Los me­jor re­mu­ne­ra­dos, cuán­to co­bran y por qué

Los sa­la­rios han subido en el úl­ti­mo año y las pers­pec­ti­vas pa­ra 2016 son bue­nas

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Luis Ji­mé­nez

Los sa­la­rios es­tán su­bien­do. Un in­for­me rea­li­za­do por Rands­tad re­ve­la que, en el úl­ti­mo año, el 27% de las com­pa­ñías ha me­jo­ra­do las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas de sus tra­ba­ja­do­res, un 64% las ha man­te­ni­do y so­lo un 7% las ha dis­mi­nui­do.

La re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y las bue­nas pers­pec­ti­vas que los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les pre­vén han mo­ti­va­do un cli­ma de op­ti­mis­mo, se­ña­la Jo­sep Ollo­nar­te, di­rec­tor de Rands­tad Pro­fes­sio­nal Ca­ta­lun­ya, lo cual ha pro­vo­ca­do ma­yor mo­vi­mien­to en el mercado y nue­vas pug­nas por atraer y re­te­ner em­plea­dos que ge­ne­ran va­lor. “La crea­ción de pues­tos de em­pleo y el au­men­to del ne­go­cio en las em­pre­sas mo­ti­van una com­pe­ten­cia por atraer y fi­de­li­zar el ta­len­to, y el sa­la­rio con­ti­núa sien­do el fac­tor más de­ter­mi­nan­te pa­ra ele­gir una em­pre­sa, por lo que una me­jo­ra de la re­tri­bu­ción su­po­ne una de las he­rra­mien­tas más úti­les de ne­go­cia­ción”. Ade­más, en un con­tex­to en el que la es­pe­cia­li­za­ción con­ti­núa sien­do es­ca­sa en re­la­ción a la de­man­da del mercado la­bo­ral, la au­sen­cia de per­fi­les muy con­cre­tos pro­vo­ca una ma­yor com­pe­ten­cia por con­tra­tar a es­te ti­po de pro­fe­sio­na­les.

Ade­más, la ur­gen­cia de asen­tar lo que fun­cio­na y de au­men­tar áreas de ne­go­cio ha pro­vo­ca­do que los pues­tos cla­ve cuen­ten con más op­cio­nes de ser me­jor re­tri­bui­dos. Fi­gu­ras co­mo el di­rec­tor fi­nan­cie­ro o el de ven­tas son per­fi­les estrella por­que, afir­ma Ollo­nar­te, “de ellos de­pen­den los re­sul­ta­dos eco­nó­mi­cos de las com­pa­ñías. En una re­ce­sión se bus­ca man­te­ner el vo­lu­men de ne­go­cio pa­ra po­der man­te­ner una po­si­ción al­ta­men­te com­pe­ti­ti­va en el mo­men­to de la re­cu­pe­ra­ción”. La crea­ción de nue­vos em­pleos y la di­na­mi­za­ción de la economía ge­ne­ran nue­vas opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio que las em­pre­sas es­tán apro­ve­chan­do. “De­be­mos ser cons­cien­tes, por tan­to, del cam­bio de pa­ra­dig­ma: la com­pe­ten­cia ya no es con la em­pre­sa de la re­gión o del país. Com­pe­ti­mos en un mercado glo­bal, en el que las em­pre­sas de­man­dan ta­len­to, que es lo que les otor­ga una ven­ta­ja res­pec­to a la com­pe­ten­cia. Si el fin úl­ti­mo de las em­pre­sas es con­se­guir y man­te­ner clien­tes. ¿Qué me­jor ma­ne­ra de con­se­guir­lo que a tra­vés de un buen di­rec­tor de ven­tas?”. ME­JO­RES RE­MU­NE­RA­CIO­NES El in­for­me Rands­tad ana­li­za cuál ha si­do el cam­bio en las re­tri­bu­cio­nes en ca­da uno de los sec­to­res, y cuá­les han si­do los pues­tos más be­ne­fi­cia­dos con la re­cu­pe­ra­ción. En el área de las fi­nan­zas, son los di­rec­to­res fi­nan­cie­ros (CFO) los tra­ba­ja­do­res con re­tri­bu­cio­nes más ele­va­das, con un sa­la­rio anual me­dio cer­cano a los 80.000 eu­ros. En el sec­tor de mar­ke­ting y ven­tas des­ta­can los sa­la­rios de los pro­fe­sio­na­les con un per­fil co­mer­cial. De me­dia, un di­rec­tor de ven­tas re­ci­be una re­tri­bu­ción eco­nó­mi­ca de 70.000 eu­ros. En el sec­tor de las in­ge­nie­rías, los má­na­gers y di­rec­to­res de áreas per­ci­ben un sa­la­rio que os­ci­la en­tre los 47.000 y 63.000 eu­ros anua­les de me­dia.

Es­te cre­ci­mien­to sa­la­rial no es pun­tual. Se­gún Ollo­nar­te, y co­mo su­bra­ya el in­for­me, “el 27% de em­pre­sas in­di­ca que ha subido la re­tri­bu­ción de sus tra­ba­ja­do­res en el úl­ti­mo año y es pro­ba­ble que es­ta ci­fra sea aún ma­yor de ca­ra a 2016. El 53% de las or­ga­ni­za­cio­nes en­cues­ta­das opi­na que la me­jo­ra sa­la­rio es im­por­tan­te, no es de­ci­si­vo, ya que “una vez se al­can­zan va­lo­res es­tán­dar en el mercado, de­ja de te­ner tan­to va­lor”. No to­dos los pro­fe­sio­na­les, en es­pe­cial aque­llos de ma­yor cua­li­fi­ca­ción, se mue­ven úni­ca­men­te por sa­la­rios. “En mu­chos ca­sos, un pro­yec­to atrac­ti­vo, una em­pre­sa don­de el em­plea­do ten­ga una ma­yor ca­pa­ci­dad de de­sa­rro­llo, la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar un em­pleo con pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal o la po­si­bi­li­dad de con­ci­liar son fac­to­res más de­ter­mi­nan­tes que el sa­la­rio pa­ra cam­biar o per­ma­ne­cer en un em­pleo”.

JA­VIER BAL­MES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.