Có­mo en­ve­je­cer con éxi­to en el tra­ba­jo

Los tra­ba­ja­do­res de ma­yor edad de­ben ser­vir­se de su ex­pe­ren­cia acu­mu­la­da y desa­rro­llar com­por­ta­mien­tos proac­ti­vos que se adap­ten a las ne­ce­si­da­des cam­bian­tes de la em­pre­sa

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Luis Jiménez

Las per­so­nas de ma­yor edad, que en el mer­ca­do de tra­ba­jo son aque­llas que cuen­tan con más de 45-50 años, tie­nen ca­da vez más di­fí­cil la per­ma­nen­cia en sus em­pleos por cir­cuns­tan­cias es­truc­tu­ra­les. Pe­ro, al mis­mo tiem­po, se tra­ta de un sec­tor cre­cien­te, da­do que las po­bla­cio­nes de los paí­ses oc­ci­den­ta­les es­tán en­ve­je­cien­do, por lo que re­sul­ta cru­cial en­con­trar unen­ca­je que per­mi­ta a los mayores se­guir desa­rro­llan­do sus ha­bi­li­da­des en un mun­do cam­bian­te. Do­rien T. A. M. Kooij, in­ves­ti­ga­dor del De­par­ta­men­to de Re­cur­sos Hu­ma­nos de la Uni­ver­si­dad de Til­burg (Ho­lan­da), ana­li­za en “Suc­cess­ful Aging at Work: The

Ac­ti­ve Ro­le of Em­plo­yees”, (pu­bli­ca­do en el Jour­nal Work, Aging

and Re­ti­re­ment) cuá­les son las ca­pa­ci­da­des y las ac­ti­tu­des que con más­fre­cuen­cia se ha­cen va­ler en­tre esos tra­ba­ja­do­res pa­ra con­se­guir una tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal lar­ga y pro­ve­cho­sa.

CON­DUC­TAS PROAC­TI­VAS

En­ve­je­cer con éxi­to en el em­pleo tie­ne que ver con el desa­rro­llo de con­duc­tas proac­ti­vas que per­mi­tan ajus­tar las cua­li­da­des de los tra­ba­ja­do­res a los cam­bios en su pues­to y a los re­qui­si­tos fu­tu­ros. Es cru­cial, ase­gu­ra Kooij, que las or­ga­ni­za­cio­nes es­ti­mu­len es­te ti­po de com­por­ta­mien­tos, por ejem­plo, me­dian­te el li­de­raz­go par­ti­ci­pa­ti­vo y trans­for­ma­cio­nal, la po­si­bi­li­dad de un di­se­ño au­tó­no­mo del tra­ba­jo o la uti­li­za­ción del High In­vol­ve­ment Ma

na­ge­ment (HIM), pro­mo­vien­do así la fle­xi­bi­li­dad me­dian­te la des­cen­tra­li­za­ción, la for­ma­ción con­ti­nua­da, la par­ti­ci­pa­ción en la to­ma de de­ci­sio­nes o la ro­ta­ción en los pues­tos. Da­do que los in­tere­ses cam­bian con los años, tam­bién lo ha­rán los com­por­ta­mien­tos proac­ti­vos, y un em­plea­do po­drá uti­li­zar de mo­dos di­fe­ren­tes la ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da, lo cual le pue­de ha­cer vá­li­do pa­ra pues­tos dis­tin­tos: en oca­sio­nes es mejor un des­pla­za­mien­to la­te­ral de la ca­rre­ra que ir su­bien­do es­ca­lo­nes or­ga­ni­za­ti­vos en la em­pre­sa.

Pe­ro, por más que la em­pre­sa pue­da crear un con­tex­to fa­vo­ra­ble, lo esen­cial, se­gu­ra Kooij, es la ac­ti­tud de los em­plea­dos. Los tra­ba­ja­do­res de­ben man­te­ner la sa­lud, la mo­ti­va­ción y la empleabilidad, al­go que pue­de re­sul­tar sen­ci­llo si sa­ben apro­ve­char to­dos los re­cur­sos acu­mu­la­dos du­ran­te su ju­ven­tud, de for­ma que el des­cen­so en las ca­pa­ci­da­des fí­si­cas sea com­pen­sa­do con la in­te­li­gen­cia ga­na­da con la edad.

En­tre los com­por­ta­mien­tos proac­ti­vos que re­co­mien­da Kooij apa­re­cen al­gu­nos que con los años apren­den a ha­cer­se de ma­ne­ra más apro­pia­da, co­mo fo­ca­li­zar­se en las me­tas im­por­tan­tes, desechar las ha­bi­li­da­des que ya no son úti­les y ad­qui­rir otras más ade­cua­das, in­ver­tir me­nos tiem­po en apren­der nue­vas téc­ni­cas y más en la trans­fe­ren­cia del co­no­ci­mien­to, an­ti­ci­par y evi­tar los con­flic­tos fu­tu­ros y com­pro­me­ter­se en pla­nes de con­ser­va­ción de la sa­lud, en­tre otros.

Es fun­da­men­tal que el em­plea­do sea vá­li­do pa­ra pues­tos muy dis­tin­tos Kooij re­co­mien­da fo­ca­li­zar­se en me­tas im­por­tan­te y an­ti­ci­par con­flic­tos

JAVIER BAL­MES

Se­gún el in­ves­ti­ga­dor Kooij, el des­cen­so de las ca­pa­ci­da­des fí­si­cas de­be ser com­pen­sa­do con la in­te­li­gen­cia ad­qui­ri­da con los años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.