El cam­bio cli­má­ti­co en­ca­re­ce el ca­fé

Las tie­rras ap­tas pa­ra el cul­ti­vo de es­ta plan­ta se re­du­ci­rán a la mi­tad de aquí al 2050 de­bi­do al ca­len­ta­mien­to glo­bal

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Lorena Fa­rràs Pé­rez

La agri­cul­tu­ra ca­fe­te­ra se con­cen­tra en los paí­ses ubi­ca­dos en la fran­ja in­ter­tro­pi­cal

Una amar­ga no­ti­cia pa­ra los aman­tes del ca­fé: las tie­rras ap­tas pa­ra el cul­ti­vo dees­ta plan­ta se re­du­ci­rán a la mi­tad de aquí al año 2050 de­bi­do al ca­len­ta­mien­to del pla­ne­ta, lo que pro­du­ci­rá un en­ca­re­ci­mien­to de los pre­cios, se­gún un es­tu­dio del Ins­ti­tu­to del Cli­ma de Aus­tra­lia. Pa­ra el 2080, el ca­fé sal­va­je, im­por­tan­te pa­ra man­te­ner­la va­rie­dad ge­né­ti­ca del ca­fé cul­ti­va­do, po­dría ha­ber­se ex­tin­gui­do, lo que re­per­cu­ti­rá en su ca­li­dad.

La be­bi­da más con­su­mi­da tras el agua y el té es un cul­ti­vo glo­bal cla­ve y la se­gun­da mer­can­cía más im­por­tan­te ex­por­ta­da por paí­ses en desa­rro­llo, des­pués del pe­tró­leo, así que­las con­se­cuen­cias eco­nó­mi­cas de es­te cam­bio de pa­ra­dig­ma van a ser gra­ves pa­ra al­gu­nas re­gio­nes del mun­do. Se es­ti­ma que más de 120 mi­llo­nes de per­so­nas en más de 70 paí­ses de­pen­den del cul­ti­vo y co­mer­cio del ca­fé. En­tre el 80 y el 90% de los 25 mi­llo­nes pro­duc­to- res son pe­que­ños agri­cul­to­res de paí­ses en vías de desa­rro­llo, es de­cir, con po­ca ca­pa­ci­dad pa­ra adap­tar su pro­duc­ción a los cam­bios in­du­ci­dos por el ca­len­ta­mien­to del pla­ne­ta.

La agri­cul­tu­ra ca­fe­te­ra se con­cen­tra en los paí­ses ubi­ca­dos en la zo­na in­ter­tro­pi­cal, la fran­ja que se ubi­ca en­tre los tró­pi­cos deCán­cery de Capricornio. Bra­sil es con di­fe­ren­cia el prin­ci­pal país pro­duc­tor, se­gui­do de Viet­nam y de la re­gión que com­pren­de Mé­xi­co y Amé­ri­ca Cen­tral.

El au­men­to de las tem­pe­ra­tu­ras y los cam­bios en los pa­tro­nos me­teo­ro­ló­gi­cos, en­tre ellos las llu­vias, ya es­tán afec­tan­do a los cul­ti­vos de mu­chos de los paí­ses ubi­ca­dos en es­ta fran­ja del pla­ne­ta. Es­tos cam­bios han au­men­ta­do la in­ci­den­cia de en­fer­me­da­des y pla­gas, lo que afec­ta a los cul­ti­vos y su ca­li­dad, se­gún han ob­ser­va­do los cien­tí­fi­cos au­to­res del es­tu­dio, con­clu­sión ava­la­da por in­for­mes pre­ce­den­tes de va­rias or­ga­ni­za­cio­nes y en­ti­da­des in­ter­na­cio­na­les.

El Ins­ti­tu­to del Cli­ma de Aus­tra­lia ase­gu­ra que la pro­duc­ción en Tan­za­nia, por ejem­plo, don­de 2,4 mi­llo­nes de per­so­nas vi­ven de es­ta in­dus­tria, se ha re­du­ci­do en 137 ki­los por hec­tá­rea con ca­da au­men­to de 1 gra­do en la tem­pe­ra­tu­ra mí­ni­ma. En to­tal, han ex­pe­ri­men­ta­do una re­duc­ción del 50% des­de la dé­ca­da de los 60. Y Ni­ca­ra­gua po­dría per­der la ma­yo­ría de sus tie­rras ca­fe­te­ras an­tes del 2050 si­no­se de­tie­ne el ca­len­ta­mien­to glo­bal.

“El cam­bio cli­má­ti­co es­tá ya afec­tan do ala pro­duc­ción agra­ria y ga­na­de­ra de to­do el mun­do, aun­que no en la mis­ma mag­ni­tud. Hay re­gio­nes más per­ju­di­ca­das, co­mo la zo­na in­ter­tro­pi­cal”, se­ña­la Ro­bert Sa­vé, del Ins­ti­tut de Re­cer­ca i Tec­no­lo­gia Agroa­li­men­tà­ries (IRTA). Se­gún el ex­per­to, de lo que no hay du­da es que las evi­den­cias so­bre el ca­len­ta­mien­to glo­bal son elo­cuen­tes: “Las úl­ti­mas cri­sis de pre­cios de los ali­men­tos bá­si­cos, con gra­ves con­se­cuen­cias po­lí­ti­co-so­cia­les, han te­ni­do co­mo de­to­nan­te fac­to­res aso­cia­bles con el cam­bio cli­má­ti­co di­rec­ta o in di­rec­ta­men­te ”.

Aun­que pa­ra los paí­ses pro­duc­to­res de ca­fé las di­fi­cul­ta­des de cul­ti­vo son un gra­ve pro­ble­ma, pa­ra el con­su­mi­dor no lo es tan­to al no ser un pro­duc­to de pri­me­ra ne­ce­si­dad, por mu­cho que nos pue­da gus­tar. Más pro­ble­má­ti­co se­rá cuan­do se vean ame­na­za­dos cul­ti­vos co­mo el ce­real, un ali­men­to bá­si­co no só­lo pa­ra los hu­ma­nos sino tam­bién pa­ra los ani­ma­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.