¿Cre­ce­rá el nú­me­ro de vi­si­tan­tes ru­sos?

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES - JO­SEP MA­RIA BAGUDÀ DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE SERHS TOU­RISM & HO­TE­LES

A prin­ci­pios de la tem­po­ra­da de ve­rano del 2016, y jus­to des­pués de la prin­ci­pal fe­ria in­ter­na­cio­nal de­via­jes y tu­ris­mo ce­le­bra­da en Mos­cú (MITT) del 23al26de mar­zo­dees­te año, si nos fi­ja­mos en las bue­nas pre­vi­sio­nes y ven­tas de los di­fe­ren­tes mer­ca­dos emi­so­res de­tu­ris­moha­cia nues­tro país, pa­re­ce bas­tan­te cla­ro que a ni­vel tu­rís­ti­co só­lo te­ne­mos una gran in­cóg­ni­ta. To­do pa­re­ce in­di­car que la gran ma­yo­ría de mer­ca­dos emi­so­res se- gui­rán la bue­na­ten­den­cia de­cre­ci­mien­to del año pa­sa­do, in­clui­do el pro­pio mer­ca­do emi­sor es­pa­ñol, y se­gui­re­mos cre­cien­do en el nú­me­ro de tu­ris­tas en nues­tras cos­tas. Só­lo nos que­da una in­cóg­ni­ta por sol­ven­tar: ¿des­pués de la ba­ja­da de las dos pa­sa­das tem­po­ra­das, cre­ce­rá el nú­me­ro de tu­ris­tas ru­sos que ven­drán a nues­tro país?

Res­pon­der a es­ta pre­gun­ta en es­tos mo­men­tos só­lo se pue­de ha­cer bus­can­do el equi­li­brio en­tre los mo­ti­vos que fa­vo­re­cen la lle­ga­da de tu­ris­tas ru­sos, y los mo­ti­vos que la per­ju­di­can. Por eso, sim­pli­fi­ca­re­mos al má­xi­mo el aná­li­sis de la si­tua­ción. Los prin­ci­pa­les mo­ti­vos a fa­vor de la lle­ga­da de tu­ris­tas ru­sos a nues­tro país son: la si­tua­ción geo­po­lí­ti­ca y la prohi­bi­ción del go­bierno ruso a que los ope­ra­do­res tu­rís- ti­cos ru­sos tra­ba­jen con nues­tros prin­ci­pa­les mer­ca­dos com­pe­ti­do­res (el año 2014, Tur­quía re­ci­bió a 4,5 mi­llo­nes de tu­ris­tas ru­sos y Egip­to re­ci­bió 2,8 mi­llo­nes; eso quie­re de­cir que a prio­ri, más de sie­te mi­llo­nes de ru­sos ten­drán que bus­car otros des­ti­nos va­ca­cio­na­les); so­mos un mer­ca­do co­no­ci­do que ya es­tá den­tro de sus ru­tas na­tu­ra­les, y con gran­des atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos.

Los prin­ci­pa­les mo­ti­vos en con­tra de la lle­ga­da de tu­ris­tas ru­sos son: la de­bi­li­dad del ti­po de cam­bio del ru­blo (aun­que el ru­blo es­tá más fuer­te hoy de lo que ha­ce un año) que les en­ca­re­ce la com­pra; la frá­gil si­tua­ción de­los prin­ci­pa­les ope­ra­do­res tu­rís­ti­cos ru­sos, mo­ti­va­da por la fuer­te ba­ja­da en sus prin­ci­pa­les mer­ca­dos, y su pru­den­cia al ha­cer pre­vi­sio­nes; la fuer­te cri­sis eco­nó­mi­ca que afec­ta a mu­chos ciu­da­da­nos ru­sos; y el in­te­rés en di­rec­cio­nar el tu­ris­mo ruso ha­cia Cri­mea y otros des­ti­nos in­ter­nos.

