El co­mer­cio elec­tró­ni­co en­tra en las re­des so­cia­les

Pu­re Ins­pi­ra­tion, em­pre­sa sur­gi­da del IIIA-CSIC, po­ne en mar­cha una nue­va pla­ta­for­ma de mo­da y be­lle­za

La Vanguardia - Dinero - - DE LA CIENCIA AL MERCADO - Joa­quim El­ca­cho

Un gran es­ca­pa­ra­te de pro­duc­tos de mo­da y be­lle­za, con un mo­de­lo de ne­go­cio ba­sa­do en la pu­bli­ci­dad

In­ter­net y las re­des so­cia­les es­tán cam­bian­do el mun­do del co­mer­cio, y las em­pre­sas no pue­den per­der ni un mi­nu­to en su adap­ta­ción a la nue­va reali­dad. El so­cial shop­ping (com­pra so­cial, com­bi­na­ción de re­des so­cia­les y com­pra por in­ter­net) es un ejem­plo de unas nue­vas po­si­bi­li­da­des de mer­ca­do que na­die po­día ima­gi­nar a ini­cios de esta dé­ca­da. La co­la­bo­ra­ción en­tre em­pren­de­do­resy­cien­tí­fi­cos es­pe­cia­li­za­dos en cam­pos co­mo la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pue­de ayu­dar a ha­cer reali­dad pro­yec­tos com­pe­ti­ti­vos en es­tos sec­to­res –con gran­des ex­pec­ta­ti­vas– pe­ro que tam­bién tie­nen una dura com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal.

Es­te mis­mo ve­rano se ha pues­to en mar­cha des­de Ca­ta­lun­ya una nue­va pla­ta­for­ma de so­cial shop­ping sur­gi­da de una em­pre­sa sa­li­da de un cen­tro de in­ves­ti­ga­ción.

La idea ini­cial fue crear un por­tal de co­mer­cio elec­tró­ni­co para pro­duc­tos de be­lle­za, don­de los usua­rios pu­die­ran ex­pre­sar su opi­nión e in­ter­ac­tuar a par­tir de los con­te­ni­dos ge­ne­ra­dos en la pro­pia pá­gi­na. Una vez ini­cia­do el pro­yec­to, “de­ja­mos en se­gun­do plano la ven­ta di­rec­ta de pro­duc­tos y nos cen­tra­mos en crear un por­tal que fue­ra un gran es­ca­pa­ra­te de pro­duc­tos de mo­da y be­lle­za, con un mo­de­lo de ne­go­cio ba­sa­do en la pu­bli­ci­dad”, re­cuer­da Car­los Mas re­fi­rién­do­se a los orí­ge­nes, en 2014, de Pu­re Ins­pi­ra­tion.

Car­los Mas fue la par­te em­pren­de­do­ra del pro­yec­to, res­pon­sa­ble de con­cep­tua­li­zar la pro­pues­ta y bus­car la par­ti­ci­pa­ción de in­ves­ti­ga­do­res que apor­ten co­no­ci­mien­to que ayu­de a con­se­guir los ob­je­ti­vos. En es­te ca­so, la co­la­bo­ra­ción lle­gó del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ció­nen In-te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial (IIIA-CSIC), con la in­cor­po­ra­ción al pro­yec­to em­pre­sa­rial de los in­ves­ti­ga­do­res Àn­ge­la Fà­bre­gues y Car­los Sie­rra.

“Cuan­do ex­pli­qué el pro­yec­to en el Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción en In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial, pri­me­ro a la res­pon­sa­ble de trans­fe­ren­cia y po­co des­pués con Àn­ge­la Fà­bre­gues, la aco­gi­da fue muy bue­na y en­se­gui­da vi mos­quea par­tir de su co­no­ci­mien­to en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial se po­día ha­cer mu­cha trans­fe­ren­cia y crear mu­cho va­lor para una em­pre­sa”, re­cuer­da Car­los Mas.

