Los jó­ve­nes pre­fie­ren es­tar en una em­pre­sa en la me­di­da en que sien­ten que apor­tan y apren­den

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN - Se es­ti­ma que se­rá el por­cen­ta­je de mi­llen­nials’ so­bre la fuer­za la­bo­ral en 2025

Re­sul­ta cu­rio­so ver ca­da mes –cuan­do apa­re­cen las es­ta­dís­ti­cas del mer­ca­do la­bo­ral– las crí­ti­cas que se ha­cen en ge­ne­ral por la po­ca im­por­tan­cia que tie­nen los con­tra­tos in­de­fi­ni­dos y lue­go es­cu­char a per­so­nas que se de­di­can a la cap­ta­ción de ta­len­to. Al­go no cua­dra. Vea­mos al­gu­nos ejem­plos. “A ni­vel glo­bal, en el año 2020, el tra­ba­ja­dor fi­jo con un pues­to pa­ra to­da la vi­da re­pre­sen­ta­rá un por­cen­ta­je me­nor de la ma­sa la­bo­ral. En las en­tre­vis­tas que rea­li­za­mos pa­ra per­fi­les di­gi­ta­les com­pro­ba­mos­co­mo­los­mi­llen­nials muy a me­nu­do no quie­ren oír ha­blar de un pues­to de tra­ba­jo fi­jo, quie­ren una de­di­ca­ción li­mi­ta­da pa­ra com­bi­nar con otras ac­ti­vi­da­des y tra­ba­jos que for­man par­te de su vi­da per­so­nal. Por eso, el gru­po de tra­ba­ja­do­res que más es­tá cre­cien­do es el de los free­lan­ces”, afir­ma Syl­via Tau­dien, CEO y fun­da­do­ra de Ad­van­ta­ge Con­sul­to­res & In­di­gi­tal Ad­van­ta­ge.

Abun­dan­do en es­ta apre­cia­ción, un re­cien­te in­for­me de Adec­co, El fu­tu­ro del tra­ba­jo en Es­pa­ña, se di­ce que, has­ta aho­ra, las re­la­cio­nes la­bo­ra­les se ba­san en la for­ma­li­za­ción de un con­tra­to de tra­ba­jo, pe­ro que en el fu­tu­ro, “las re­la­cio­nes la­bo­ra­les tam­bién am­plia­rán su es­pec­tro co­mo ya se es­tá em­pe­zan­do a no­tar en fór­mu­las ta­les co­mo el out­sour­cing de fun­cio­nes, el tra­ba­jo au­tó­no­mo y por pro­yec­tos, free­lan­ces pa­ra mi­cro­pro­yec­tos des­de la nu­be o el crowd­sour­cing y otros for­ma­tos de in­no­va­ción abier­ta...”.

El pro­fe­sor Si­mon Do­lan, que di­ri­ge la cá­te­dra The Fu­tu­re of Work Chair en Esa­de, se mues­tra ta­jan­te al res­pec­to y ase­gu­ra que “va­mos a en­trar en la era del plu­ri­em­pleo mu­tan­te: cons­tan­te­men­te de­ja­re­mos tra­ba­jos y nos in­cor­po­ra­re­mos a nue­vos pues­tos; ten­dre­mos un por­ta­fo­lio la­bo­ral pa­ra­no­de­pen­der­deu­na­so­la em­pre­sa, y ha­brá in­cer­ti­dum­bre. El tra­ba­jo del fu­tu­ro es­ta­rá mar­ca­do por la di­gi­ta­li­za­ción, la glo­ba- li­za­ción y la vir­tua­li­za­ción. El te­le­tra­ba­jo es im­pa­ra­ble...”.

Pe­ro no só­lo es eso. Va un pa­so má­sa­llá y afir­ma que “el pa­ra­dig­ma bá­si­co es que pa­sa­mos de la efi­cien­cia a la efi­ca­cia. La efi­cien­cia se lo­gra­rá con ro­bots a cor­to pla­zo. En cuan­to a la efi­ca­cia se es­ti­ma que en el año 2040 la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial lle­ga­rá al mis­mo ni­vel de los hu­ma­nos y va­mos a em­pe­zar a com­pe­tir con má­qui­nas”. Tras mos­trar­se po­si­ti­vo ape­sar­de­to­do, por­que“crea­re­mos em­pleos que hoy ni si­quie­ra po­de­mo­si­ma­gi­nar”, afir­ma­que“en el mun­do de ma­ña­na no ha­rá fal­ta sa­lir de ca­sa pa­ra bus­car tra­ba­jo, ha­brá que crear tra­ba­jo”. Es­te es el pa­no­ra­ma, que le ha­ce con­cluir “se es­tá aca­ban­do la épo­ca del tra­ba­jo por cuen­ta aje­na”.

