Spin Master se cue­la es­ta Na­vi­dad en­tre los gran­des

El cen­tro de con­trol de “La Pa­tru­lla ca­ni­na” es­tá ago­ta­do des­de fi­na­les de no­viem­bre y se­rá ca­si im­po­si­ble que se re­pon­ga en las gran­des su­per­fi­cies

La Vanguardia - Dinero - - SELECTORES - Con­chi Lafraya CHA­SE.

Uno de los clá­si­cos di­se­ños de ju­gue­tes de Le­go, uno de los gran­des del sec­tor

Se­lla­ma“La­Pa­tru­lla Ca­ni­na” y es una lí­nea de ju­gue­tes de la em­pre­sa ca­na­dien­se Spin Master, en apa­rien­cia, un ju­ga­dor se­cun­da­rio en la gue­rra que li­bran las gran­des em­pre­sas del sec­tor en el mun­do, Le­go y Mat­tel. Con­ce­bi­da en 2013 co­mo una se­rie de di­bu­jos ani­ma­dos de ac­ción y aven­tu­ra pa­ra prees­co­lar de Keith Chap­man (PAW Con­tro­le­ne­lo­ri­gi­nal), Spi­nMas­ter ha di­se­ña­do­la­ma­yor­ga­ma­de pie­zas con ella re­la­cio­na­da. Y uno de ellos, el lla­ma­do “Cen­tro de Con­trol” es hoy ob­je­to de per­se­cu­ción y bús­que­da in­fruc­tuo­sa por los po­ten­cia­les clien­tes.

El mun­do del ju­gue­te es un cam­po­de­ba­ta­llae­nel­que­los­dos gran­des, Le­go­yMat­te­lli­bra­nu­na sor­da pug­na. Du­ran­te un año, la em­pre­sa da­ne­sa ha po­di­do arre­ba­tar el ce­tro. Pe­ro lo ha­bi­tual es que sea el fa­bri­can­te de Barbie la que va­ya por de­lan­te. Enes­pe­cial en uno de los gran­des mer­ca­dos mun­dia­les, los Es­ta­dos Uni­dos. Pe­ro de vez en cuan­do se cue­lan com­pe­ti­do­res. Éxi­tos ines­pe­ra­dos­que­rom­pe­nes­te­pa­trón. Es­lo que aca­ba de ocu­rrir con Spin Master y su “Pa­tru­lla Ca­ni­na”.

La se­rie de te­le­vi­sión mues­tra aun­gru­po­de­sie­te­ca­cho­rros, en­ca­be­za­dos por el pro­ta­go­nis­ta, Cha­se. Es­te pas­tor ale­mán po­li- cía y es­pía, jun­to a seis pe­rros más, así co­mo un ni­ño de diez años, Ry­der, que tra­ba­ja en equi­po con ellos rea­li­zan­do res­ca­tes es hoy el ob­je­to del de­seo de los más pe­que­ños.

En Es­pa­ña, la ma­yor par­te de ju­gue­tes re­la­cio­na­dos con es­ta se­rie de di­bu­jos ani­ma­dos es­tán ago­ta­dos, sal­vo al­gu­nos pe­lu­ches, es­tu­ches, mo­chi­las, ins­tru­men­tos mu­si­ca­les... Noe­sun­fe­nó­meno nue­vo: su­ce­dió la tem­po­ra­da pa­sa­da en otros paí­ses, co­moI­ta­lia.

La sor­pre­sa es­tá en que los más pe­que­ños no quie­ren pro­duc­tos que lle­ven su se­ri­gra­fía, sino los ani­ma­li­tos, sus cen­tros de tra­ba­jo y los vehícu­los que usan.

Ade­más de co­mer­cia­li­zar pie­zas re­la­cio­na­dos con dis­tin­tas series de di­bu­jos ani­ma­dos, Spin Master tam­bién pro­du­ce jue­gos tec­no­ló­gi­cos: en el 2013 ad­qui­rió la his­tó­ri­ca firma es­ta­dou­ni­den­se Mec­cano, con 113 años a sus es­pal­das. A raíz de esa ope­ra­ción cor­po­ra­ti­va, sus ven­tas cre­cen por en­ci­ma del 20% des­de los dos úl­ti­mos años.

Su dis­tri­bui­dor en Es­pa­ña es el gru­po vas­co Bi­zak, que tie­ne la ex­clu­si­vi­dad, pe­ro que ha si­do po­co pre­vi­so­ran­te­unae­le­va­da­de­man­da,

Es un pas­tor ale­mán, es­pía y siem­pre va con su ca­mión de po­li­cía y me­gá­fono. Es el lí­der. Y el pre­fe­ri­do de los ni­ños

AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.