Las re­no­va­bles ya no son co­sa de paí­ses ‘ri­cos’

Por pri­me­ra vez, en el 2015, las in­ver­sio­nes en es­te ti­po de ener­gía fue­ron mayores en las eco­no­mías en vías de desa­rro­llo

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

Las in­ver­sio­nes mun­dia­les en ener­gías re­no­va­bles de los paí­ses en vías de desa­rro­llo su­pe­raron a las de los paí­ses desa­rro­lla­dos por pri­me­ra vez en el 2015. Es­ta es una de las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes de un re­cien­te in­for­me so­bre ener­gía ver­de res­pal­da­do por la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das (ONU) y ti­tu­la­do Ten­den­cias mun­dia­les en las in­ver­sio­nes en Ener­gía Re­no­va­ble 2016. En con­cre­to, las in­ver­sio­nes ca­ye­ron un 8% en los paí­ses in­dus­tria­li­za­dos, has­ta los 130.000 mi­llo­nes de dó­la­res, mien­tras subían un 19% en las na­cio­nes en desa­rro­llo, 156.000 mi­llo­nes.

“El ac­ce­so a ener­gías lim­pias y mo­der­nas es de un va­lor enor­me pa­ra to­das las so­cie­da­des, pe­ro es­pe­cial­men­te en re­gio­nes don­de una ener­gía con­fia­ble pue­de ofre­cer pro­fun­das me­jo­ras en la ca­li­dad de vi­da, desa­rro­llo eco­nó­mi­co y sos­te­ni­bi­li­dad me­dioam­bien­tal”, sub­ra­yó en un co­mu­ni­ca­do Achim Stei­ner, di­rec­tor eje­cu- ti­vo del Pro­gra­ma de Na­cio­nes Uni­das pa­ra el Me­dio Am­bien­te (Pnu­ma).

Los mo­ti­vos por es­ta ma­yor apues­ta de las eco­no­mías en vías de desa­rro­llo por las re­no­va­bles son va­rios. “Los paí­ses desa­rro­lla­dos, co­mo el nues­tro, ya tie­nen ga­ran­ti­za­do el su­mi­nis­tro de ener­gía eléc­tri­ca, pe­ro eso no es así en los paí­ses en vías de des- arro­llo, don­de se cal­cu­la que hay en­tre 1.200 y 1.500 mi­llo­nes de per­so­nas que no tie­nen ac­ce­so a ener­gía eléc­tri­ca”, ex­pli­ca e pro­fe­sor del de­par­ta­men­to de De­re­cho de Esade En­ric Bartlett. “En la In­dia –aña­de– uno de ca­da cua­tro ha­bi­tan­tes, unos 300 mi­llo­nes de per­so­nas, no tie­nen ac­ce­so a elec­tri­ci­dad; lo que equi­val­dría a 1,8 mi­llo­nes en Ca­ta­lun­ya”. Con es­tos da­tos Bartlett quie­re evi­den­ciar que “la po­si­ción de sa­li­da es dis­tin­ta así que los paí­ses me­nos desa­rro­lla­dos pre­ci­san rea­li­zar mayores in­ver­sio­nes”.

Apar­te de la ma­yor ne­ce­si­dad o de­man­da, hay otros fac­to­res que han con­tri­bui­do a es­te gi­ro en la in­ver­sión en las re­no­va­bles. Al tra­tar­se de ener­gías de pro­duc­ción lo­cal, se re­du­cen los cos­tes de­ri­va­dos de las im­por­ta­cio­nes a la par que se ge­ne­ra ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en el mis­mo país. Por otro la­do, la efi­cien­cia y ren­ta­bi­li­dad de es­te ti­po de ener­gías ha cre­ci­do ex­po­nen­cial­men­te en los úl­ti­mos años ha­cien­do que sean muy com­pe­ti­ti­vas, es­pe­cial­men­te la eó­li­ca y la so­lar.

Chi­na es cla­ra­men­te el pri­mer in­ver­sor en ener­gías re­no­va­bles, con 102.000 mi­llo­nes de dó­la­res gas­ta­dos el año pa­sa­do. In­dia (10.000 mi­llo­nes), Su­dá­fri­ca (4.500 mi­llo­nes), México (4.000 mi­llo­nes) y Chi­le (3.400 mi­llo­nes) au­men­ta­ron sus in­ver­sio­nes, y nue­vas na­cio­nes co­mo Ma­rrue­cos, Tur­quía y Uru­guay “en­tra­ron en la lis­ta de los paí­ses que in­vier­ten más de 1.000 mi­llo­nes” anua­les, se­ña­la el in­for­me.

En el la­do opues­to de la ba­lan­za es­tán las na­cio­nes in­dus­tria­li­za­das. Eu­ro­pa re­gis­tró una fuer­te caí­da del 21%, con 48.000 mi­llo­nes de dó­la­res gas­ta­dos. Se tra­ta de “la ci­fra más ba­ja re­gis­tra­da en el con­ti­nen­te en nue­ve años, y eso a pe­sar de in­ver­sio­nes ré­cord en los pro­yec­tos eó­li­cos en al­ta mar”, se­gún el Pnu­ma. La ten­den­cia se ex­pli­ca por la dé­bil si­tua­ción eco­nó­mi­ca de la re­gión, las me­no­res po­lí­ti­cas de apo­yo a las ener­gías re­no­va­bles, es­pe­cial­men­te en paí­ses co­mo Es­pa­ña, y el ba­jo pre­cio del car­bón y el pe­tró­leo re­gis­tra­dos el pa­sa­do año. “Eu­ro­pa ha apro­ve­cha­do las ba­jas co­ti­za­cio­nes de los com­bus­ti­bles fó­si­les pa­ra im­por­tar a ba­jos pre­cios y pro­du­cir ener­gía en sus plan­tas ya cons­trui­das de un mo­do muy com­pe­ti­ti­vo”, ex­pli­ca el pro­fe­sor de Esade. Otra co­sa son los cos­tes me­dioam­bien­ta­les de pro­du­cir ener­gía con com­bus­ti­bles fó­si­les.

En la In­dia unos 300 mi­llo­nes de per­so­nas, uno de ca­da cua­tro ha­bi­tan­tes, no tie­nen ac­ce­so a elec­tri­ci­dad

REUTERS

Chi­na es cla­ra­men­te el pri­mer país in­ver­sor en ener­gías re­no­va­bles, es­pe­cial­men­te en eó­li­ca y so­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.