La ca­li­dad en el em­pleo: lu­ces, som­bras y fu­tu­ro

Se­gún Asem­pleo, en Es­pa­ña se ha man­te­ni­do es­ta­ble en los úl­ti­mos años

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Luis Jiménez

La preo­cu­pa­ción esen­cial de ins­ti­tu­cio­nes y ciu­da­da­nos, en un mo­men­to de es­ca­sez, es la crea­ción de pues­tos de tra­ba­jo. Pe­ro ese ob­je­ti­vo de­be in­ten­tar com­pa­gi­nar­se con el au­men­to de em­pleo de ca­li­dad: los ac­to­res so­cia­les in­sis­ten en que a me­nu­do el de­seo de em­pu­jar en la di­rec­ción de una ma­yor ocupación lle­va a co­lo­car en un lu­gar se­cun­da­rio que los tra­ba­jos sean más sa­tis­fac­to­rios pa­ra los em­plea­dos.

Asem­pleo y la Uni­ver­si­dad de Al­ca­lá de He­na­res pre­sen­ta­ron la se­ma­na pa­sa el Ín­di­ce de Ca­li­dad del Em­pleo (ICE), así como el in­for­me en el que se re­co­gen las con­clu­sio­nes ex­traí­das de su apli­ca­ción al mer­ca­do la­bo­ral es­pa­ñol. Pa­ra su con­fec­ción, se han con­si­de­ra­do aque­llos as­pec­tos de los pues­tos de tra­ba­jo que tie­nen un im­pac­to real en la vi­da de los tra­ba­ja­do­res, ana­li­zan­do como mi­cro­da­tos di­men­sio­nes como las con­di­cio­nes de tra­ba­jo, la cua­li­fi­ca­ción y for­ma­ción, la com­bi­na­ción de tra­ba­jo y vi­da co­ti­dia­na, los sa­la­rios, las pers­pec­ti­vas pro­fe­sio­na­les y la es­ta­bi­li­dad en el em­pleo, se­gún Car­los Gar­cía Se­rrano, coau­tor del in­for­me y pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Al­ca­lá de He­na­res.

Pa­ra ob­te­ner el in­di­ca­dor se han uti­li­za­do la En­cues­ta de Po­bla­ción Ac­ti­va (EPA) y la Mues­tra Con­ti­nua de Vi­das La­bo­ra­les (MCVL), lo cual per­mi­te com­pa­gi­nar el uso de va­ria­bles re­la­cio­na­das con la ca­li­dad la­bo­ral en un ins­tan­te tem­po­ral con­cre­to con el se­gui­mien­to de la mis­ma du­ran­te va­rios años. En es­ta pri­me­ra edi­ción, se han me­di­do los da­tos del pe­rio­do 2005-2013. ETT, ME­JOR PUN­TUA­CIÓN El in­for­me no arro­ja gran­des sor­pre­sas, ya que si bien la ca­li­dad en el em­pleo me­jo­ró al­go has­ta 2009, des­de en­ton­ces ha re­gre­sa­do a los ni­ve­les pro­pios de 2006. Los tra­ba­ja­do­res con con­tra­to in­de­fi­ni­do son los que go­zan de ma­yor ca­li­dad en su pues­to. Y los de ma­yor edad, que es­tán em­plea­dos en un tra­ba­jo no ma­nual cua­li­fi­ca­do y que po­seen es­tu­dios ter­cia­rios, son los que me­jo­res nú­me­ros ofre­cen en el ín­di­ce.

Sin em­bar­go, se po­ne de re­lie­ve al­go ines­pe­ra­do, como es que en el sec­tor de los tra­ba­ja­do­res tem­po­ra­les, son los con­tra­ta­dos a tra­vés de ETT los que ob­tie­nen una me­jor pun­tua­ción. Se­gún el pre­si­den­te de Asem­pleo, An­dreu Crua­ñas, “el es­tu­dio con­fir­ma el pa­pel de las ETT pa­ra fa­vo­re­cer la tran­si­ción del em­pleo tem­po­ral al in­de­fi­ni­do. Igual­men­te, los em­plea­dos a tra­vés de ETT per­ci­ben una ma­yor re­tri­bu­ción, una ma­yor sa­tis­fac­ción y me­jo­ra de la em­plea­bi­li­dad”.

