El pin­tor y sus es­tu­dios

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Car­los Gar­cía-Osu­na

Ma­no­lo Belzunce (Lor­ca, Murcia, 1944) es­tu­dió en la Es­cue­la de Ar­tes y Ofi­cios de Murcia y des­de muy jo­ven pre­sen­tó su obra en ga­le­rías no­ta­bles de Ma­drid, Ca­na­rias, Se­vi­lla, Ma­llor­ca y Bar­ce­lo­na, en­tre otros lu­ga­res de Es­pa­ña, ade­más de en es­pa­cios di­fe­ren­tes de Po­lo­nia y Bél­gi­ca que va­lo­ra­ron su ca­pa­ci­dad pa­ra ex­pe­ri­men­tar y asi­mi­lar al­gu­nos ras­gos fun­da­men­ta­les de Grotz.

Apar­te de su tra­yec­to­ria per­so­nal siem­pre mar­ca­da por una sig­ni­fi­ca­ti­va crea­ti­vi­dad, ha par­ti­ci­pa­do en co­lec­ti­vos como Pun­to y Lí­nea, Yer­ba y Mo­men­to 4, lo que quie­re de­cir que ha da­do el pa­so del yo al no­so­tros y tam­bién ha he­cho el ca­mino in­ver­so con la úni­ca in­ten­ción de ex­pre­sar­se in­di­vi­dual­men­te y a tra­vés de las ver­sio­nes te­lú­ri­cas de sus con­tem­po­rá­neos.

Su obra ha ido evo­lu­cio­nan­do des­de la fi­gu­ra­ción de ca­rác­ter es­que­má­ti­co, has­ta un post­im­pre­sio­nis­mo en el que apa­re­cen re­va­lo­ri­za­das las poé­ti­cas de un dis­cur­so de las pe­que­ñas co­sas que ha­cen que los es­pa­cios de la vi­da re­sul­ten más ha­bi­ta­bles, más hu­ma­nos.

La ac­tual ex­po­si­ción de Belzunce en la ga­le­ría Dal­mau es un re­co­rri­do por los ele­men­tos que de­ter­mi­nan la bio­gra­fía de los ar­tis­tas, des­de sus es­tu­dios has­ta las mo­de­los que ali­men­tan con sus for­mas las com­po­si­cio­nes que les so­bre­vi­vi­rán, pe­ro tam­bién las in­fluen­cias in­dis­cu­ti­bles que les acom­pa­ñan, en es­te ca­so Ma­tis­se y sus fi­gu­ras re­cor­ta­das, con los co­lo­res que van su­pu­ran­do emo­cio­nes nos­tál­gi­cas en los so­por­tes como si es­pol­vo­rea­sen he­ri­das que no pue­den cau­te­ri­zar­se.

En es­te con­jun­to de pin­tu­ras apa­re­ce su vin­cu­la­ción con Pi­cas­so y el ar­te afri­cano, no en bal­de ha vi­si­ta­do Mo­zam­bi­que y Ma­li en la última dé­ca­da y de allí ha sa­ca­do, como hi­zo el ma­la­gue­ño y otros crea­do­res de las van­guar­dias his­tó­ri­cas, la ve­ta ex­pre­sio­nis­ta don­de pervive el sin­cre­tis­mo que fu­sio­na la ele­men­tal afri­ca­ni­dad sin adi­ta­men­tos con la ver­sa­ti­li­dad de Oc­ci­den­te en la que se amal­ga­man is­mos que hi­cie­ron for­tu­na en la cen­tu­ria pa­sa­da. Aun­que el pro­ta­go­nis­mo más reite­ra­do lo pro­du­cen los des­nu­dos fe­me­ni­nos de mo­de­los que no in­ci­den en los as­pec­tos eró­ti­cos, sino que son una apues­ta de­ci­di­da por su vehícu­lo plás­ti­co, por la ma­te­ria­li­za­ción de la ex­pre­si­vi­dad de la pin­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.