¡AD­JU­DI­CA­DO!

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Subas­tas

¿Có­mo se ex­pli­ca que las obras de un ar­tis­ta co­mo Damien Hirst que po­ne ti­bu­ro­nes en for­mol y fo­rra las ca­la­ve­ras de dia­man­tes se lle­guen a ven­der por 77 mi­llo­nes de eu­ros? Ya­de­más no las ven­de en ga­le­rías, sino él mis­mo di­rec­ta­men­te en subas­tas, tras­to­can­do la ló­gi­ca es­ta­ble­ci­da del mer­ca­do del ar­te. Y ha­ce unos me­ses ha abier­to un es­pa­cio mu­seís­ti­co en Lon­dres don­de afir­ma que no se ex­pon­drá su obra... ¿Se­gu­ro?

Em­pe­za­mos hoy una co­lum­na se­ma­nal intentan- do res­pon­der es­tas y otras pre­gun­tas con la vo­lun­tad de acer­car al pú­bli­co no es­pe­cia­li­za­do la ac­tua­li­dad del mer­ca­do del ar­te in­ter­na­cio­nal, con es­pe­cial in­ci­den­cia en lo que pa­sa en nues­tro país.

Ylo ha­ce­mos en Di­ne­ro, por­que cuan­do ha­bla­mos de mer­ca­do ar­tís­ti­co ha­bla­mos de eco­no­mía, y no tan­to de cul­tu­ra ni de aná­li­sis crí­ti­co de pro­pues­tas ar­tís­ti­cas. En es­te mer­ca­do, pre­cio y va­lor no siem­pre van de la mano, co­mo han reite­ra­do mu­chos es­pe­cia­lis­tas en el ca­so de Hirst.

Abor­da­re­mos te­mas que con el tiem­po per­mi­ti­rán al lec­tor en­ten­der el mer­ca­do del ar­te, sus re­glas y los ac­to­res prin­ci­pa­les. Se­gui­re­mos el cir­cui­to in­ter­na­cio­nal de fe­rias de ar­te y las subas­tas, la cró­ni­ca so­cial de sus co­lec­cio­nis­tas y las gran­des co­ti­za­cio­nes que con­si­guen al­gu­nas obras. Ana­li­za­re­mos los ran­kings de ven­tas de ar­tis­tas y las gran­des ci­fras del mer­ca­do, hur­gan­do en las en­tre­te­las de un sec­tor que se til­da de po­co trans­pa­ren­te.

Con la vo­lun­tad de acer­car al lec­tor a al­gu­nos ga­le­ris­tas y pro­fe­sio­na­les cla­ve, ha­bla­re­mos con ellos pa­ra que nos re­ve­len su ex­pe­rien­cia, arran­cán­do­les con­se­jos so­bre có­mo em­pe­zar una co­lec­ción o qué ar­tis­tas emer­gen­tes hay que te­ner en cuen­ta. Ylo ali­ña­re­mos con vi­ven­cias per­so­na­les, re­co­men­dan­do lec­tu­ras y exposiciones. En con­jun­to, una aven­tu­ra que em­pe­za­mos jun­tos pa­ra en­trar en un mun­do apa­sio­nan­te que les se­du­ci­rá.

A pe­sar que el mer­ca­do del ar­te ha ba­ja­do sen­si­ble­men­te en es­tos úl­ti­mos me­ses, to­da­vía es fuer­te. En la fo­to, la sa­la de Sot­heby’s

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.