“La pla­ni­fi­ca­ción de los fu­ne­ra­les me­jo­ra­ría la ima­gen del sec­tor”

La Vanguardia - Dinero - - ENTREVISTA - Blan­ca Gispert

El ne­go­cio de la muer­te es ári­do y opa­co. To­da­vía un­ta­bú. Se cree que es­tá en­ma­nos­de­po­cos y que es­tos fi­jan unos pre­cios abu­si­vos, en pro­ve­cho de la de­li­ca­da si­tua­ción que pa­san las fa­mi­lias. Los úl­ti­mos da­tos del INE in­di­can que hay al­re­de­dor de 1.600 fu­ne­ra­rias en Es­pa­ña y unas 400.000 defunciones de me­dia al año. Son ci­fras que­mues­tra­nun­sec­tor ato­mi­za­do. Ello es con­se­cuen­cia de un real de­cre­to apro­ba­do en 1996 que li­be­ra­li­zó el sec­tor de los ser­vi­cios fu­ne­ra­rios. Des­de en­ton­ces, com­pa­ñías pri­va­das han ido su­plien­do a las mu­ni­ci­pa­les, que só­lo sub­sis­ten en ca­sos ais­la­dos. Juan Je­sús Do­min­go es­tá al fren­te de una de las ma­yo­res en Es­pa­ña, Me­mó­ra, que des­de el 2008 per­te­ne­ce al fon­do­de­ca­pi­tal­ries­go bri­tá­ni­co 3i Group. ¿Por qué un fon­do bri­tá­ni­co es­tá in­tere­sa­do en do­mi­nar el sec­tor fu­ne­ra­rio de Es­pa­ña y Por­tu­gal? Por­que es un mer­ca­do que siem­pre existirá. Es se­gu­ro y es­ta­ble. Ade­más, la ley es­pa­ño­la lo po­ne fá­cil pa­ra en­trar y com­pe­tir. Hay po­cas res­tric­cio­nes. Prue­ba de ello es que Mé­mo­ra lle­va ad­qui­rien­do y crean­do ta­na­to­rios des­de que lle­gó a la Pe­nín­su­la, a fi­na­les de los no­ven­ta. En­ton­ces, ba­jo el pa­ra­guas de com­pa­ñías nor­te­ame­ri­ca­nas. Sí, las fu­ne­ra­rias SCI y Eu­roS­te­wart en­tra­ron en la Pe­nín­su­la ad­qui­rien­do va­rias fu­ne­ra­rias es­pa­ño­las y por­tu­gue­sas. En­tra­dos los 2000, In­ver­sio­nes Téc­ni­cas Ur­ba­nas (In­tur) se hi­zo con ellas y a los po­cos años ven­dió el ne­go­cio a Ac­cio­na, que en el 2008 vol­vió a ven­der la com­pa­ñía, ya ba­jo el nom­bre de Mé­mo­ra, al fon­do de ca­pi­tal ries­go 3i Group. Des­de en­ton­ces, el ne­go­cio ha ido cre­cien­do a ba­se de crear y ad­qui­rir tan­to a gran­des como a pe­que­ñas fu­ne­ra­rias.En de­fi­ni­ti­va, hoy ya su­man un to­tal de 130 ta­na­to­rios, 26 cre­ma­to­rios y 23 ce­men­te­rios. Prác­ti­ca­men­te, no he­mos ven­di­do nin­guno. Mé­mo­ra des­ta­ca por ser el úni­co gran gru­po fu­ne­ra­rio en Es­pa­ña que no de­pen­de de una com­pa­ñía de se­gu­ros. ¿Có­mo han lo­gra­do es­ta po­si­ción cuan­do 6 de ca­da 10 es­pa­ño­les tie­nen un se­gu­ro de de­ce­sos? Te­ne­mos acuer­dos de co­la­bo­ra­ción con la ma­yo­ría de ase­gu­ra­do­ras del país. Así, los fa­mi­lia­res pue­den es­co­ger tan­to a las fu­ne­ra­rias que de­pen­den de las ase­gu­ra­do­ras como a Mé­mo­ra. Pe­se a ello, la com­pe­ten­cia es fuer­te y tra­ta­mos de pres­tar un ser­vi­cio di­fe­ren­cia­do. Nues­tra ofer­ta va más allá de la sim­ple ce­re­mo­nia. ¿Qué cuo­ta de mer­ca­do tie­ne Mé­mo­ra en Es­pa­ña? Se si­túa al­re­de­dor del 12% pe­ro la ci­fra es po­co sig­ni­fi­ca­ti­va. En al­gu­nas co­mu­ni­da­des su­pe­ra­mos el 25% y en otras, ape­nas te­ne­mos pre­sen­cia. Rea­li­za­mos un to­tal de 50.000 ser­vi­cios al año y, en vo­lú­me­nes de in­gre­sos, so­mos lí­de­res. ¿La cri­sis eco­nó­mi­ca y el IVA al 21% en los ser­vi­cios fu­ne­ra­rios han afec­ta­do a la com­pa­ñía? Am­bos fac­to­res han fre­na­do el ne­go­cio pe­ro Mé­mo­ra siem­pre ha cre­ci­do. Lo ha he­cho a rit­mos del 5% yla pre­vi­sión es que­se­man­ten­ga así los pró­xi­mos años. En el 2015, la ci­fra de ne­go­cio se si­tuó en los 173 mi­llo­nes, co­nu­nE­bit­da(be­ne­fi­cio an­tes de in­tere­ses, im­pues- tos, amor­ti­za­cio­nes y de­pre­cia­cio­nes) de 43,5 mi­llo­nes. La bue­na mar­cha­del­ne­go­cio­se­de­bea­los30 mi­llo­nes de