Bi­gas Luna, pin­tor

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Tomás Pa­re­des

Los aman­tes del ci­ne y mu­chos lec­to­res sa­ben que Bi­gas Luna fue un director de éxi­to, con len­gua­je pe­cu­liar, en el que des­ta­can su tri­lo­gía ibé­ri­ca o Yo soy la Jua­ni (2006). Al­gu­nos me­nos co­no­cen su re­la­ción con la pin­tu­ra, el ar­te con­cep­tual y el di­se­ño, que pro­pi­cian su pri­me­ra mues­tra per­so­nal, en 1973.

En reite­ra­das oca­sio­nes, Bi­gas con­fe­só su amor por la pin­tu­ra: “El he­cho de que mis es­cri­tos for­men par­te de mis obras me ha­ce sen­tir como si es­tu­vie­ra pin­tan­do siem­pre, que es lo que más me gus­ta ha­cer”. No obs­tan­te, sus pe­lí­cu­las no tie­nen mu­cho que ver con su plás­ti­ca, sal­vo en esa im­pron­ta fíl­mi­ca de las que aho­ra se mues­tran.

Con ru­bro A flor di pe­lle, has­ta el 28 de ju­nio, se ex­hi­ben al­gu­nas de las 24 imá­ge­nes de es­te pro­yec­to. En 1964 en­con­tró unas dia­po­si­ti­vas en su es­tu­dio y en el 2012 de­ci­dió re­to­car­las, ma­ni­pu­lar­las, pin­tar­las y ha­cer im­pre­sio­nes di­gi­ta­les. Las imá­ge­nes, sin ocul­tar o si­len­ciar su im­pron­ta ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, tie­nen un mis­te­rio­so atrac­ti­vo, re­lu­cen de ero­tis­mo y evi­den­cian un gus­to pic­to­ri­cis­ta, aun uti­li­zan­do las nue­vas tec­no­lo­gías. Pre­cio úni­co: 4.240 eu­ros la uni­dad.

Bi­gas Luna (Barcelona 1946La Rie­ra 2013)se ini­cia con el vi­deoar­te y el di­se­ño, ha­cien­do su pri­mer lar­go en 1976, Ta­tua­je. Des­pués de una am­plia fil­mo­gra­fía, se aís­la en Ta­rra­go­na pa­ra de­di­car­se a la pin­tu­ra y ha­ce me­dio cen­te­nar de ex­po­si­cio­nes in­di­vi­dua­les, en EE.UU., Italia, Ale­ma­nia, Ja­pón, Co­rea del Sur, Di­na­mar­ca, Bél­gi­ca y España.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.