Los ries­gos que hay que asu­mir

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO -

Si bien tra­ba­jar co­mo free­lan­ce pue­de re­por­ta nu­me­ro­sos be­ne­fi­cios, co­mo la po­si­bi­li­dad de con­ci­liar la vi­da la­bo­ral y la pro­fe­sio­nal; a cam­bio, se de­ben co­rrer con los ries­gos que es­te ti­po de pro­fe­sión lle­va im­plí­ci­ta, ya que no hay nin­gu­na ga­ran­tía de te­ner in­gre­sos, el tiem­po del co­bro de los ser­vi­cios prestados pue­de di­la­tar­se, las va­ca­cio­nes pue­den ser inexis­ten­tes, hay que bus­car clien­tes de con­ti­nuo, y se de­be con­se­guir una pre­sen­cia fre­cuen­te en las re­des so­cia­les para ga­nar vi­si­bi­li­dad. A pe­sar de to­do, se­ña­la Gross, se es­tá con­vir­tien­do en una op­ción po­pu­lar en es­tos es­tra­tos so­cia­les. Has­ta la fe­cha, ocu­rría con cier­ta ha­bi­tua­li­dad en­tre los pro­fe­sio­na­les de ma­yor edad, cer­ca­nos a la ju­bi­la­ción, ya que da­dos sus co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cia, te­nían las puer­tas abier­tas para la con­sul­to­ría de al­to ni­vel. Aho­ra, sin em­bar­go, es­tá ate­rri­zan­do de lleno en­tre las mu­je­res con hi­jos jó­ve­nes, que ven en esta po­si­ción una po­si­bi­li­dad de com­pa­gi­nar sus de­seos per­so­na­les con sus as­pi­ra­cio­nes so­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.