La pri­me­ra tin­to­re­ría on li­ne

La­va­loc­ker ha ges­tio­na­do más de 10.000 pe­di­dos de la­van­de­ría de 2.500 usua­rios des­de el 2013

La Vanguardia - Dinero - - CATALUNYA EMPRENDE - An­na Ca­ba­ni­llas A. Ca­ba­ni­llas

La­va­loc­ker, la pri­me­ra tin­to­re­ría on li­ne del es­ta­do, ha ce­rra­do su se­gun­da ron­da de in­ver­sión por va­lor de 225.000 eu­ros, que de­di­ca­rá al de­sa­rro­llo de una ta­qui­lla in­te­li­gen­te que per­mi­ta al usua­rio de­jar sus pren­das tex­ti­les y se­lec­cio­nar –a mo­do de má­qui­na de ven­ding– los ser­vi­cios que quie­re con­tra­tar: tin­to­re­ría, plan­cha­do oa­rre­glos, en­tre otros. Con es­te nue­vo pa­so, la star­tup bar­ce­lo­ne­sa pre­ten­de aña­dir va­lor a un­sec­tor tan tra­di­cio­nal co­mo el de la tin­to­re­ría y fran­qui­ciar su mo­de­lo de ne­go­cio. “Nues­tra ex­pe­rien­cia en el mer­ca­do co­mo tin­to­re­ría on li­ne nos ha de­mos­tra­do que ofre­ce­mos un ser­vi­cio que la so­cie­dad ne­ce­si­ta­ba. Con la ta­qui­lla in­te­li­gen­te pre­ten­de­mos que las em­pre­sas del sec­tor de to­da la vi­da pue­dan adap­tar­se a es­te nue­vo pa­ra­dig­ma, sin la ne­ce­si­dad de rea­li­zar gran­des in­ver­sio­nes co- La apli­ca­ción pa­ra im­pri­mir fo­to­gra­fías des­de el te­lé­fono mó­vil, Pa­per Lo­ver, ha su­pe­ra­do los 20.000 pe­di­dos des­de su pues­ta en mar­cha ha­ce dos años. Su crea­do­ra, la pu­bli­cis­ta bar­ce­lo­ne­sa Gui­ller­mi­na Ro­sés, de­ci­dió em­pren­der­laa­ven­tu­raem­pre­sa­rial con el fin de recuperar el va­lor de las fo­to­gra­fías en pa­pel. “Du­ran­te unas va­ca­cio­nes me per­ca­té de­queaun­queho­yen­día mo mon­tar una tien­da on li­ne o dis­po­ner­deun­sis­te­ma­lo­gís­ti­co­de­ma­sia­do com­ple­jo”, sus­cri­be Ed­ward Ha­mi­ton, fun­da­dor de La­va­loc­ker. “La idea es que es­tos ne­go­cios pue­dan dis­po­ner de una ta­qui­lla in­te­li­gen­te, que les per­mi­ta ofre­cer su ser­vi­cio los 365 días del año, y que al usua­rio le def­le­xi­bi­li­dad pa­ra ha­cer sus en­car­gos cuan­do le pa­rez­ca”, si­gue el em­pren­de­dor, que pre­vé lan­zar la ta­qui­lla in­te­li­gen­te du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre de 2016.

En la ac­tua­li­dad, el 80% de los in­gre­sos de La­va­loc­ker pro­ce­den del ser­vi­cio de ta­qui­llas de tin­to­re­ría que tie­nen re­par­ti­das en­tre di­ver­sos edi­fi­cios de ofi­ci­nas co­mo, por ejem­plo, el Worl­dT­ra­de Cen­tre, lo­ca­les co­mer­cia­les o in­clu­so en gim- Ed­ward Ha­mi­ton, fun­da­dor de La­va­loc­ker em­plea a 10 per­so­nas y cuen­ta con una tin­to­re­ría fí­si­ca en el cen­tro de Barcelona, pre­vé ce­rrar el pre­sen­te ejer­ci­cio su­peran­do los 500.000 eu­ros de fac­tu­ra­ción se ha­cen más fo­tos que nun­ca pa­ra col­gar en las re­des so­cia­les, las gran ma­yo­ría de fo­to­gra­fías no lle­gan a sa­lir nun­ca del te­lé­fono. Y pen­sé en crear una sen­ci­lla apli­ca­ción que per­mi­tie­se en­viar­las a im­pri­mi­ren­po­cos­se­gun­dos”, di­ce Ro­sés.

Po­cos me­ses des­pués, la star­tup lan­za­ba su pri­mer pro­duc­to al mer­ca­do, una­ca­ji­ta­de­car­tón­per­so­na­li­za­da con un men­sa­je es­cri­to por el na­sios de la ca­pi­tal ca­ta­la­na. “Es un con­cep­to que ha ca­la­do muy bien so­bre to­do en las ofi­ci­nas, don­de los tra­ba­ja­do­res pue­den de­po­si­tar su ro­pa su­cia al lle­gar al tra­ba­jo, y 48 ho­ras des­pués re­co­ger­la lim­pia”, aña­de Ha­mil­ton. El res­to pro­vie­ne del ser­vi­cio de tin­to­re­ría a do­mi­ci­lio que han lan­za­do ha­ce 2 me­ses, y que per­mi­te al usua­rio es­co­ger a tra­vés de su we­ben­qué­fran­ja ho­ra­ria quie­re que pa­sen a re­co­ger la ro­pa y, pos­te­rior­men­te, a en­tre­gar­la.

Des­de su pues­ta en mar­cha a ini­cios de 2013, La­va­loc­ker ha rea­li­za­do más de 10.000 pe­di­dos y ha ges­tio­na­do pren­das de más de 2500 usua­rios. En­tre su car­te­ra de clien­tes se en­cuen­tran clien­tes par­ti­cu­la­res, ho­te­les, re­si­den­cias y apar­ta­men­tos tu­rís­ti­cos, en­tre otros. usua­rio y 47 ins­tan­tá­neas im­pre­sas 10x10 en su in­te­rior. El si­guien­te pro­duc­to idea­do por la em­pren­de­do­ra fue una pos­tal per­so­na­li­za­da con la fo­to­gra­fía y el tex­to que en­vía el usua­rio a tra­vés de la app y que la Pa­per Lo­ver en­vía por co­rreo or­di­na­rio a la di­rec­ción so­li­ci­ta­da, re­cu­pe­ran­do la tra­di­ción de en­viar pos­ta­les des­de el ex­tran­je­ro. Pa­ra la em­pren­de­do­ra, el va­lor di­fe­ren­cial de Pa­per Lo­ver, res­pec­to a otras em­pre­sas com­pe­ti­do­ras, es que no ba­sa su ofer­ta “en la im­pre­sión sim­ple de fo­to­gra­fías, sino en ofre­cer pro­duc­tos in­no­va­do­res pa­ra re­ga­lar fo­to­gra­fías co­mo el Pa­per Lo­ver Fol­der”.

La app, dis­po­ni­ble en ca­ta­lán, cas­te­llano e in­glés, rea­li­za la ma­yor par­te de sus ven­tas en el es­ta­do, aun­que ha re­ci­bi­do pe­di­dos de otros pun­tos de Eu­ro­pa co­mo, por ejem­plo, Por­tu­gal, Fran­cia o Ita­lia. Gui­ler­mi­na Ro­sés in­vir­tió 102.000 eu­ros pa­ra po­ner en mar­cha la

apli­ca­ción pa­ra mó­vi­les Pa­per Lo­ver ha­ce un par de años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.