Un go­bierno de ge­ren­tes en Ar­gen­ti­na

El pre­si­den­te elec­to ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, eli­ge mi­nis­tros con pa­sa­do em­pre­sa­rial

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - RO­BERT MUR BUE­NOS AI­RES

El pre­si­den­te elec­to ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, ha ele­gi­do mi­nis­tros con pa­sa­do em­pre­sa­rial pa­ra dar un fuer­te em­pu­je a la eco­no­mía del país.

La ines­pe­ra­da vic­to­ria de Mau­ri­cio Ma­cri en Ar­gen­ti­na se ex­pli­ca por va­rios mo­ti­vos. En bue­na par­te se de­be al cre­cien­te har­taz­go de la so­cie­dad con el es­ti­lo de go­ber­nar kirch­ne­ris­ta, pe­ro tam­bién a la ima­gen de ges­tor que lo­gró trans­mi­tir el pre­si­den­te elec­to ba­sán­do­se en su ex­pe­rien­cia de ocho años co­mo al­cal­de de Bue­nos Ai­res. O de do­ce años al fren­te del Bo­ca Ju­niors, sa­nean­do eco­nó­mi­ca­men­te el club de fút­bol y lle­ván­do­lo ala épo­ca más exi­to­sa de su his­to­ria.

“Mi ideo­lo­gía es el ha­cer, el re­sol­ver”, re­pi­te Ma­cri. Nun­ca sa­lió de su bo­ca re­co­no­cer­se co­mo li­be­ral con­ser­va­dor, que es la eti­que­ta que tie­ne Pro­pues­ta Re­pu­bli­ca­na (Pro), el par­ti­do que fun­dó tras la cri­sis del 2001. O co­mo cen­tro­de­re­chis­ta, te­nien­do en cuen­ta la trans­ver­sa­li­dad de Cam­bie­mos, la coa­li­ción que le ha lle­va­do a la Ca­sa Ro­sa­da, don­de hay ra­di­ca­les, pe­ro­nis­tas, cen­tris­tas, mi­li­tan­tes del Proy­ges­to­res in­de­pen­dien­tes.

In­ge­nie­ro ci­vil, el fu­tu­ro man­da­ta­rio es hi­jo de Fran­co Ma­cri, uno de los gran­des em­pre­sa­rios de Ar­gen­ti­na, en cu­ya com­pa­ñía tra­ba­jó co­mo prin­ci­pal eje­cu­ti­vo has­ta que los des­en­cuen­tros con su pa­dre a me­dia­dos de los no­ven­ta le lle­va­ron a aban­do­nar la em­pre­sa y cen­trar­se en el Bo­ca.

Por tan­to, Ma­cri ha ven­di­do a los ar­gen­ti­nos la idea de efi­cien­cia si el país se go­bier­na con téc­ni­cas de ges­tión em­pre­sa­rial y ha pre­sen­ta­do al ga­bi­ne­te que to­ma­rá po­se­sión el pró­xi­mo jue­ves co­mo “el me­jor equi­po en los úl­ti­mos cin­cuen­ta años”. Gran par­te de su mi­nis­tros y al­tos car­gos vie­nen di­rec­ta­men­te de la em­pre­sa pri­va­da o fue­ron eje­cu­ti­vos en su día, y al­gu­nos ni si­quie­ra tie­nen ex­pe­rien­cia en po­lí­ti­ca.

Se tra­ta de un go­bierno “ho­ri­zon­tal”, co­mo lo de­fi­ne Ma­cri, una de cu­yas pri­me­ras de­ci­sio­nes fue no de­sig­nar a un sú­per­mi­nis­tro de Eco­no­mía, sino un ga­bi­ne­te eco­nó­mi­co com­pues­to por seis car­te­ras: Ha­cien­da y Fi­nan­zas (Al­fon­so Prat-Gay), De­sa­rro­llo Pro­duc­ti­vo (Francisco Ca­bre­ra), Ener­gía y Mi­ne­ría (Juan José Aranguren), Trans­por­te (Gui­ller­mo Die­trich), Tra­ba­jo (Jorge Tria­ca) y Agri­cul­tu­ra (Ri­car­do Bur­yai­le).

