Pro­du­cir a tope, por­que nun­ca se sa­be

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Con las co­ti­za­cio­nes ba­jas mu­chos pro­yec­tos pe­tro­le­ros se es­tán aban­do­nan­do: en aguas pro­fun­das, las are­nas bi­tu­mi­no­sas de Ca­na­dá, el pe­tró­leo pe­sa­do de la fal­da del Ori­no­co de Ve­ne­zue­la, el Ár­ti­co... Des­de que em­pe­za­ron a ba­jar los pre­cios, las pe­tro­le­ras han re­du­ci­do un 20% sus in­ver­sio­nes en la ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción de hi­dro­car­bu­ros. “Es el re­cor­te más fuer­te en la his­to­ria del pe­tró­leo. Nun­ca se vie­ron dos años se­gui­dos de ba­ja­das”, di­jo Faith Bi­rol, di­rec­tor de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de la Ener­gía. Así, la pe­tro­le­ra BP ha eli­mi­na­do 4.000 pues­tos de tra­ba­jo, Shell otros 3.000. Los ba­lan­ces de las com­pa­ñías no cua­dran. Pe­se a to­do, el frac­king en EE.UU. si­gue a buen rit­mo. Los da­tos re­co­no­cen que la ex­trac­ción en es­te país em­pie­za a re­du­cir­se, pe­ro a un rit­mo muy­len­to. “La pro­duc­ción de EE.UU. es muy­re­sis­ten­te”, se­gún Bie­le­nis Vi­lla­nue­va, ana­lis­ta de Rys­tad Energy. ¿Có­mo es po­si­ble? Aquí en­tra en jue­go la gran ca­pa­ci­dad de la in­dus­tria norteamericana: la fle­xi­bi­li­dad. Una per­fo­ra­ción en una ro­ca cues­ta trein­ta ve­ces me­nos que ins­ta­lar una pla­ta­for­ma pe­tro­le­ra. Es una téc­ni­ca ca­si de quita y pon. “El frac­king ne­ce­si­ta po­co ca­pi­tal y hay mu­chos fon­dos de in­ver­sión dis­pues­tos a ac­tuar y a in­ver­tir el día que los pre­cios vuel­van a su­bir”, di­ce Sarah Emer­son, de la con­sul­to­ra Esai. El mer­ca­do sos­tie­ne que las co­ti­za­cio­nes pue­den apre­ciar­se de for­ma pau­la­ti­na en el fu­tu­ro. En­tre otras ra­zo­nes, por­que aho­ra el pre­cio es de­ma­sia­do irre­sis­ti­ble pa­ra los au­to­mo­vi­lis­tas que quie­ran ir­se de va­ca­cio­nes no lo ha­gan. De ahí que mu­chos pro­duc­to­res en el mundo se re­sis­ten a ce­rrar el gri­fo. Un ex­per­to po­ne el si­guien­te ejem­plo: “es como el res­tau­ran­te que si­gue ope­ran­do aunque ten­ga me­nos clien­tes por­que ne­ce­si­ta ca­ja ,aunque sea pa­ra pa­gar el al­qui­ler”. Lue­go es­tá el fac­tor me­dioam­bien­tal, que tam­bién in­flu­ye. Es cier­to que el cru­do só­lo se usa pa­ra ge­ne­rar el 5% de la elec­tri­ci­dad glo­bal, con lo que no com­pi­te con las re­no­va­bles (has­ta aho­ra). Pe­ro la cum­bre de Pa­rís ha en­via­do una se­ñal cla­ra: pue­de que mu­chos re­cur­sos fó­si­les en el fu­tu­ro va­yan a que­dar­se en el sue­lo. Por ello, los pro­duc­to­res tie­nen in­te­rés en sa­car las úl­ti­mas gotas como sea. Y si­guen pro­du­cien­do a tope.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.