Sin ar­gu­men­tos pa­ra las caí­das

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - JAU­ME PUIG DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE GVC GAES­CO GES­TIÓN

Mien­tras us­ted lee es­tas lí­neas, los pe­tro­le­ros de to­do el mundo es­tán na­ve­gan­do a una ve­lo­ci­dad en­tre un 5% y un 10% in­fe­rior a la ha­bi­tual. Con­si­guen con ello que los tra­yec­tos du­ren unos días más, tiem­po muy va­lio­so pa­ra al­ma­ce­nar un pe­tró­leo que no ca­be en los aba­rro­ta­dos de­pó­si­tos te­rres­tres. El con­su­mo de pe­tró­leo es­tá en sus ni­ve­les má­xi­mos his­tó­ri­cos, y pe­se a ello si­gue acu­mu­lán­do­se por un me­ro exceso de pro­duc­ción.

Mien­tras us­ted lee es­tas lí­neas, las 886 gran­des em­pre­sas que ya han pu­bli­ca­do sus re­sul­ta­dos tri­mes­tra­les en Es­ta­dos Uni­dos, Eu­ro­pa y Ja­pón, han sor­pren­di­do po­si­ti­va­men­te. Si bien las ci­fras de ven­tas han si­do glo­bal­men­te las es­pe­ra­das, en lo re­fe­ren­te a los be­ne­fi­cios por ca­da em­pre­sa que ha ob­te­ni­do unos re­sul­ta­dos in­fe­rio­res a los pre­vis­tos, 1,8 ha ob­te­ni­do re­sul­ta­dos me­jo­res. Geo­grá­fi­ca­men­te las sor­pre­sas de ven­tas han si­do me­jo­res en Eu­ro­pa, y las de be­ne­fi­cios, en Es­ta­dos Uni­dos.

Han si­do pre­ci­sa­men­te las em­pre­sas nor­te­ame­ri­ca­nas las pri­me­ras en si­tuar a los már­ge­nes em­pre­sa­ria­les en sus ni­ve­les má­xi­mos his­tó­ri­cos, y da­do que las subidas de már­ge­nes em­pre­sa­ria­les pre­ce­den a las de sa­la­rios, el sa­la­rio por ho­ra tra­ba­ja­da es­tá su­bien­do en Es­ta­dos Uni­dos des­de ha­ce ya un año, y cla­ro…. las subidas de sa­la­rios an­ti­ci­pan un con­su­mo ma­yor.

Mien­tras us­ted lee es­tas lí­neas, el PIB mun­dial es­tá cre­cien­do por en­ci­ma del 3%. El de Chi­na, por en­ci­ma del 6%. El de la In­dia, por en­ci­ma del 7%. Pri­ce­li­ne.com, el lí­der mun­dial de re­ser­vas on­li­ne de via­jes, y pro­pie­ta­rio de mar­cas como Boo­king, aca­ba de anun­ciar es­ta semana que el año 2015 sus re­ser­vas au­men­ta­ron un 10% en dó­la­res, y na­da me­nos que un 25% en di­vi­sa lo­cal. Sin du­da el mundo se mue­ve.

Mien­tras us­ted lee es­tas lí­neas, los múl­ti­plos de va­lo­ra­ción al que co­ti­zan las bol­sas son muy ba­jos. La bol­sa eu­ro­pea se pa­ga a 12,7 ve­ces los be­ne­fi­cios de es­te año y a 11,4 ve­ces los del año­que­vie­ne. El Ibex 35 a 12,6 y a 10,9 ve­ces res­pec­ti­va­men­te. No se co­rres­pon­den con un mundo en cre­ci­mien­to como el ac­tual.

Las bol­sas al­can­za­ron los ni­ve­les mí­ni­mos del año ha­ce ape­nas una semana. El Ibex 35 al­can­zó el ni­vel 7.746 y el Eu­ros­toxx 50 el ni­vel 2.680. Pe­se a que han subido un 7% y un 8% res­pec­ti­va­men­te des­de en­ton­ces, si­guen am­bos en te­rri­to­rio ne­ga­ti­vo des­de prin­ci­pios de año. El in­ver­sor que ven­dió ac­cio­nes la semana pa­sa­da, o bien no era co­no­ce­dor de la si­tua­ción ac­tual de las em­pre­sas y de­la economía mun­dial o, si lo era, po­si­ble­men­te pen­sa­ra que­la caí­da de las bol­sas es­ta­ba an­ti­ci­pan­do al­go des­co­no­ci­do. Qui­zás de­be­ría te­ner en cuen­ta que la ma­yo­ría de mie­dos que co­ti­zan las bol­sas aca­ban sien­do in­fun­da­dos, y que las co­ti­za­cio­nes sue­len re­cu­pe­rar­se a las po­cas se­ma­nas o me­ses.

EL MO­MEN­TO DE COM­PRAR

¿Y aho­ra qué? Las subidas cal­man a los in­ver­so­res yco­ne­llas el ra­cio­ci­nio ga­na de nue­vo te­rreno al mie­do. Es­pe­ra­mos que las em­pre­sas co­ti­za­das va­yan anun­cian­do nue­vos programas de re­com­pras de ac­cio­nes, com­ple­men­ta­rios a los exis­ten­tes. Es­pe­ra­mos que los in­ver­so­res de lar­go pla­zo va­yan vien­do que el cu­chi­llo ha caí­do ya, e in­ten­si­fi­quen a par­tir de aho­ra sus com­pras.

Pa­ra ello es ne­ce­sa­rio que se con­ven­zan de que las ven­tas for­za­das, las que ne­ce­sa­ria­men­te han te­ni­do que ha­cer los fon­dos so­be­ra­nos de los paí­ses pro­duc­to­res del pe­tró­leo o los fon­dos de in­ver­sión con lí­mi­te de ries­go en­tre otros, van re­mi­tien­do; de que per­ci­ban la in­co­mo­di­dad ac­tual de los se­gui­do­res de ten­den­cia, aque­llos in­ver­so­res que ven­den des­pués de que las co­ti­za­cio­nes ha­yan caí­do y que com­pran des­pués de que és­tas ha­yan subido; y de que vean ce­sar las re­co­men­da­cio­nes oca­sio­na­les, pu­ra­men­te co­mer­cia­les y en ab­so­lu­to fi­nan­cie­ras, que se die­ron ha­ce unos días, de­re­du­cir le­ve­men­te la ex­po­si­ción a ren­ta va­ria­ble pa­ra re­com­prar­la pos­te­rior­men­te cuan­do “las cir­cuns­tan­cias me­jo­ra­ran”. ¿Pre­ten­dían es­tas que el in­ver­sor ga­na­ra di­ne­ro, o úni­ca­men­te ali­viar tem­po­ral­men­te su pro­pia pre­sión? Ha­brá otros re­me­dios mu­cho más ba­ra­tos.

Ago­ta­dos, uno tras otro por in­con­sis­ten­tes, los teó­ri­cos ar­gu­men­tos que pre­ten­den jus­ti­fi­car es­tos des­cen­sos de prin­ci­pios de año, po­si­ble­men­te es­te­mos en el me­jor mo­men­to de com­pra, no ya de es­te año, sino pro­ba­ble­men­te de los pró­xi­mos años. ¿No que­da­rá una nue­va ex­cu­sa por ex­plo­tar? Cla­ro, que la cau­sa de los fu­tu­ros ma­les del mundo sean… los pro­pios des­cen­sos bur­sá­ti­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.