La re­sis­ten­cia al cam­bio di­gi­tal

El ‘re­tail’, las ‘uti­li­ties’ y el tu­ris­mo son los sec­to­res más sus­cep­ti­bles para rea­li­zar el gran sal­to

La Vanguardia - Dinero - - DIGITAL - Joan Ló­pez So­ler Las ‘uti­li­ties’ son un sec­tor muy sus­cep­ti­ble al cam­bio

Den­tro de unos años, cuan­do va­ya­mos a com­prar ro­pa, en la ma­yo­ría de las tien­das ya no ten­dre­mos que ir al pro­ba­dor: se ha­brán di­gi­ta­li­za­do. Es­to su­pon­drá un gran avan­ce para em­pre­sas, co­mer­cian­tes y com­pra­do­res. Me­nos tiem­po, me­nos co­las (es­pe­ra­mos), más co­mo­di­dad... ¡Que pa­sa­da!

És­ta fue una de las ex­pe­rien­cias di­gi­ta­les que se pre­sen­ta­ron en el XXII CIO An­nual Mee­ting de Pen­teo –com­pa­ñía es­pe­cia­li­za­da en ana­lí­ti­ca TIC– ce­le­bra­do ha­ce unos me­ses. En aque­lla oca­sión 70 CIO (en in­glés, Chief In­for­ma­tion Of­fi­cer) de di­fe­ren­tes par­tes del Es­ta­do re­fle­xio­na­ron al­re­de­dor de es­te fe­nó­meno.

El re­tail, las uti­li­ties –em­pre­sas que ex­plo­tan ser­vi­cios pú­bli­cos– y el tu­ris­mo son los sec­to­res “más sus­cep­ti­bles a la di­gi­ta­li­za­ción”, ex­pli­ca Ja­vier Sa­la, director de Pen­teo. En es­te sen­ti­do, pro­si­gue, “el tu­ris­mo tie­ne una gran de­pen­den­cia de em­pre­sas di­gi­ta­li­za­das” y es­to le ha lle­va­do a apos­tar di­rec­ta­men­te por es­te ca­mino.

Pe­ro tam­bién hay otros sec­to­res, co­mo el agrí­co­la, que pue­den be­ne­fi­ciar­se de los pro­ce­sos de di­gi­ta­li­za­ción, a par­tir de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos para uti­li­da­des em­pre­sa­ria­les. “Un pro­duc­tor de le­che pue­de po­ner co­lla­res en sus va­cas para sa­ber exac­ta­men­te dón­de y cuan­do co­men y, en fun­ción de eso, fi­jar un pre­cio u otro en el mer­ca­do”, des­ta­ca Sa­la, quien ase­gu­ra que “no re­quie­ren in­ver­sio­nes tre­men­das”.

El director de Pen­teo es­ta­ble­ce do­ce ca­te­go­rías en el ám­bi­to de la di­gi­ta­li­za­ción em­pre­sa­rial –co­mo la in­fra­es­truc­tu­ra de nu­be, la ana­lí­ti­ca avan­za­da, o la ci­ber­se­gu­ri­dad– to­das ellas bajo tres pi­la­res fun­da­men­ta­les: la tec­no­lo­gía, las per­so­nas y la ges­tión. La di­gi­ta­li­za­ción con­lle­va, en mu­chos ca­sos, un cam­bio en los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos, de co­mer­cia­li­za­ción y de re­la­ción con el clien­te ya que en mu­chas em­pre­sas “no hay prác­ti­ca­men­te in­ter­ven­ción hu­ma­na”.

En un mo­men­to de cam­bio en el pa­no­ra­ma com­pe­ti­ti­vo y el perfil del con­su­mi­dor, “hay que te­ner en cuen­ta si la di­gi­ta­li­za­ción da un re­torno tan­gi­ble”, de­fien­de Sa­la, y aña­de que “hoy en día un com­pe­ti­dor di­gi­tal apa­re­ce de la na­da”. Con to­do, las ven­ta­jas de la di­gi­ta­li­za­ción son va­rias pues­to que “se agi­li­zan los pro­ce­sos y las em­pre­sas son más rá­pi­das al cam­bio”, ar­gu­men­ta.

En es­te es­ce­na­rio para Sa­la la crea­ción o cap­ta­ción del ta­len­to di­gi­tal “es vi­tal”. “Ca­da vez más las em­pre­sas tien­den a in­cor­po­rar a gente más joven para la­bo­res de más res­pon­sa­bi­li­dad”. No obs­tan­te, el res­pon­sa­ble de Pen­teo cree que de­be­rán afron­tar al­gu­nos re­tos im­por­tan­tes co­mo “en­ten­der al nue­vo com­pra­dor para sa­ber­le dar co­ber­tu­ra y ser­vi­cio” y adop­tar ór­ga­nos de go­bierno co­mo “co­mi­tés di­gi­ta­les” de ca­ra a las es­tra­te­gias de fu­tu­ro. El ob­je­ti­vo, se­gún Sa­la, es de­jar atrás mé­to­dos tra­di­cio­na­les y aca­bar con la re­sis­ten­cia al cam­bio.

BLOOMBERG

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.