Aho­rro con ries­go

El in­te­rés por los fon­dos ga­ran­ti­za­dos ha caí­do en pi­ca­do en tres años

La Vanguardia - Dinero - - MERCADOS | COYUNTURA - Pri­mo Gon­zá­lez

Han trans­cu­rri­do ca­si tres años des­de que los fon­dos de in­ver­sión ini­cia­ron su sen­da al­cis­ta, tan­to en pa­tri­mo­nio co­mo en en­tra­das ne­tas de di­ne­ro co­mo en nú­me­ro de par­tí­ci­pes. En es­tos tres años, el nú­me­ro de in­ver­so­res se ha in­cre­men­ta­do en cer­ca de 3,2 mi­llo­nes de cuen­tas de aho­rro, un cre­ci­mien­to sin pre­ce­den­tes en el sec­tor, que pue­de aca­bar pron­to en un cen­so de par­tí­ci­pes de ocho mi­llo­nes de in­ver­so­res.

Uno de los ras­gos más des­ta­ca­dos de es­ta ma­si­va afluen­cia de in­ver­so­res es el cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo que se ha pro­du­ci­do en la for­ma de in­ver­tir. Por ejem­plo, el pe­so de los in­ver­so­res en ren­ta va­ria­ble ha subido ya has­ta el 19% del to­tal, cuan­do ha­ce tres años re­pre­sen­ta­ba el 14%. Más re­le­van­te es el he­cho de que la in­ver­sión en ren­ta va­ria­ble es la se­gun­da en im­por­tan­cia por nú­me­ro de par­tí­ci­pes, de­trás de los fon­dos de ti­po mix­to, que re­pre­sen­tan un 22,5% del to­tal de los in­ver­so­res, tras un cre­ci­mien­to aún más es­pec­ta­cu­lar, ya que a fi­na­les del año 2012 re­pre­sen­ta­ban ape­nas un 7,4% del to­tal de par­tí­ci­pes. En los fon­dos de ti­po mix­to hay tam­bién in­ver­sión bur­sá­til, aun­que sue­le ser mi­no­ri­ta­ria.

Por ello, es­tos dos ti­pos de fon­dos, en los que el fac­tor ries­go re­sul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo o in­clu­so do­mi­nan­te, son los que han pro­ta­go­ni­za­do la es­ca­la­da al­cis­ta de los fon­dos de in­ver­sión en es­tos tres úl­ti­mos años, du­ran­te los cua­les los in­ver­so­res en fon­dos ga­ran­ti­za­dos han pa­sa­do del 41,0% del to­tal a ape­nas un 11,3%.

En vo­lu­men de aho­rro, los fon­dos mix­tos aca­pa­ran en la ac­tua­li­dad el 30,2% del to­tal y los de ren­ta va­ria­ble en sen­ti­do es­tric­to un 12,1%. En con­jun­to, es­tos dos gru­pos ca­na­li­zan el 42% del di­ne­ro de los fon­dos fren­te a un 16,4% tres años an­tes. El in­ver­sor es­pa­ñol, en su­ma, ha de­ja­do de ser un in­ver­sor con­ser­va­dor y con es­pí­ri­tu de­fen­si­vo pa­ra ir asu­mien­do que en el mun­do de la in­ver­sión es pre­ci­so, en las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias del mer­ca­do, asu­mir al­go de ries­go pa­ra ob­te­ner al­go de ren­ta­bi­li­dad a cam­bio. To­do ello en un mun­do en el que los ti­pos de in­te­rés es-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.