Las nu­bes avan­zan, pe­ro no lo cu­bren to­do

Los ser­vi­cios ‘cloud’ se ex­tien­den rá­pi­da­men­te en­tre las em­pre­sas pe­ro si­guen sin ser pre­do­mi­nan­tes

La Vanguardia - Dinero - - DIGITAL - Nor­ber­to Ga­lle­go

No es un par­te me­teo­ro­ló­gi­co. Hay nue­vas evi­den­cias de que el fu­tu­ro de las TI co­mo fun­ción cru­cial de las em­pre­sas es­tá más li­ga­do a la compu­tación en la nu­be de lo que se pien­sa. Pe­ro no to­da­vía des­de una pro­por­ción es­ta­dís­ti­ca­men­te do­mi­nan­te. Es el diag­nós­ti­co que se des­pren­de de en­cues­tas y es­tu­dios de mer­ca­do re­cien­tes. Ha­brá que mo­de­rar, pa­re­ce, el en­tu­sias­mo de quie­nes ima­gi­nan que las em­pre­sas se van a dar pri­sa en ce­rrar sus pro­pios cen­tros de da­tos pa­ra trans­fe­rir por com­ple­to sus fun­cio­nes a uno u otro pro­vee­dor de ser­vi­cios cloud. Cla­ro que es­tos pro­vee­do­res ci­tan el tes­ti­mo­nio deal­gu­nos clien­tes que han op­ta­do por un sal­to drás­ti­co, pe­ro la ver­dad es que se cuen­tan con los de­dos de una­mano.

Una fuen­te pa­ra ma­ti­zar es la es­ta­dís­ti­ca apor­ta­da por la con­sul­to­ra IDC, se­gún la cual los pro­vee­do­res de ser­vi­cios cloud –los más no­to­rios son Ama­zon Web Ser­vi­ces, Mi­cro­soft y Goo­gle, que acu­mu­lan ca­si el 60% del mer­ca­do mun­dial– ace­le­ran sus ya im­por­tan­tes in­ver­sio­nes en hard­wa­re pa­ra equi­par sus cen­tros de da­tos des­de los que pres­tar ser­vi­cios “en la nu­be¨ a clien­tes cor­po­ra­ti­vos. Es­to no­qui­ta que­los cen­tros de da­tos tra­di­cio­na­les –que el sec­tor lla­ma on-pre­mi­se pa­ra dis­tin­guir­los de los off–, aun­que su cur­va es des­cen­den­te, com­pran el 63% de los 79.000 mi­llo­nes en los que IDC es­ti­ma la in­ver­sión to­tal en in­fra­es­truc­tu­ras de TI en el 2016. Con me­nos pre­ci­sión, IDC es­ti­ma que en Eu­ro­pa se­rán unos 10.000 mi­llo­nes de eu­ros es­te año, con el ma­tiz de la pro­por­ción es de seis a cua­tro a fa­vor de la nu­be.

El 4,4% de ba­ja­da del gas­to en in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra cen­tros de da­tos de em­pre­sa –ser­vi­do­res, sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to y equi­pos de red– se com­pen­sa so­bra­da­men­te con el 15,5% de subida en el que se des­ti­na­rá es­te año a los que dan ser­vi­cios de cloud pú­bli­ca y cloud pri­va­da. Así se­gui­rá la ten­den­cia, só­lo que en el 2020 los 79.000 mi­llo­nes ac­tua­les se ha­brán con­ver­ti­do en 125.000 mi­llo­nes –se­gún la pro­yec­ción de IDC– y la in­ver­sión on-pre­mi­se ha­brá per­di­do diez pun­tos pe­ra se­rá to­da­vía del 53% del to­tal. De mo­do que las gran­des mar­cas del mer­ca­do, co­mo HPE, Cis­co, EMC (a pun­to de ser ab­sor­bi­da por Dell), IBM, Ne­tApp, Fu­jit­su yo­tras­me­no­res que em­pu­jan, con­fían en sa­car par­ti­do del cre­ci­mien­to es­pe­ra­do.

Una pers­pec­ti­va com­ple­men­ta­ria pro­ce­de del aná­li­sis de Gart­ner: la compu­tación en la nu­be se ex­tien­de tan rá­pi­da­men­te co­mo pa­ra pre­de­cir que se­rán es­pe­cí­me­nes ra­ros las em­pre­sas que no con­fíen en ella pa­ra al me­nos una par­te de sus fun­cio­nes de TI. Tan ra­ras se­rán –di­ce el in­for­me– co­mo lo sería hoy en­con­trar una em­pre­sa que vi­va aje­na a in­ter­net.

Ob­ser­va la con­sul­to­ra que son mu­chas las em­pre­sas que no aca­ban de fiar­se de la no­ve­dad. Sus ob­je­cio­nes son co­no­ci­das: se­gu­ri­dad, pri­va­ci­dad y re­gu­la­ción. “Aun­que es erró­nea, es­tá muy ex­ten­di­da la con­vic­ción de que un en­torno cloud es me­nos se­gu­ro que te­ner un cen­tro de da­tos pro­pio. Ge­ne­ral­men­te es al re­vés”. Acor­to pla­zo, la des­con­fian­za se que­da­rá sin fun­da­men­to: el 88% de las em­pre­sas con­tem­plan po­lí­ti­cas de cloud first, en las que la compu­tación en la nu­be se con­si­de­ra co­mo una pri­me­ra op­ción mien­tras al­guno de esos tres fac­to­res no acon­se­je otra co­sa.

Es­tas con­clu­sio­nes tie­nen con­se­cuen­cias pa­ra el la­do de la ofer­ta. Más­de un ter­cio de las em­pre­sas de soft­wa­re es­tán adap­tan­do sus pro­duc­tos pa­ra que fun­cio­nen en am­bos en­tor­nos. No obs­tan­te son mi­no­ría las que desa­rro­llan su nue­vo soft­wa­re pen­san­do ex­clu­si­va­men­te en la nu­be. Gart­ner ha en­con­tra­do una for­ma efi­caz de ex­pre­sar­lo: “Tar­da­re­mos años an­tes de que ver las con­di­cio­nes pa­ra pa­sar de cloud­first a ser cloud-only”.

Son mi­no­ría las em­pre­sas que di­se­ñan su nue­vo soft­wa­re pen­san­do só­lo en la nu­be

AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.