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Luis Ji­mé­nez

No se pue­de du­dar que la me­jo­ra sos­te­ni­da de los in­di­ca­do­res de em­pleo tie­ne ca­rác­ter es­truc­tu­ral. Pe­ro tam­bién ha de ad­ver­tir­se que es­ta­mos vi­vien­do un cam­bio de ra­san­te, evi­den­cia­do en los úl­ti­mos me­ses en for­ma de ra­len­ti­za­ción del rit­mo de cre­ci­mien­to, por lo que es muy ne­ce­sa­rio ac­ti­var me­ca­nis­mos pa­ra que el em­pleo de sep­tiem­bre a di­ciem­bre y de 2016 ten­ga un ca­rác­ter más só­li­do y per­mi­ta, se­guir re­ba­jan­do con ma­yor in­ten­si­dad la ci­fra de des­em­plea­dos y po­der aten­der las de­man­das de per­so­nal ca­pa­ci­ta­do que es­tán pi­dien­do las em­pre­sas y que, en oca­sio­nes, les cues­ta en­con­trar”.

An­dreu Cruañas pre­si­den­te de Asem­pleo, se­ña­la al­gu­nas de las cons­tan­tes que de­fi­ni­rán el em­pleo de los pró­xi­mos me­ses, sien­do la for­ma­ción ade­cua­da, la adap­ta­ción y la po­li­va­len­cia las ca­rac­te­rís­ti­cas que me­jor pue­den ha­cer va­ler quie­nes op­tan a un pues­to de tra­ba­jo o desean avan­zar en su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal.

La lle­ga­da de sep­tiem­bre es un buen mo­men­to pa­ra plan- tear­se nue­vas me­tas, pe­ro tam­bién re­sul­ta pro­pi­cio pa­ra que au­men­ten las preo­cu­pa­cio­nes. Quie­nes no es­tán có­mo­dos en su em­pleo o se ha­llan en pro­ce­so de bús­que­da, sue­len an­gus­tiar­se, ase­gu­ra Aran­cha Ji­mé­nez, di­rec­to­ra de Ope­ra­cio­nes de la Fun­da­ción Adec­co, “por­que tras el pa­rón es­ti­val re­gre­san a la in­cer­ti­dum­bre de no sa­ber qué su­ce­de­rá. Reanu­dar la mar­cha no siem­pre re­sul­ta sen­ci­llo y más aún si se es­tá des­em­plea­do, por­que los de­más vuel­ven a la vo­rá­gi­ne la­bo­ral mien­tras ellos se que­dan en ca­sa. Sen­tir frus­tra­ción y desáni­mo pue­de ser na­tu­ral”. OR­GA­NI­ZA­CIÓN Pa­ra ob­viar es­te ma­les­tar y te­ner me­jo­res re­sul­ta­dos, Ji­mé­nez re­co­mien­da, a quie­nes se ha­llan en esa si­tua­ción, que es­ta­blez­can un ho­ra­rio y ca­len­da­ri­cen sus ta­reas. “Lo pri­me­ro es ha­cer una agenda y es­ta­ble­cer una ru­ti­na dia­ria de ac­cio­nes. Co­mo si de asig­na­tu­ras se tra­ta­se, hay que ano­tar en ca­da una de ellas en un mar­co tem­po­ral, te­nien­do en cuen­ta que és­tas no tie­nen por­qué ser idén­ti­cas ca­da día, sino que po­de­mos va­riar el or­den y la na­tu­ra­le­za de las mis­mas pa­ra no caer en la mo­no­to­nía”.

La lle­ga­da del oto­ño es tam­bién el mo­men­to de es­ta­ble­cer nue­vas me­tas y de fi­jar nue­vos mé­to­dos. Por ejem­plo, “si nun­ca se han uti­li­za­do re­des so­cia­les pa­ra bus­car tra­ba­jo, es la oca­sión. Se pue­de asis­tir a fe­rias y even­tos, en­viar el cu­rrí­cu­lum de for­ma proac­ti­va a em­pre­sas (y no só­lo apun­tar­se a las ofer­tas de la red), acu­dir a or­ga­nis­mos es­pe­cia­li­za­dos, ha­cer más de­por­te pa­ra fa­vo­re­cer el bie­nes­tar emo­cio­nal, etc. Siem­pre se pue­de en­con­trar al­go con lo que me­jo­rar”.

‘NET­WOR­KING’ La for­ma más efi­caz de en­con­trar em­pleo o de me­jo­rar el que te­ne­mos es, no se de­be ol­vi­dar, el net­wor­king. Es la gen­te que se co­noz­ca y que apre­cie nues­tras ha­bi­li­da­des pro­fe­sio­na­les la que más pro­ba­ble­men­te ayu­de fi­nal­men­te a con­se­guir el ob­je­ti­vo. Sep­tiem­bre es el mo­men­to de in­ten­si­fi­car esa ta­rea y la vuel­ta de ve­rano es una bue­na ex­cu­sa pa­ra re­cu­pe­rar con­tac­tos y ha­cer de nue­vos.

Es, ade­más, una épo­ca de cam­bios en las em­pre­sas. Sue­le ha­ber trans­for­ma­cio­nes en la or­ga­ni­za­ción y en­tra­das y salidas de per­so­nal, por lo que se sue­len abrir bas­tan­tes opor­tu­ni­da­des. Ade­más de ac­tua­li­zar el cu­rrí­cu­lum, co­mo re­co­mien­da Ji­mé­nez, y “de dar­le ai­re nue­vo, cam­bian­do el di­se­ño, in­cor­po­ran­do una nue­va foto o aña­dien­do un apar­ta­do de per­fil pro­fe­sio­nal en el que se ex­pli­que cuál ha si­do nues­tra tra­yec­to­ria”, lo más im­por­tan­te es es­tar con los ojos (tam­bién los vir­tua­les) muy abier­tos pa­ra ras­trear dón­de pue­de ha­ber una op­ción de em­pleo. Ji­mé­nez se­ña­la que “hay que atre­ver­se con la can­di­da­tu­ra es­pon­tá­nea. No bas­ta con apun­tar­se a ‘lo que hay en la red’ sino que nos de­be­mos an­ti­ci­par a las ofer­tas de em­pleo. Hay que ha­cer un lis­ta­do de fir­mas dia­na y di­ri­gir­se di­rec­ta­men­te a su área de Re­cur­sos Hu­ma­nos”.

La for­ma­ción, la adap­ta­ción y la po­li­va­len­cia son im­pres­cin­di­bles pa­ra op­tar a un tra­ba­jo Sep­tiem­bre es el me­jor mo­men­to pa­ra es­ta­ble­cer me­tas pro­fe­sio­na­les y fi­jar nue­vos mé­to­dos La for­ma más efi­caz de en­con­trar em­pleo o de me­jo­rar el que se tie­ne es el ‘net­wor­king’

Se­gún los res­pon­sa­bles de re­cur­sos hu­ma­nos, sep­tiem­bre es un buen mo­men­to pa­ra re­to­mar con­tac­tos y ha­cer otros nue­vos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.