In­tro­du­ce una idea más abier­ta en la in­no­va­ción

El nue­vo es­tra­te­ga de la fir­ma, Hil­ton Ro­mans­ki, in­tro­du­ce una con­cep­ción más abier­ta en la ta­rea de in­no­var

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Nor­ber­to Ga­lle­go

Des­de el úl­ti­mo día de julio del 2015, cuan­do re­le­vó al le­gen­da­rio John Cham­bers co­mo pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Cis­co, Char­les Chuck Rob­bins ha ido con­for­man­do un gru­po di­rec­ti­vo a su me­di­da. En esa es­truc­tu­ra no des­pun­ta (to­da­vía) un nú­me­ro dos, pe­ro Hil­ton Ro­mans­ki desem­pe­ña un pues­to cla­ve, ba­jo la de­no­mi­na­ción de chief stra­tegy officer (CSO) –es­cin­di­do del chief tech­no­logy officer (CTO)– dos pa­pe­les que has­ta el año pa­sa­do se com­bi­na­ban. En una com­pa­ñía tan res­pe­ta­da por sus equi­pos de in­ge­nie­ros, Ro­mans­ki ha in­tro­du­ci­do una con­cep­ción más abier­ta de la in­no­va­ción, acor­de con los tiem­pos.

La com­ple­ji­dad es in­he­ren­te al mun­do ac­tual, teo­ri­zó du­ran­te una lar­ga con­ver­sa­ción con Di­ne­ro. “To­do es in­com­pa­ra­ble­men­te más­com­ple­jo­queha­ce­cin­coa­ños o diez años. No só­lo por la tec­no­lo­gía, sino por sus múl­ti­ples in­ter­sec­cio­nes con­la eco­no­mía, la po­lí­ti­ca, la so­cie­dad, la cul­tu­ra...”. En el glo­sa­rio de Cis­co, la fun­ción de es­tra­te­gia dis­tin­gue tres com­po­nen­tes: uno de ellos es el cor­po­ra­ti­vo, que pre­ten­de acom­pa­sar los equi­pos de in­ge­nie­ría, ser­vi­cios y ven­tas pa­ra que, tra­ba­jan­do jun­tos, res­pon­dan con ra­pi­dez a la evo­lución del mer­ca­do.

A ese com­po­nen­te de las com­pe­ten­cias del CSO es­tá ads­cri­to uno de los mo­to­res del cre­ci­mien­to de Cis­co, su arrai­ga­da po­lí­ti­ca de ad­qui­si­cio­nes. Des­de 1993, Cham­bers me­ta­bo­li­zó y com­pró 191 em­pre­sas; en los úl­ti­mos 12 me­ses, Rob­bins aña­dió 14 a la lis­ta. La más sig­ni­fi­ca­ti­va ha si­do Jas­per, es­pe­cia­lis­ta en ma­chi­ne-to­ma­chi­ne, la ra­ma más desa­rro­lla­da de lo que ha da­do en lla­mar­se in­ter­net de las co­sas. Jas­per apor­ta a Cis­co no só­lo su tec­no­lo­gía si- no una ri­ca car­te­ra de clien­tes.

“Si us­ted ob­ser­va lo que ha­cen nues­tros pa­res en la in­dus­tria –co­men­tó Ro­mans­ki– lo ha­bi­tual es que reac­cio­nen a la cre­cien­te com­ple­ji­dad de los mer­ca­dos consolidándose, fu­sio­nán­do­se; nues­tra vi­sión se di­fe­ren­cia en que cree­mos po­si­ble cre­cer me­dian­te alian­zas só­li­das co­mo las que es­te año he­mos fir­ma­do con Erics­son, Ap­ple o IBM, así co­mo la em­pre­sa chi­na Ins­pur. Es­tos acuer­dos nos per­mi­ten com­par­tir ca­pa­ci­da­des, ven­der en co­mún y op­ti­mi­zar las in­ver­sio­nes en I+D y la car­te­ra de pa­ten­tes”.

Otro en­car­go que lle­va Ro­mans- ki es el eco­sis­te­ma de Cis­co, que abar­ca tan­to los ca­na­les de dis­tri­bu­ción co­mo los so­cios orien­ta­dos a mer­ca­dos verticales. “Po­ca gen­te ima­gi­na queen­to­doel­mun­do hay 300.000 per­so­nas que con su tra­ba­jo con­tri­bu­yen a que Cis­co ga­ne con­tra­tos, sin ser em­plea­dos de la com­pa­ñía”.

Ba­jo la res­pon­sa­bi­li­dad del CSO re­cae la iden­ti­fi­ca­ción de opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión en los di­fe­ren­tes mer­ca­dos. Una cuar­ta par­te de 2.000 mi­llo­nes de dó­la­res anua­les se in­vier­te fue­ra de EE.UU. No hi­zo fal­ta in­sis­tir pa­ra que Ro­mans­ki se­ña­la­ra que Cis­co ha asu­mi­do com­pro­mi­sos de in­ver­sión por 40 mi­llo­nes de eu­ros en Es­pa­ña, ci­fra que in­clu­ye la im­plan­ta­ción de un cen­tro de com­pe­ten­cia so­bre smart ci­ties ra­di­ca­do en Bar­ce­lo­na.

La em­pre­sa im­plan­ta­rá un cen­tro de com­pe­ten­cia so­bre ‘smart ci­ties’ en Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.