Las em­pre­sas pi­den fir­me­za con­tra el cam­bio cli­má­ti­co

Son ne­ce­sa­rios com­pro­mi­sos am­bi­cio­sos y vin­cu­lan­tes con ins­tru­men­tos y fi­nan­cia­ción su­fi­cien­te pa­ra que los even­tua­les acuer­dos pue­dan ser efec­ti­vos

La Vanguardia - Dinero - - FORO - En­ric Tin­to­ré

La lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co com­pro­me­te ca­da vez más a un ma­yor nú­me­ro de em­pre­sas y, en es­te sen­ti­do, exis­te una ac­ti­va par­ti­ci­pa­ción de nu­me­ro­sos gru­pos em­pre­sa­ria­les pa­ra co­la­bo­rar con la pró­xi­ma con­fe­ren­cia mun­dial del cli­ma de Pa­rís, que se ce­le­bra­rá en­di­ciem­bre. Así se ha pues­to de

JO­SEP EN­RIC LLEBOT

Se­cre­ta­rio de Me­di Ambient i Sos­te­ni­bi­li­tat de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lun­ya ma­ni­fies­to en una nue­va edi­ción de los En­cuen­tros en La Van­guar­dia , so­bre la em­pre­sa y el cam­bio cli­má­ti­co, ce­le­bra­da es­ta se­ma­na. La exi­gen­cia es que de es­ta pró­xi­ma con­fe­ren­cia de Pa­rís sal­gan com­pro­mi­sos am­bi­cio­sos y vin­cu­lan­tes pa­ra to­dos los sec­to­res, con ins­tru­men­tos efi­ca­ces y su­fi­cien­tes de apo­yo y de fi­nan­cia­ción pa­ra po­der cum­plir los ob­je­ti­vos en el mar­co de las res­pec­ti­vas es­tra­te­gias de ca­da em­pre­sa.

YO­LAN­DA BE­NI­TO

Di­rec­to­ra del de­par­ta­men­to de me­dio am­bien­te de Ciemat

En los En­cuen­tros de La Van­guar­dia han par­ti­ci­pa­do Yo­lan­da Be­ni­to, sub­di­rec­to­ra ge­ne­ral y di­rec­to­ra del de­par­ta­men­to de me­dioam­bien­te del Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes Ener­gé­ti­cas, Me­dioam­bien­ta­les y Tec­no­ló­gi­cas (Ciemat); El­vi­ra Car­les, di­rec­to­ra de la Fun­da­ción Em­pre­sa y Cli­ma (FEC); Do­min­go Ji­mé­nez Bel­trán, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ener­gías Re­no­va­ble; Jo­sep En­ric Llebot, se­cre­ta­rio de Me­di Ambient i Sos­te­ni­bi­li­tat de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta- lun­ya; Ja­vier Mar­tín Vi­de, cli­ma­tó­lo­go, ca­te­drá­ti­co de geo­gra­fía de la Uni­ver­si­tat de Bar­ce­lo­na, y Ja­net Sanz, te­nien­te al­cal­de de Eco­lo­gía, Ur­ba­nis­mo y Mo­vi­li­dad de Bar­ce­lo­na y con­ce­jal de Nou Ba­rris, jun­ta­men­te con Juan Ra­món Sil­va, di­rec­tor ge­ne­ral de área de sos­te­ni­bi­li­dad de Ac­cio­na y Pere Guar­dio­la, di­rec­tor ge­ne­ral co­mer­cial de Gru­po Go­dó, que han ac­tua­do de an­fi­trio­nes del de­ba­te . “So­mos mu­chas las em­pre­sas que, a tra­vés de di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas de di­ver­so al­can­ce, par­ti­ci­pa­mos ac­ti­va­men­te con la in­ten­ción de in­fluir en las ne­go­cia­cio­nes de Pa­rís, con la es­pe­ran­za de con­tri­buir a que los go­bier­nos to­men las me­di­das ne­ce­sa­rias pa­ra im­pe­dir que las con­se­cuen­cias del cam­bio cli­má­ti­co ad­quie­ran una in­ten­si­dad y unas di­men­sio­nes que es­ca­pen a nues­tro con­trol”, afir­ma Juan Ra­món Sil­va.