Son mo­men­tos com­pli­ca­dos, de cam­bio cons­tan­te, pa­ra ges­tio­nar las plan­ti­llas. Pa­ra Je­roen Mer­chiers, res­pon­sa­ble de Airbnb pa­ra el sur de Eu­ro­pa y Ru­sia, “las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas tie­nen una for­ma de ha­cer las co­sas que co­nec­ta más con los mi­llen­nials”. Yad­vier­te a las em­pre­sas tra­di­cio­na­les que “si no cam­bian su cul­tu­ra lo tie­nen cru­do. El pri­mer pro­ble­ma es­tá en sus di­rec­ti­vos. Hoy se ne­ce­si­tan lí­de­res, no je­fes; gen­te con más ima­gi­na­ción que man­do”. Apun­ta que los jó­ve­nes “es­ta­rán en una em­pre­sa en la me­di­da en que sien­tan que apren­den y apor­tan. Si no, se irán. Sa­ben que si noen­cuen­tran em­pleo aquí pue­de­ni­rao­tra­par­te­del­mun­do. El es­pí­ri­tu nó­ma­da no es una ex­clu­si­va su­ya, pe­ro los mi­llen­nials lo lle­van en su ADN”.

Tam­po­co se pue­de per­der de vis­ta que, se­gún un es­tu­dio rea­li­za­do por la con­sul­to­ra De­loit­te so­bre los mi­llen­nials, es­ti­ma que en 2025 és­tos re­pre­sen­ta­rán el 75 % de la fuer­za la­bo­ral del mun­do. Eso, por su­pues­to ge­ne­ra un pro­ble­ma adi­cio­nal: el de la con­vi­ven­cia. Se­gún Syl­via Tau­dien, “en la ac­tua­li­dad nos en­con­tra­mos en una fa­se en la que las cua­tro ge­ne­ra­cio­nes coha­bi­tan en el en­torno la­bo­ral y don­de la cla­ve re­si­de en el sha­ring. Hay que compartir co­no­ci­mien­tos y ma­ne­ras de ha­cer y se de­be rea­li­zar de for­ma trans­ver­sal. Es de­cir, de los baby boo­mers a los mi­llen­nials y vi­ce­ver­sa”.

Joa­na Sán­chez, pre­si­den­ta de Ines­di, Di­gi­tal Bu­si­ness School, in- sis­te en el sis­te­ma de or­ga­ni­za­ción del tra­ba­jo. “El sis­te­ma ba­sa­do enel em­pleo por cuen­ta aje­na va a cam­biar. Hoy es­ta­mos vi­vien­do ya un pro­ble­ma se­rio de en­ca­je de pro­fe­sio­nes. En Ines­di, nos vie­ne gen­te que ha aca­ba­do ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias pe­ro no es­tá pre­pa­ra­da pa­ra el mer­ca­do, de­be­pre­pa­rar­seen­dis­ci­pli­nas di­gi­ta­les...”. Y pro­si­gue. “No hay ta­len­to di­gi­tal su­fi­cien­te. El mi­llen­nial se cen­tra en el tra­ba­jo que le sa­tis­fa­ce. Es­ta­mos ro­dea­dos de pro­ble­mas. Por ejem­plo, no se en­se­ñaa­la­gen­tea­re­cu­pe­rar­se des­pués de un fra­ca­so. Y quien no acep­ta el fra­ca­so, se hun­de. Tam­bién hay mu­chos mi­llen­nials con ex­ce­len­te pre­pa­ra­ción uni­ver­si­ta­ria que no en­cuen­tran su si­tio en el mer­ca­do. No les han en­se­ña­do a bus­car­se la vi­da. No­so­tros les en­se­ña­mos, so­bre to­do, a no te­ner mie­do”. Tau­die­na­ña­de­que“es­fá­cil en­se­ñar mar­ke­ting , pe­ro muy di­fí­cil en­se­ñar a mo­ver­se en el mer­ca­do”.

To­dos ase­gu­ran que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes ma­ne­jan va­lo­res di­fe­ren­tes. Mer­chiers, por ejem­plo, di­ce que “en Airbnb to­do el mun­do tie­ne par­ti­ci­pa­ción. Ha­ce 8 años era­mos 3 per­so­nas y aho­ra so­mos 2.500. Por ca­da pues­to que se crea re­ci­bi­mos 200 can­di­da­tos po­ten­cia­les. En­la se­lec­ción es­tá la cla­ve... y lue­go la co­mu­ni­ca­ción. No­que­re­mos a gen­te que quie­ra es­tar con no­so­tros só­lo por di­ne­ro. Ca­da vez son más los que en­tien­den que el éxi­to no se mi­de só­lo en di­ne­ro...”.

Es­te es el pa­no­ra­ma. Un cam­bia­zo. Se­gu­ro que to­do va a ir por es­te ca­mino, pe­ro ad­mi­tien­do las enor­mes di­fe­ren­cias ge­ne­ra­cio­na­les, me cues­ta ver có­mo los mi­llen­nials que no ten­gan un col­chón fa­mi­liar que les per­mi­ta ob­viar el ga­nar un di­ne­ro in­me­dia­to no va­yan a te­ner que ce­der en su plan­tea­mien­to, aun­que sea en par­te...

KAT­JA ENSELING

Jó­ve­nes, muy jó­ve­nes y emprendedores en un mer­ca­do glo­bal se­rán al­gu­nos de los pro­ta­go­nis­tas del 3rd In­ter­na­tio­nal HR Con­fe­ren­ce Bar­ce­lo­na que ten­drá lu­gar en el Pa­lau de la Mú­si­ca el pró­xi­mo 7 de oc­tu­bre, or­ga­ni­za­do por Ad­van­ta­ge Con­sul­to­res, que con­ta­rá, en­tre otros, con los CEO más jó­ve­nes de Es­pa­ña (Pan­gea) y Eu­ro­pa (Kids­co­de)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.