¡Cie­rre un trá­mi­te de 15 días en mi­nu­tos!

La cer­ti­fi­ca­ción di­gi­tal es un gran pa­so ade­lan­te pa­ra la em­pre­sa en aho­rro de tiem­po y me­jo­ra de efi­ca­cia

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN - Jor­di Gou­la

Ca­da día exis­te un ma­yor in­te­rés y más de­man­da por par­te del te­ji­do em­pre­sa­rial, por con­tra­tar on­li­ne La cer­ti­fi­ca­ción di­gi­tal aho­rra mu­cho tiem­po, lo que per­mi­te mul­ti­pli­car la efi­cien­cia de la com­pa­ñía

Bas­ta con dar un vis­ta­zo en la ope­ra­ti­va de las fir­mas pa­ra cons­ta­tar que ca­da día exis­te un ma­yor in­te­rés y más de­man­da por par­te del te­ji­do em­pre­sa­rial, in­de­pen­dien­te­men­te del a ti­po­lo­gía de com­pa­ñía, por con­tra­tar de for­ma on­li­ne. “Es cier­to, y ade­más es­ta­mos asis­tien­do aun pro­ce­so de de­mo­cra­ti­za ción de los ser­vi­cios de con­tra­ta­ción elec­tró­ni­ca, que per­mi­ten fir­mar con­tra­tos de for­ma mu­cho más rá­pi­da y aho­rrar en cos­tes de ges­tión, in­ci­dien­do di­rec­ta­men­te en la cuen­ta de re­sul­ta­dos. La cla­ve es­tá en en­con­trar el equi­li­brio en­tre fa­ci­li­dad y se­gu­ri­dad. Cuan­to más sen­ci­llo sea pa­ra tu clien­te fir­mar un con­tra­to, ma­yor ta­sa de con­ver­sión ob­ten­drás”, opi­na Sis­co Sa­pe­na, fun­da­dor y CEO de Llei­da.net, em­pre­sa líder en cer­ti­fi­ca­cio­nes di­gi­ta­les que co­ti­za en elMABypr es­tas us ser­vi­cios des­de 17 sed es in­ter­na­cio­na­les. Ade­más, co­mo ope­ra­dor de tele co­mu­ni­ca­cio­nes es con­si­de­ra­do ter­ce­ro de con­fian­za por las au­to­ri­da­des, lo que le per­mi­te dar va­li­dez ju­rí­di­ca a sus cer­ti­fi­ca­cio­nes.

En reali­dad, se tra­ta de un de­no­mi­na­dor co­mún que afec­ta a mu­chí­si­mas em­pre­sas, con dis­tin­tas va­rian­tes. Es el ca­so, por ejem­plo, deHo­la­luz, pri­me­ra co­mer­cia­li­za­do­ra eléc­tri­ca on­li­ne. “EnHo­la­luz, no he­mos he­cho la di­gi­ta­li­za­ción, por­que ya na­ci­mos di­gi­ta­les”, di­ce su so­cia fun­da­do­ra, Carlota Pi. Sin em­bar­go, re­co­no­ce que el tra­ba­jo de la es­truc­tu­ra co­mer­cial, an­tes de la cer­ti­fi­ca­ción di­gi­tal, im­pli­ca­ba un pro­ce­so en­go­rro­so y sin nin­gún ti­po de va­lor aña­di­do.

Los trá­mi­tes

En síntesis, el pro­ce­so es el si­guien­te. “El ca­nal co­mer­cial nos pe­día pre­pa­rar el con­tra­to, al ha­cer un clien­te nue­vo. En­viá­ba­mos el con­tra­to al co­mer­cial que lo im­pri­mía en­pa­pel, des­pués lo lle­va­ba al clien­te pa­ra fir­mar­lo, vol­vía y nos en­via­ba por co­rreo pos­tal to­dos­los con­tra­tos queha­bía­lle­va­do a fir­mar. Nos lle­ga­ban al ca­bo de unos días y va­li­dá­ba­mos que fue­ran co­rrec­tos, los fir­má­ba­mos no­so­tros y los de­vol­vía­mos a los clien­tes por co­rreo pos­tal. In­tro­du­cía­mos los da­tos del con­tra­to fí­si­co en nues­tro sis­te­ma y se ar­chi­va­ba. El pro­ce­so po­día tar­dar dos se­ma­nas y mu­chas ho­ras per­di­das por el equi­po co­mer­cial que no po- día de­di­car­se a su tra­ba­jo es­pe­cí­fi­co. Con la cer­ti­fi­ca­ción di­gi­tal, en cam­bio, el pro­ce­so es ins­tan­tá­neo des­de el smartphone del ven­de­dor y con la mis­ma se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca”, di­ce Nar­cís Ma­ta­bosch, ges­tor de pro­yec­tos de Ho­la­luz.