No obs­tan­te, Prat-Gay, de ori­gen ca­ta­lán y que pre­si­dió el Ban­co Cen­tral (2002-2004) el úl­ti­mo año de Eduar­do Duhal­de y los pri­me­ros de Nés­tor Kirhc­ner, ten­drá un pa­pel pre­pon­de­ran­te. Su vi­ce­mi­nis­tro de Fi­nan­zas es Luis Capu­to, ex­pre­si­den­te de la fi­lial lo­cal del Deuts­che Bank y que tam­bién pa­só por JP Mor­gan.

Hay in­clu­so miem­bros del ga­bi­ne­te que has­ta el de día su nom­bra­mien­to eran pre­si­den­tes de fi­lia­les de mul­ti­na­cio­na­les en el país. Co­mo Aranguren, que es­ta­ba al fren­te de Shell y que man­tu­vo un en­fren­ta­mien­to abier­to con los Kirch­ner por no aca­tar la po­lí­ti­ca de pre­cios pú­bli­cos de la ga­so­li­na.

En el ca­so de Bur­yai­le, es un pro­duc­tor agro­pe­cua­rio que era vi­ce- pre­si­den­te de una de las pa­tro­na­les del sec­tor cuan­do el lla­ma­do con­flic­to del cam­po, en el 2008, le en­fren­tó du­ra­men­te al go­bierno de Cris­ti­na Fer­nán­dez por el im­pues­to a las ex­por­ta­cio­nes de so­ja. Tras aque­lla cri­sis, Bur­yai­le sal­tó a la po­lí­ti­ca y fue ele­gi­do dipu­tado.

De­los otros tres mi­nis­tros del ga­bi­ne­te eco­nó­mi­co, Ca­bre­ra y Die­trich ocu­pa­ban car­gos si­mi­la­res con Ma­cri en el go­bierno de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res, pe­ro an­tes ha­bían pa­sa­do por la ges­tión pri­va­da. Die­trich en su pro­pia em­pre­sa y Ca­bre­ra en el sec­tor fi­nan­cie­ro, tra­ba­jan­do en el ban­co HSBC, en­tre otros lu­ga­res. De De­sa­rro­llo Pro­duc­ti­vo –tam­bién de­no­mi­na­do mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción, a se­cas– de­pen­de­rá In­dus­tria y Co­mer­cio.

El sex­to in­te­gran­te de es­te mi­ni­ga­bi­ne­te, el de Tra­ba­jo, Jorge Tria- ca, es eco­no­mis­ta y dipu­tado, y no des­ta­ca su la­bor en el mun­do pri­va­do. Sin em­bar­go, es hi­jo de un in­flu­yen­te sin­di­ca­lis­ta ya fa­lle­ci­do y den­tro del Pro ha ac­tua­do co­mo en­la­ce con las cen­tra­les obre­ras y es­pe­cial- men­te con la CGT de Hu­go Moyano, opo­si­tor al kirch­ne­ris­mo só­lo en los úl­ti­mos años, que ya ne­go­cia con el pre­si­den­te elec­to ga­ran­ti­zar la paz so­cial al ini­cio de su man­da­to.

Es­ta su­pe­rárea eco­nó­mi­ca se­rá coor­di­na­da por el pri­mer mi­nis­tro, Mar­cos Pe­ña, cu­yo car­go se de­no­mi­na ofi­cial­men­te je­fe de ga­bi­ne­te. Pe­ña es un po­li­tó­lo­go de 38 años que ha ocu­pa­do el mis­mo pues­to du­ran­te la al­cal­día de Ma­cri y es su per­so­na de ma­yor con­fian­za en el eje­cu­ti­vo, ha­bien­do si­do ade­más di­rec­tor de la cam­pa­ña.