La con­fe­ren­cia de Pa­rís se pre­sen­ta co­mo cru­cial por­que de­be desem­bo­car en un acuer­do in­ter­na­cio­nal so­bre el cli­ma que per­mi­ta li­mi­tar el ca­len­ta­mien­to glo­bal a un ni­vel por de­ba­jo de 2ºC. Uno de­los úl­ti­mos in­for­mes mues­tra en el 2013 una re­duc­ción de la in­ten­si­dad de car­bono glo­bal del 1,2%. Es­ta es la ma­yor re­duc­ción lo­gra­da des­de el 2008, pe­ro no es su­fi­cien­te, ya que pa­ra evi­tar un au- men­to por en­ci­ma de los 2ºC, la des­car­bo­ni­za­ción de la economía mun­dial de­be­ría ser del 6,2% anual de aquí a el 2100. Si eso no se con­si­gue, el ci­ta­do to­pe se al­can­za­rá en el 2034, con un im­por­tan­te im­pac­to ne­ga­ti­vo pa­ra el con­jun­to del pla­ne­ta. Hay que te­ner pre­sen­te que pa­ra lo­grar el éxi­to en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co hay que lle­gar al ni­vel de emi­sio­nes ce­ro en el 2100 y que pa­ra ello hay que em­pe­zar a ac­tuar aho­ra. “El tiem­po de res­pues­ta se aca­ba”, afir­ma Yo­lan­da Be­ni­to.

To­dos los asis­ten­tes en el de­ba­te coin­ci­den con Yo­lan­da Be­ni­to en que es ne­ce­sa­ria una ma­yor con­cien­cia­ción de la so­cie­dad y de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción so­bre la gra­ve­dad del pro­ble­ma del ca­len­ta­mien­to de la Tie­rra, de mo­do que sean los ciu­da­da­nos los que exi­jan a los go­bier­nos ma­yo­rim­pli­ca­ción en la adop­ción de me­di­das le­gis­la­ti­vas y fis­ca­les pa­ra com­ba­tir el cam­bio cli­má­ti­co.

Un

JJUAN RA­MÓN SIL­VA

Di­rec­tor ge­ne­ral del área de sos­te­ni­bi­li­dad de Ac­cio­na

gru­po

des­ta­ca­do de las em­pre­sas que con­tri­bui­mos a im­pul­sar la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, y des­de lue­go Ac­cio­na, nos sen­ti­mos ple­na­men­te legitimados pa­ra exi­gir la adop­ción de me­di­das am­bi­cio­sas y ur­gen­tes fren­te al ca­len­ta­mien­to del pla­ne­ta pro­du­ci­do por la ac­ti­vi­dad hu­ma­na, ya que es una reali­dad que em­pie­za a crear in­nu­me­ra­bles pro­ble­mas”, ex­pli­ca Juan Ra­món Sil­va. “Las em­pre­sas tra­di­cio­na­les –aña­de– son tam­bién cons­cien­tes de que van a te­ner que cam­biar”.

“Ya no hay sec­tor ni ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial que no es­té afec­ta­da, en ma­yor o me­nor me­di­da, por el cam­bio cli­má­ti­co, y las con­se­cuen­cias eco­nó­mi­cas de es­te fe­nó­meno medioambiental son ya una reali­dad que de­ter­mi­nan el día a día de las em­pre­sas sea cual sea su ta­ma­ño”, afir­ma El­vi­ra Car­les. “Es inevi­ta­ble –aña­de– la ne­ce­si­dad de un mo­de­loe­co­nó­mi­co­ba­joen­car­bono y eso de­be apren­der­se a ges­tio­nar. Las em­pre­sas pi­den he­rra­mien­tas y nor­mas cla­ras pa­ra que pue­dan apli­car­se y desa­rro­llar­se los even­tua­les acuer­dos de la cum­bre de Pa­rís. Tie­nen que sa­lir con­clu­sio­nes cla­ras, que in­vo­lu­cren a po­lí­ti­cos, em­pre­sas y oe­ne­gés pa­ra que to­dos pue­dan te­ner una vi­sión de con­jun­to y tam­bién con­cre­tar lo que co­rres­pon­de asu­mir por ca­da una de las par­tes”.

Al res­pec­to, Ja­vier Mar­tín di­ce que “la gen­te no es cons­cien­te de que las em­pre­sas pue­den ju­gar un pa­pel muy ac­ti­vo en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co. Pa­ra la opi­nión pú­bli­ca son los ma­los de la pe­lí­cu­la cuan­do, en reali­dad, son los ac­to­res fun­da­men­ta­les pa­ra po­der te­ner éxi­to en el ob­je­ti­vo de de­te­ner el ca­len­ta­mien­to del pla­ne­ta. Hay que te­ner en­cuen­ta­que­pa­ra­las­pro­pias em­pre­sas la sos­te­ni­bi­li­dad es una cues­tión de su­per­vi­ven­cia ya que la ex­plo­ta­ción sin fin de los re­cur­sos na­tu­ra­les ha lle­ga­do al lí­mi­te”.