Como as­pec­tos ne­ga­ti­vos, ca­be su­bra­yar que las re­tri­bu­cio­nes han vi­vi­do un re­tro­ce­so, ya que en el pe­rio­do 2005-2009 los sa­la­rios reales au­men­ta­ron un 4,8%, mien- tras que en 2010-2013 dis­mi­nu­ye­ron un 8,8%. Tam­po­co la si­tua­ción es bue­na en cuan­to a la es­ta­bi­li­dad, ya que el in­di­ca­dor ha dis­mi­nui­do ca­si cin­co pun­tos des­de 2007. Esos cam­bios, sin em­bar­go, se han pro­du­ci­do de una for­ma de­sigual, ya que la ca­li­dad de los em­pleos in­de­fi­ni­dos ape­nas ha su­fri­do va­ria­ción pe­ro ha caí­do 13 pun­tos en­tre los tra­ba­ja­do­res tem­po­ra­les. RE­FOR­MAS El in­for­me que acom­pa­ña a los re­sul­ta­dos del in­di­ca­dor sub­ra­ya una se­rie de re­for­mas que se en­tien­den pre­ci­sas pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de los em­pleos. En pri­me­ra ins­tan­cia, y ya que los peo­res pues­tos sue­len es­tar con­cen­tra­dos en las em­pre­sas de me­no­res di­men­sio­nes, se re­co­mien­da desa­rro­llar me­di­das es­pe­cí­fi­cas des­ti­na­das al cre­ci­mien­to de las py­mes y a im­pul­sar el cre­ci­mien­to y la mo­der­ni­za­ción de las es­truc­tu­ras pro­duc­ti­vas.

Del mis­mo mo­do, ya que los em­pleos de me­nor ca­li­dad son aque­llos que po­seen un ba­jo ni­vel de cua­li­fi­ca­ción, el in­for­me con­si­de­ra im­por­tan­te que la es­truc­tu­ra ocu­pa­cio­nal pro­mue­va cam­bios ha­cia los em­pleos que pre­ci­sen de ma­yor for­ma­ción, po­ten­cian­do el sec­tor in­dus­trial avan­za­do, los sec­to­res de ser­vi­cios in­ten­si­vos en co­no­ci­mien­to y los ser­vi­cios co­lec­ti­vos, y apo­yan­do, ade­más de la edu­ca­ción su­pe­rior, la for­ma­ción pro­fe­sio­nal in­te­gra­da con el sis­te­ma pro­duc­ti­vo.

Se­ría pre­ci­so fa­vo­re­cer la fle­xi­bi­li­dad que un en­torno ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo exi­ge, pe­ro sin que un ex­ce­so pue­da da­ñar la se­gu­ri­dad de los tra­ba­ja­do­res. Los ele­va­dos ni­ve­les de ro­ta­ción la­bo­ral in­jus­ti­fi­ca­da es al­go que de­be com­ba­tir­se, así como per­se­guir el frau­de en el uso de los con­tra­tos tem­po­ra­les, se­gún el in­for­me.

“Los em­plea­dos a tra­vés de ETT per­ci­ben ma­yor sa­la­rio y sa­tis­fac­ción” Las re­tri­bu­cio­nes dis­mi­nu­ye­ron un 8,8% en el pe­rio­do 2010-2013 Son ne­ce­sa­rias ac­cio­nes des­ti­na­das al cre­ci­mien­to de las py­mes

Los tra­ba­ja­do­res con con­tra­to in­de­fi­ni­do son los que go­zan de ma­yor ca­li­dad en su pues­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.