Vea­mos otro ca­so. Bo­nC­re­dit es una em­pre­sa en­fo­ca­da a ayu­dar a clien­tes que aún te­nien­do una deu­da pen­dien­te con un ter­ce­ro, tie­nen vo­lun­tad fir­me desol­ven­tar su si­tua­ción fi­nan­cie­ra. “Iden­ti­fi­ca­mos el ca­so y for­ma­li­za­mos un acuer­do de prés­ta­mo con un con­tra­to en­tre las par­tes, que se rea­li­za te­le­má­ti­ca­men­te, ya que hay un ter­ce­ro de con­fian­za –en es­te ca­so Llei­da.net– que cer­ti­fi­ca que se ha fir­ma­do. Si el clien­te cum­ple con los pla­zos acor­da­dos, la lí­nea de cré­di­to no tie­ne nin­gún cos­te di­rec­to ni in­di­rec­to. Nos com­pro­me­te­mos a pro­por­cio­nar to­da la in­for­ma­ción de fun­cio­na­mien­to de la lí­nea de cré­di­to así co­mo de las res­pon­sa­bi­li­da­des re­cí­pro­cas. Pa­ra no­so­tros la di­gi­ta­li­za­ción del con­tra­to su­po­ne te­ner una ma­yor agi­li­dad, más sen­ci­llez y la ven­ta­ja de que nos adap­tan el pro­ce­so te­lem áti­co a nues­tras ne­ce­si­da­des ”, di­ce Ma­riano de Mo­ra, CEO de Bo­nC­re­dit.

Otra em­pre­sa que apro­ve­cha las ven­ta­jas de la cer­ti­fi­ca­ción di­gi­tal es el Re­cla­ma­dor, una pla­ta­for­ma on­li­ne que ges­tio­na re­cla­ma­cio­nes deu­sua­rios fren­te a ae­ro­lí­neas, en­ti­da­des fi­nan­cie­ras... Pa­ra su CEO, Pa­blo Ra­ba­nal, “las re­cla­ma­cio­nes a las ae­ro­lí­neas por re­tra­sos u otros mo­ti­vos di­fí­cil­men­te van ade­lan­te si la re­cla­ma­ción la ha­ce el usua­rio. Por ello, los usua­rios nos con­tra­tan y no­so­tros de­man­da­mos en su nom­bre. Fir­ma­mos con el usua­rio el man­da­to de re­pre­sen­ta­ción. En­via­mos la re­cla­ma­ción a la ae­ro­lí­nea y a tra­vés de Llei­da.net ob­te­ne­mos una cer­ti­fi­ca­ción del con­te­ni­do que se en­vió. Es­to nos da fuer­za, por­qué es co­mo si en­viá­ra­mos un bu­ro­fax. Te­ne­mos un cer­ti­fi­ca­do de­que­lohan re­ci­bi­do. La ven­ta­ja prin­ci­pal es el cos­te de la ope­ra­ti­va; com­pa­ra­do con el de un bu­ro­fax, es mu­cho más ba­ra­to”.

Son tres ca­sos muy­di­fe­ren­tes en los que la cer­ti­fi­ca­ción di­gi­tal aho­rra mu­cho tiem­po, lo que per­mi­te mul­ti­pli­car la efi­cien­cia, es más sos­te­ni­ble al eli­mi­nar el con­su­mo de pa­pel y apor­ta va­lor al clien­te. “Hay pro­ce­sos si­mi­la­res en to­dos los clien­tes, aun­que siem­pre per­so­na­li­za­mos, de he­cho te­ne­mos un de­par­ta­men­to es­pe­cia­li­za­do en la adap­ta­bi­li­dad del sis­te­ma a las ne­ce­si­da­des del clien­te”, ex­pli­ca Sa­pe­na.

Un úl­ti­mo as­pec­to que re­sal­ta Carlota Pi, es la im­por­tan­cia de tras­pa­sar tam­bién el se­gui­mien­to del con­tra­to. “De­di­car tiem­po a ello su­po­ne una ren­ta­bi­li­dad mí­ni­ma y un des­pil­fa­rro de tiem­po enor­me que pue­des des­ti­na­ra bus­car nue­vos clien­tes. So­bre­to­do de ca­ra al cre­ci­mien­to que es­ta­mos en­ca­ran­do. Es ob­vio que si mul­ti­pli­ca­mos por diez los con­tra­tos no pue­des ha­cer lo mis­mo con la es­truc­tu­ra...” .

GA­BRIE­LA RU­BIO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.