‘Bre­xit’: ‘wait and see’

La Vanguardia - Dinero - - INPUT - Ma­nel Xi­fra

Des­pués del re­fe­rén­dum en el Reino Uni­do so­bre la per­ma­nen­cia o no en la UEy­de las Elec­cio­nes Ge­ne­ra­les es­pa­ño­las, se ha pro­du­ci­do un he­cho para re­fle­xio­nar. No nos creí­mos las en­cues­tas que acer­ta­ron, pe­ro, en cam­bio, asu­mi­mos aque­llas que erra­ron de for­ma con­si­de­ra­ble. El re­sul­ta­do de la con­sul­ta bri­tá­ni­ca, con una vo­lun­tad ma­yo­ri­ta­ria a fa­vor del Bre­xit, ha si­do una sor­pre­sa ge­ne­ral, tam­bién para las em­pre­sas. Para las de aquí, pe­ro tam­bién para las bri­tá­ni­cas. Ye­so pue­de ser un con­sue­lo a nues­tra fal­ta de pre­vi­sión.

La des­con­fian­za en es­te re­sul­ta­do hi­zo que no se to­ma­ran me­di­das pre­ven­ti­vas por par­te de la ma­yo­ría de las em­pre­sas. Pe­ro aun­que lo hu­bie­ran que­ri­do ha­cer no ha­brían po­di­do ir mu­cho más allá de ase­gu­rar el ti­po de cam­bio de la libra en las ope­ra­cio­nes en cur­so. El pun­to de par­ti­da, pues, es un re­sul­ta­do a fa­vor del Bre­xit y las em­pre­sas en la lí­nea de sa­li­da de un pro­ce­so na­da ní­ti­do. To­da­vía no sa­be­mos quien lo li­de­ra­rá y vie­ne do­mi­na­do por una to­tal in­cer­ti­dum­bre en el re­sul­ta­do de las ne­go­cia­cio­nes y en el tiem­po de rea­li­za­ción.

Para las em­pre­sas aho­ra una co­sa es se­gu­ra: los afec­ta­rá y por eso se em­pie­zan a pre­pa­rar po­nien­do en mar­cha un pro­ce­so que com­bi­na la observación de los acon­te­ci­mien­tos a muy cor­to pla­zo y la pros­pec­ti­va a me­dio y lar­go.

An­te es­tas si­tua­cio­nes in­cier­tas y com­ple­jas, tie­ne un pa­pel re­le­van­te el com­par­tir y con­tras­tar las in­for­ma­cio­nes, las in­ter­pre­ta­cio­nes y so­bre to­do las pre­dic­cio­nes para ela­bo­rar es­ce­na­rios y ha­cer pla­nes de adap­ta­ción. El net­wor­king em­pre­sa­rial pue­de re­for­zar la ca­li­dad del pro­ce­so de adap­ta­ción de las em­pre­sas al Bre­xit.

Amuy cor­to pla­zo, la de­pre­cia­ción de la libra es­tá afec­tan­do a nues­tros ex­por­ta­do­res en­ca­re­cien­do sus pro­duc­tos al Reino Uni­do y a nues­tros in­ver­so­res allí, por una pér­di­da de va­lor de sus ac­ti­vos. Pe­ro eso no es nue­vo para las em­pre­sas in­ter­na­cio­na­li­za­das, pues son si­tua­cio­nes con las que se en­fren­tan a me­nu­do. Son los ca­sos re­cien­tes de Bra­sil o Ru­sia. Tam­bién es evi­den­te la afec­ta­ción que es­tá te­nien­do en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros.

Ame­dio pla­zo ha­brá que ver si el re­sul­ta­do del re­fe­rén­dum y los pri­me­ros pa­sos que si­gan los lí­de­res británicos, así co­mo las pri­me­ras po­si­cio­nes de la UE, fre­nan la eco­no­mía, y tie­ne efec­tos so­bre el con­su­mo y la in­ver­sión, y, por lo tan­to, so­bre nues­tras ex­por­ta­cio­nes. Ya lar­go, la in­cóg­ni­ta es­tá en el nue­vo mo­de­lo de re­la­ción que preo­cu­pa so­bre to­do en lo que ata­ñe a la mo­vi­li­dad de per­so­nas, en­tre las que hay ex­pa­tria­dos en fi­lia­les o británicos tra­ba­jan­do aquí.

Nues­tras em­pre­sas in­dus­tria­les in­ter­na­cio­na­li­za­das se adap­tan a si­tua­cio­nes de en­torno VUCA(vo­la­ti­li­dad, in­cer­ti­dum­bre, com­ple­ji­dad y am­bi­güe­dad) y lo ha­cen por­que son una in­dus­tria adap­ta­ti­va. En es­te ca­so la di­men­sión de nues­tras re­la­cio­nes con el Reino Uni­do y la in­cer­ti­dum­bre y com­ple­ji­dad del es­ce­na­rio al que se tie­nen que adap­tar de­ter­mi­nan mu­cho aná­li­sis, mu­cha pru­den­cia y mu­cha pa­cien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.