Àn­ge­la Fà­bre­gues y Car­los Sie­rra tra­ba­ja­ban pre­ci­sa­men­te en un pro­yec­to de al­go­rit­mos de con­fian­za que ayu­da a iden­ti­fi­car pa­tro­nes de com­por­ta­mien­to en una red; una de las téc­ni­cas que pue­de ayu­da­ra per­fec­cio­nar el fun­cio­na­mien­to de pla­ta for­mas co­mo la­quea ho­ra ha pues­to en mar­cha Pu­re Ins­pi­ra­tion.

La pri­me­ra fa­se del pro­yec­to es una pla­ta­for­ma de pu­bli­ci­dad de pro­duc­tos –dis­po­ni­ble para los usua­rios en for­ma de apli­ca­ción para dis­po­si­ti­vos mó­vi­les– para que las mar­cas pue­dan di­ri­gir­se a su au­dien­cia en ba­se al in­te­rés, estilo, com­por­ta­mien­to , de­mo­gra­fía y lo­ca­li­za­ción. De esta for­ma, se pre­ten­de con­se­guir trá­fi­co cua­li­fi­ca­do de clien­tes que han mos­tra­do un in­te­rés en el pro­duc­to y con al­ta pro­ba­bi­li­dad de con­ver­sión en ven­tas.

Una de las fun­cio­na­li­da­des de la pla­ta­for­ma ww­wowww se ba­sa en el in­fluen­tial mar­ke­ting y fa­ci­li­ta que“los usua­rios que quie­ran ins­pi­ra­ra la co­mu­ni­dad pue­dan su­bir sus looksy pue­dan ad­jun­tar los pro­duc­tos que es­tán pro­mo­cio­nan­do ”.

Fa­ci­li­tar ac­ce­sos

La pre­sen­ta­ción de mar­cas y pro­duc­tos en esta pla­ta­for­ma pre­ten­de fa­ci­li­tar su co­no­ci­mien­to por par­te de­los usua­rios, y fa­ci­li­tar el ac­ce­so a la pá­gi­na don­de pue­de rea­li­zar la com­pra que le in­tere­se.

Des­de ww­wowww los usua­rios pue­den­des­cu­brir, or­ga­ni­zar ycom­par­tir su estilo. Pue­den se­guir per­so­nas, pu­bli­car sus looks pre­fe­ri­dos, ha­cer com­bi­na­cio­nes de ro­pa de di­ver­sas mar­cas... En de­fi­ni­ti­va, ww­wowww es una pla­ta­for­ma que ofre­ce to­das las he­rra­mien­tas para que el usua­rio pue­da “ju­gar” con los pro­duc­tos de sus mar­cas pre­fe­ri­das. “Des­cu­brir, ins­pi­rar y com­prar son los tres tér­mi­nos que uti­li­za­mos para re­fle­jar el con­cep­to de la pla­ta­for­ma ww­wowww”, ex­pli­ca Mas.

Una­de­las so­lu­cio­nes que pre­ten­de ofre­cer la nue­va pla­ta­for­ma es que el usua­rio des­cu­bra en un mis-moes­ca­pa­ra­te un­ca­tá­lo­go in­men­so de pro­duc­tos que se ajus­ten a sus gus­tos, sin te­ner ir bus­can­do una por una la gran can­ti­dad de mar­cas y looks que hay en el mer­ca­do.

En una pri­me­ra fa­se, la nue­va pla­ta­for­ma tie­ne un mo­de­lo ba­sa­do en la pu­bli­ci­dad pe­ro el ob­je­ti­vo fi­nal es que el usua­rio pue­da com­ple­tar la com­pra den­tro de la mis­ma apli­ca­ción, con un mo­de­lo de drop ship

ping quein­te­gra­rá ww­woww­wa­las prin­ci­pa­les pla­ta­for­mas de co­mer­cio elec­tró­ni­co que exis­ten en el mer­ca­do y en los in­ven­ta­rios de las mar­cas, ex­pli­ca Car­los Mas.

XA­VIER GÓ­MEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.