“Las em­pre­sas y los ayun­ta­mien­tos –se­ña­la Ji­mé­nez– son los gran­des pro­ta­go­nis­tas de­la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co. Pien­so que, en la prác­ti­ca, la ini­cia­ti­va de las em­pre­sas y de los ayun­ta­mien­tos se­rá más im­por­tan­te que la de los pro­pios es­ta­dos. Te­ner una agenda de ac­tua­cio­nes y ob­je­ti­vos de con­trol de las emi­sio- nes ser­vi­rá de es­tí­mu­lo pa­ra que to­dos los ac­to­res, fun­da­men­tal­men­te es­tos dos ci­ta­dos, pue­dan de­fi­nir sus ho­jas de ru­ta”.

To­dos los par­ti­ci­pan­tes coin­ci­den tam­bién en que fon­dos pa­ra fi­nan­ciar el pro­ce­so con­tra el cam­bio cli­má­ti­co so­nin­su­fi­cien­tes. Do­min­go Ji­mé­nez apun­ta que un sim­ple im­pues­to de diez eu­ros por tonelada de emi­sio­nes de CO se­ría su­fi­cien­te pa­ra­ob­te­ner­los400.000mi­llo­nes de eu­ros que se ne­ce­si­tan a ni­vel mun­dial­pa­ra­in­ver­ti­ren­re­no­va­bles y mo­di­fi­car las fuen­tes de­ge­ne­ra­ción de ener­gía. “Eso es cla­ve pa­ra el cam­bio cli­má­ti­co, di­ce.

“La pa­ra­do­ja más pe­li­gro­sa–se­ña­la Juan Ra­món Sil­va– es que si bien prác­ti­ca­men­te to­dos los go­bier­nos se de­cla­ran preo­cu­pa­dos por el ca­len­ta­mien­to glo­bal es­tán fo­men­tán­do­lo a tra­vés de los sub­si­dios alos com­bus­ti­bles­fó­si­les que, a es­ca­la mun­dial, el úl­ti­mo es­tu­dio del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal es­ti­ma en más de 530.000 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra 2015”.

“Una fis­ca­li­dad so­bre el car­bono a ni­vel in­ter­na­cio­nal es fun­da­men­tal –in­sis­te Jo­sep En­ric Llebot– , ya que los ac­tua­les mer­ca­dos de de­re­chos de emi­sión no fun­cio- nan por­que los pre­cios son ba­jos”

“El cam­bio cli­má­ti­co –aña­de– es un ca­ba­llo de Tro­ya pa­ra la trans­for­ma­ción de la so­cie­dad”. En es­te sen­ti­do to­dos los par­ti­ci­pan­tes coin­ci­de­nen­que­si­se­cam­biael­mo­de­lo ener­gé­ti­co, pa­ra re­du­cir las emi­sio­nes de C0 , se cam­bia el mo­de­lo eco­nó­mi­co, y que hay más ne­go­cio en el cam­bio de mo­de­lo ener­gé­ti­co que se­guir con el ac­tual.

Los go­bier­nos lo­ca­les tie­nen un gran pa­pel que ju­gar. Bar­ce­lo­na –ex­pli­ca Ja­net Sanz– quie­re re­cu­pe­rar el li­de­raz­go de la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, con ins­tru­men­tos y ac­cio­nes con­cre­tas que in­vo­lu­cren a los ciu­da­da­nos y las em­pre­sas, con un im­pul­so de las ener­gías re­no­va­bles, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, la mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble y un pac­to in­dus­trial pa­ra cam­biar los mo­de­los de pro­duc­ción.”

“Bar­ce­lo­na –aña­de– plan­tea un acuer­do in­ter­na­cio­nal en­tre las ciu­da­des del con­jun­to del país y del mun­do pa­ra im­pul­sar la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, con una agenda de acuer­dos vin­cu­lan­tes, que pue­da ser­vir de es­tí­mu­lo de ca­ra al acuer­do en Pa­rís”.

2

2

FO­TOS: RO­SER VI­LA­LLON­GA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.