cons­tan­te flu­jo de ca­ja, que per­mi­ten rea­li­zar nu­me­ro­sas in­ver­sio­nes. De sus ad­qui­si­cio­nes re­le­van­tes des­ta­ca Ser­veis Fu­ne­ra­ris de Bar­ce­lo­na, que des­de el 2011 do­mi­nan en un 85%. ¿La in­ten­ción es com­prar el 15% res­tan­te? Sí, de he­cho Mé­mo­ra tras­la­dó su se­de de Ma­drid a Bar­ce­lo­na al ob­te­ner el 85% de SFB. Es­ta­mos a la es­pe­ra de que el Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na ven­da el 15% res­tan­te. Te­ne­mos de­re­cho de ad­qui­si­ción pre­fe­ren­te y la in­ten­ción es rea- li­zar­lo. Ser­veis Fu­ne­ra­ris de Bar­ce­lo­na sig­ni­fi­ca un ter­cio del ne­go­cio. En Por­tu­gal tam­bién es­tán co­gien­do fuer­za. El mer­ca­do lu­so re­pre­sen­ta el 20% de la fac­tu­ra­ción. El año pa­sa­do com­pra­mos Ag­nus Dei, la se­gun­da fu­ne­ra­ria del país. Tam­bién­he­mos inau­gu­ra­do dos cen­tros enO­por­to, pe­ro la im­plan­ta­ción es­tá sien­do com­pli­ca­da. EnPor­tu­gal, prác­ti­ca­men­te no exis­ten ta­na­to­rios, se ve­la en las igle­sias. Es­ta­mos adap­tán­do­nos. De mo­men­to, te­ne­mos una cuo­ta de mer­ca­do del 6%. ¿El cre­ci­mien­to de la com­pa­ñía siem­pre es or­gá­ni­co? Sí, ya em­plea­mos a 1.200 per­so­nas. Nues­tra es­tra­te­gia se ba­sa en te­jer una red de ser­vi­cios fu­ne­ra­rios en to­do el te­rri­to­rio. Por eso, cuan­do lle­ga a una lo­ca­li­dad, se in­tere­sa por abas­te­cer la de­man­da de las po­bla­cio­nes cer­ca­nas. No siem­pre es fá­cil, hay fu­ne­ra­rias fa­mi­lia­res muy arrai­ga­das. Pe­se a ello, exis­ten lo­ca­li­da­des en las que no ope­ra nin­gún ser­vi­cio fu­ne­ra­rio por­que no es ren­ta­ble. ¿Quéo­pi­na al res­pec­to? En el ca­so de Mé­mo­ra su­ce­de al­go con­tra­dic­to­rio. A ve­ces no que­re­mos en­trar en po­bla­cio­nes des­abas­te­ci­das por­que la Co­mi­sión Na­cio­nal de la Com­pe­ten­cia nos pa­ra­li­za­ría la ac­ti­vi­dad al ac­tuar en ré­gi­men­de­mo­no­po­lio. Sin em­bar­go, en al­gu­nos lu­ga­res só­lo ope­ra Mé­mo­ra por­que no es ren­ta­ble que lo ha­ga na­die más. ¿Cuál es su po­lí­ti­ca de pre­cios? Que­re­mos ser trans­pa­ren­tes. En Bar­ce­lo­na, los pre­cios es­tán pu­bli­ca­do­sen­la­web. En­nues­tro­ca­so, el pro­ble­ma no es la opa­ci­dad, sino el des­co­no­ci­mien­to que tie­ne la so­cie­dad so­bre el sec­tor y la to­ma de de­ci­sio­nes sin an­te­la­ción. Pa­rae­vi­tar­lo, ofre­ce­mos Elec­tium, un pro­gra­ma que per­mi­te pla­ni­fi­car el fu­ne­ral en vi­da. Ello ayu­da a me­jo­rar la ima­gen del sec­tor, a me­nu­do ta­cha­do de fi­jar pre­cios abu­si­vos. ¿Cuán­to te­néis pre­vis­to in­ver­tir es­te año pa­ra ex­pan­dir el ne­go­cio? El plan es­tra­té­gi­co de la com­pa­ñía con­tem­pla unain­ver­sión de 20mi­llo­nes en­tre 2014 y 2016 pa­ra ad­qui­rir, crear y re­no­var fu­ne­ra­rias. Ade­más, es­te año des­ti­na­re­mos 2 mi­llo­nes en obra so­cial. En­tre otros pro­yec­tos, par­ti­ci­pa­mos en una in­ves­ti­ga­ción so­bre la muer­te sú­bi­ta en de­por­tis­tas, im­par­ti­mos cur­sos pa­ra for­mar a per­so­nal sa­ni­ta­rio a asis­tir el tramo fi­nal de vi­da y or­ga­ni­za­mos una ex­po­si­ción iti­ne­ran­te so­bre ar­tes y la cul­tu­ras fu­ne­ra­rias a lo lar­go de la his­to­ria.

El gru­po fac­tu­ra 173 mi­llo­nes y cre­ce al 5%, im­pul­sa­do por la com­pra y crea­ción de fu­ne­ra­rias en Es­pa­ña y Por­tu­gal El sec­tor es­tá ato­mi­za­do y la com­pe­ten­cia es fuer­te; Mé­mo­ra tra­ta de di­fe­ren­ciar­se con ser­vi­cios que van más allá de la ce­re­mo­nia

LLI­BERT TEIXIDÓ

Juan Je­sús Do­min­go, con­se­je­ro de­le­ga­do de Gru­po Mé­mo­ra, una de las ma­yo­res fu­ne­ra­rias en Es­pa­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.