Geo­ter­mia: la ener­gía que es­pe­ra ba­jo los pies

La ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad con es­te re­cur­so es­tá pa­ra­li­za­da de­bi­do a la re­for­ma ener­gé­ti­ca es­pa­ño­la

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

“An­tes de la re­for­ma ener­gé­ti­ca ha­bía más de 50 pro­yec­tos pre­sen­ta­dos para la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad con geo­ter­mia, pe­ro aho­ra es­tán to­dos pa­ra­dos a la es­pe­ra que el pa­no­ra­ma le­gis­la­ti­vo en Es­pa­ña se acla­re”, de­nun­cia Mar­ga­ri­ta de Gre­go­rio, coor­di­na­do­ra­de­laP­la­ta­for­ma Tec­no­ló­gi­ca Es­pa­ño­la de Geo­ter­mia (Geo­plat) y di­rec­to­ra de la di­vi­sión de geo­ter­mia de la Aso­cia­ción de Em­pre­sas de Ener­gías Re­no­va­bles (Ap­pa). “No hay nin­gún pro­yec­to en mar­cha en la ac­tua­li­dad; hay pro­yec­tos que es­tán cer­ca, pe­ro to­da­vía no hay na­da ins­ta­la­do. La re­for­ma hahe­cho­mu­cho­da­ñoa­la geo­ter­mia”, aña­de es­ta ex­per­ta.

El pa­no­ra­ma ac­tual con­tras­ta con el gran po­ten­cial que se atri­bu­ye a es­ta fuen­te de ener­gía re­no­va­ble. Ex­plo­ta­ble en mu­chos te­rri­to­rios del Es­ta­do, su im­pul­so no só­lo se­ría una bue­na no­ti­cia en ma­te­ria ener­gé­ti­ca y me­dioam­bien­tal, sino que su­pon­dría la crea­ción de mi­les de nue­vos em­pleos, se­gún Geo­plat, pues­to que se tra­ta una in­dus­tria 100% lo­cal. En las ma­nos del pró­xi­mo go­bier­noes­tá el sa­ber des­en­ca­llar es­ta si­tua­ción. El apro­ve­cha­mien­to ac­tual La geo­tér­mi­ca es aque­lla ener­gía al­ma­ce­na­da en for­ma de ca­lor que se en­cuen­tra ba­jo la su­per­fi­cie de la tie­rra. Es­ta ener­gía pue­de apro­ve­char­se para la pro­duc­ción di­rec­ta de ca­lor o para la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad. Su prin­ci­pal pun­to fuer­te es que se tra­ta de una ener­gía re­no­va­ble, lim­pia, efi­cien­te y de pro­duc­ción con­ti­nua las 24 ho­ras del día los 365 días del año, a di­fe­ren­cia de la so­lar y la eó­li­ca.

El uso más ex­ten­di­do para la geo­ter­mia en Es­pa­ña es el apro­ve­cha­mien­to geo­tér­mi­co de­muy­ba­ja tem­pe­ra­tu­ra me­dian­te bom­ba de ca­lor para la cli­ma­ti­za­ción de edi­fi­cios (tan­to ca­le­fac­ción co­mo re­fri­ge­ra­ción) y su­mi­nis­tro de agua ca­lien­te. Es­tas instalaciones su­po­nen aho­rros de en­tre un 40 y un 70% en la fac­tu­ra ener­gé­ti­ca.

“Se implanta más en edi­fi­cios ter­cia­rios (ho­te­les, hos­pi­ta­les...) que en vi­vien­das por­que los pe­rio­dos de re­torno de la in­ver­sión son más in­tere­san­tes en los pri­me­ros”, se­ña­la Mar­ga­ri­ta de Gre­go­rio. La ex­per­ta si­túa el pe­rio­do de re­torno en una hor­qui­lla de en­tre cua­tro y sie­te años, aun­que ad­vier­te que pue­de va­riar mu­cho en fun­ción de­la in­ver­sión ini­cial ydel pre­cio de los combustibles fó­si­les.

Sus pun­tos fuer­tes, ade­más de los ya se­ña­la­dos, son su nu­lo im­pac­to so­no­ro y vi­sual (no ne­ce­si­ta ni chi­me­neas ni uni­da­des ex­te­rio­res en fa­cha­das), que pue­de im­plan­tar­se en ca­si cual­quier lu­gar y su ba­jo man­te­ni­mien­to.

La geo­ter­mia tam­bién pue­de uti­li­zar­se para cli­ma­ti­zar ba­rrios en­te­ros, una op­ción po­co ex­ten­di- da en Es­pa­ña pe­ro no así en Eu­ro­pa. “En la cli­ma­ti­za­ción de dis­tri­tos se op­ta más por la bio­ma­sa en esos mo­men­tos en Es­pa­ña por­que sus pre­cios son muy com­pe­ti­ti­vos”, ex­pli­ca De Gre­go­rio.

Para im­pul­sar de­fi­ni­ti­va­men­te el uso de la geo­ter­mia en los edi­fi­cios, el sec­tor re­cla­ma una nor­ma­ti­va es­pe­cí­fi­ca. En una jor­na­da so­bre Nue­vos avan­ces en geo­ter­mia so­me­ra or­ga­ni­za­da a fi­na­les de ju­nio por el Ilus­tre Co­le­gio Ofi­cial de Geó­lo­gos y Ap­pa, el geó­lo­go Al­bert Pu­ja­das, di­rec­tor téc­ni­co de Qua­li Geo­ter­mia, se­ña­ló que el mar­co re­gu­la­to­rio es un “as­pec­to esen­cial para la im­plan­ta­ción de geo­ter­mia de ca­li­dad en nues­tro país”. Pu­ja­das sub­ra­yó que la nor­ma­ti­va es “con­fu­sa, po­co or­de­na­da, len­ta y ca­da co­mu­ni­dad au­tó­no­ma tie­ne sus pro­pios cri­te­rios”, por lo que con­si­de­ró que es ne­ce­sa­rio “una nor­ma­ti­va es­pe­cí­fi­ca más con­cre­ta, uni­fi­ca­da y sim­ple”. Por otra par­te, el Co­le­gio de Geó­lo­gos ha pro­pues­to a los par­ti­dos po­lí­ti­cos me­di­das co­mo la re­for­ma de los do­cu­men­tos bá­si­cos del Có­di­go Téc­ni­co de Edi­fi­ca­ción para in­tro­du­cir la geo­ter­mia en la cons­truc­ción y reha­bi­li­ta­ción de edi­fi­cios o un Li­bro Blan­co so­bre la mis­ma para im­pul­sar una ade­cua­da le­gis­la­ción y ayu­das fi­nan­cie­ras para desa­rro­llar geo­ter­mia en edi­fi­ca­cio­nes.

RAI­NER GROSSKOPF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.