Mi­ni­bus in­te­li­gen­te so­lo con un clic

Shotl pro­po­ne un nue­vo sis­te­ma de mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble, ba­sa­do en el uso del te­lé­fono mó­vil

La Vanguardia - Dinero - - CATALUNYA EMPRENDE - An­na Ca­ba­ni­llas

En pleno de­ba­te so­bre la in­ci­den­cia que el uso de los vehícu­los pri­va­dos tie­nen en la al­ta con­ta­mi­na­ción que su­fren ciu­da­des como Bar­ce­lo­na (don­de se es­ti­ma que la con­ta­mi­na­ción cau­sa más de 3.500 muer­tes pre­ma­tu­ras al año en su área me­tro­po­li­ta­na), Shotl, una start-up tec­no­ló­gi­ca de Sant Cu­gat del Va­llès, pro­po­ne un nue­vo sis­te­ma de mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble, ba­sa­do en el uso del te­lé­fono mó­vil. “A tra­vés de la geo­lo­ca­li­za­ción y de un al­go­rit­mo pro­pio, nues­tra apli­ca­ción mó­vil re­la­cio­na el nú­me­ro de usua­rios que ne­ce­si­tan des­pla­zar­se en tiem­po real, con la dis­po­ni­bi­li­dad de vehícu­los Shotl, pa­ra pos­te­rior­men­te agru­par a aque­llos pa­sa­je­ros que tie­nen ru­tas coin­ci­den­tes en el en­torno ur­bano”, ex­pli­ca Isaac Lo­zano, co­fun­da­dor de Shotl.

Así, tras in­di­car su pun­to de ori­gen y de des­tino en la apli­ca­ción, el usua­rio pue­de con­cer­tar su tras­la­do en el mi­ni­bús Shotl que reali­ce la ru­ta más op­ti­mi­za­da, y co­no­cer el tiem­po de du­ra­ción del tra­yec­to. Tras acep­tar el ser­vi­cio, el te­lé­fono le mos­tra­rá el lu­gar de re­co­gi­da en un ra­dio má­xi­mo de 2 ca­lles. Al mis­mo tiem­po, el con­duc­tor del mi­ni­bús re­ci­bi­rá en su GPS el pun­to de re­co­gi­da del usua­rio. “De es­te mo­do, las pa­ra­das de re­co­gi­da de Shotl se-

rán di­ná­mi­cas, y se con­fi­gu­ra­rán al mi­lí­me­tro del usua­rio y del con­duc­tor”, sos­tie­ne el em­pren­de­dor.

La jo­ven em­pre­sa –pues­ta en mar­cha con una in­ver­sión de 300.000 eu­ros pro­ce­den­tes de la em­pre­sa va­lle­sa­na Dri­va­nia (es­pe­cia­li­za­da en el al­qui­ler de co­ches con chó­fer pa­ra em­pre­sas)– se de­fi­ne como un com­ple­men­to al trans­por­te pú­bli­co de la ciu­dad. “La ma­yo­ría de per­so­nas que co­gen el co­che pa­ra mo­ver­se por Bar­ce­lo­na, lo ha­cen pa­ra via­jar a un pun­to que es­tá mal co­mu­ni­ca­do con trans­por­te pú­bli­co. Shotl pre­ten­de cu­brir esas zo­nas me­dian­te mi­ni­bu­ses in­te­li­gen­tes que se adap­ten a las ne­ce­si­da­des de los usua­rios”, sus­cri­be Lo­zano. Una idea que no es pro­pia, sino que se ins­pi­ra en em­pre­sas de ser­vi­cios de shuttle pri­va­do que ofre­cen ciu­da­des como Nue­va York, Chica­go o Bos­ton pa­ra co­nec­tar barrios co­mu­ni­ca­dos con el trans­por­te pú­bli­co y que se­gún Lo­zano, trans­por­tan más de 100.000 per­so­nas al día. “No­so­tros he­mos to­ma­do ese mo­de­lo y le he­mos in­cor­po­ra­do la tec­no­lo­gía pa­ra po­der adap­tar­lo a las ne­ce­si­da­des reales de to­do ti­po de ciu­da­des”, aña­de.

Sin du­da, otro de los pun­tos di­fe­ren­cia­les de la flo­ta de mi­ni­bu­ses Shotl – que ten­drán una ca­pa­ci­dad de en­tre 8 y 15 per­so­nas– es que dis­pon­drán de wi­fi, pun­tos de re­car­gas pa­ra el te­lé­fono mó­vil o el portátil... “Se­rá como via­jar en Bu­si­ness pe­ro a par­tir de so­lo 4 eu­ros; un pre­cio com­pe­ti­ti­vo que ha­ga que la gen­te no con­tem­ple el co­che como una op­ción en las pe­que­ñas y gran­des ciu­da­des”, pun­tua­li­za Lo­zano.

La ini­cia­ti­va, pre­sen­ta­da es­ta semana en el Mo­bi­le World Con­gress, ya es­tá en con­ver­sa­cio­nes con di­ver­sos ayun­ta­mien­tos ca­ta­la­nes pa­ra rea­li­zar la pri­me­ra prue­ba pi­lo­to, que es­ti­man se­rá du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre del 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.