Pe­ña no es eco­no­mis­ta pe­ro ha fi­chad o a dos CE O de em­pre­sas co­mo vi­ce­je­fes de ga­bi­ne­te pa­ra coor­di­nar al equi­po eco­nó­mi­co: Ma­rio Quintana, pro­pie­ta­rio de la ca­de­na de farmacias Far­ma­city y del fon­do de in­ver­sión Pe­gas us, y Gust avo Lo­pe­te­gui, que has­ta su nom­bra­mien­to era pre­si­den­te de­la fi­lial de la ae­ro­lí­nea chi­leno bra­si­le­ña La­tam

Fue­ra del mi­ni­ga­bi­ne­te hay car­te­ras trans­ver­sa­les que ten­drán in­ci­den­cia en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, co­mo Tu­ris­mo (Gus­ta­vo San­tos); Mo­der­ni­za­ción (An­drés Ibarra), que se ocu­pa­rá de la re­for­ma y di­gi­ta­li­za­ción de la ad­mi­nis­tra­ción; Co­mu­ni­ca­cio­nes (Óscar Aguad), del área de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes; o In­te­rior (Ro­ge­lio Fri­ge­rio).

A di­fe­ren­cia de Es­pa­ña, In­te­rior no in­clu­ye Se­gu­ri­dad –otro mi­nis­te­rio–, que tam­bién ten­drá pe­so eco­nó­mi­co, es­pe­cial­men­te en las lla­ma­das eco­no­mías re­gio­na­les y la re­la­ción del go­bierno cen­tral con las pro­vin­cias au­to­nó­mi­cas. De he­cho, Fri­ge­rio es uno de los ideó log os del pro­gra­ma eco­nó­mi­co ma­cris ta y has­ta su de­sig­na­ción era pre­si­den­te del ban­co Ciu­dad, en­ti­dad pú­bli­ca del ayun­ta­mien­to por­te­ño.

Otros mi­nis­tros tam­bién pa­sa­ron por el sec­tor pri­va­do, co­mo el de Cul­tu­ra, Pa­blo Ave­llu­to, que fue di­rec­ti­vo en edi­to­ria­les co­mo Pla­ne­ta y Ran­dom Hou­se; o la de Ex­te­rio­res, Su­sa­na Mal­co­rra, que an­tes de con­ver­tir­se en je­fa de ga­bi­ne­te del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la ONU, fue pre­si­den­ta de Telecom Ar­gen­ti­na o tra­ba­jó más de una década en IBM.

La in­clu­sión de tan­tos mi­nis­tros con per­fil em­pre­sa­rial ge­ne­ra sus­pi­ca­cias, es­pe­cial­men­te en­tre el kirch­ne­ris­mo y em­pe­zan­do por la pre­si­den­ta Fer­nán­dez que en su pri­mer dis­cur­so tras la de­rro­ta di­jo: “Un país no es una em­pre­sa”.

Sin em­bar­go, tam­bién son mu­chas las vo­ces que con­si­de­ran muy positivo pa­ra el país el en­fo­que ge­ren­cial del fu­tu­ro go­bierno. En es­te sen­ti­do, Clau­dio Ce­sa­rio, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ban­cos de Ar­gen­ti­na (ABA), que agru­pa a las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras de ca­pi­tal ex­tran­je­ro, di­ce a Di­ne­ro que el con­se­jo de mi­nis­tros de Ma­cri es com­pa­ra­ble al Ba­rça. “El pro­ble­ma que ten­drá el je­fe de ga­bi­ne­te se­rá ma­ne­jar a fi­gu­ras de mu­cha tra­yec­to­ria y cu­rrí­cu­lum, igual que el en­tre­na­dor del Barcelona con fi­gu­ras co­mo Mes­si, Ney­mar o Inies­ta, don­de to­dos tra­ba­jan en equi­po”, in­di­ca Ce­sa­rio. “Es­ta­mos to­dos muy im­pre­sio­na­dos, creo que el ga­bi­ne­te es muy bueno, es­tá re­co­no­ci­do in­ter­na­cio­nal men­te y el cli­ma de ne­go­cios va a ser bueno”, agre­ga.

El mi­ni­ga­bi­ne­te eco­nó­mi­co de seis mi­nis­tros se­rá coordinado por dos ex CEO Pa­ra el pre­si­den­te de la ABA el con­se­jo de mi­nis­tros de Ma­cri es com­pa­ra­ble al Ba­rça. por sus fi­gu­ras

JUAN MABROMATA / AFP

El fu­tu­ro man­da­ta­rio de Ar­gen­ti­na, Mau­ri­cio Ma­cri, es hi­jo de uno de los gran­des em­pre­sa­rios del país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.