A fe­cha de hoy, en Serhs Tu­ris­me, la ten­den­cia po­si­ti­va y de cre- ci­mien­to de las ven­tas que lle­va­mos en los más de 30 ope­ra­do­res tu­rís­ti­cos ru­sos con los que tra­ba­ja­mos es muy po­si­ti­va pa­ra es­ta tem­po­ra­da y, por lo tan­to, las ven­tas del mer­ca­do ruso ten­drían que cre­cer y ha­cer­lo de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble res­pec­to del año pa­sa­do. Eso no quie­re de­cir que lle­gue­mos a los ni­ve­les del 2013 ni los años an­te­rio­res, don­de el mer­ca­do ruso te­nía una gran so­li­dez con in­cre­men­tos anual es de­dos dí­gi­tos, pe­ro sí que rom­pe­mos la ten­den­cia de las dos úl­ti­mas tem­po­ra­das, don­de el mer­ca­do ruso en nues­tro país ha des­cen­di­do de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va, so­bre to­do en al­gu­nas zo­nas que ha­cían ban­de­ra y que es­ta­ban en­fo­ca­dos.

El pro­duc­to pre­fe­ri­do por el tu­ris­ta ruso es el sol y la pla­ya, com­bi­na­do con vi­si­tas cul­tu­ra­les y com­pras, eso ha he­cho que sus prin­ci­pa­les des­ti­nos den­tro del mer­ca­do es­pa­ñol ha­yan es­ta­do, so­bre to­do Ca­ta­lun­ya por la pro­xi­mi­dad a

Las ven­tas a los ope­ra­do­res tu­rís­ti­cos ru­sos de­be­rían cre­cer res­pe­to el 2015, eso no quie­re de­cir que le­guen a los ni­ve­les del 2013”

Bar­ce­lo­na, Ca­na­rias y Ba­lea­res. Del 2007 al 2013, don­de la de­man­da fue cre­cien­do de for­ma no­ta­ble año tras año, tam­bién se re­gis­tra­ba n aumento sen el gas­to yen la du­ra­ción de las es­tan­cias. La es­tan­cia me­dia pa­só a 12 no­ches (muy­su­pe­rior a la de otras na­cio­na­li­da­des), mien­tras el gas­to subía el 35%.

Hoy en día, aun­que te­ne­mos unas bue­nas pers­pec­ti­vas pa­ra es­ta tem­po­ra­da, que­dan bas­tan­te le­jos

Nun­ca ha si­do bueno cen­trar­se en un úni­co mer­ca­do, sino que la es­tra­te­gia más ade­cua­da es, en pri­mer lu­gar, la di­ver­si­fi­ca­ción”

aque­llas épo­cas de gran bo­nan­za pa­ra el mer­ca­do ruso, don­de los em­pre­sa­rios tu­rís­ti­cos y co­mer­cian­tes de nues­tro país hi­cie­ron un gran es­fuer­zo al adap­tar sus pro­duc­tos y ser­vi­cios a es­tos clien­tes.

De­to­da es­ta si­tua­ción he­mos sa­ca­do un apren­di­za­je muy cla­ro: la na­cio­na­li­dad de los tu­ris­tas de nues­tro país siem­pre ha si­do va­ria­da y di­ver­sa–en Ca tal un ya du­ran­te el 2015 los pa­sa­je­ros ru­sos re­ci­bi­dos han si­do 544.000, re­pre­sen­tan­do una cuo­ta de mer­ca­do del 3,2%–. Nun­ca ha si­do bueno cen­trar­se en un úni­co mer­ca­do, sino que la es­tra­te­gia más ade­cua­da es, en pri­mer lu­gar, la de la di­ver­si­fi­ca­ción pa­ra evi­tar que la in­fluen­cia de un fac­tor ex­terno co­mo pue­de ser el ti­po de cam­bio de la mo­ne­da, ti­re por el sue­lo to­do el buen tra­ba­jo que se ha he­cho des­de las em­pre­sas tu­rís­ti­cas; y, en se­gun­do lu­gar, la es­pe­cia­li­za­ción pa­ra ofre­cer a ca­da ti­po de clien­te los ser­vi­cios que ne­ce­si­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.