Mon­san­to car­ga el es­tig­ma de los trans­gé­ni­cos

La fir­ma es una de las cin­co con peor repu­tación del mun­do por su pa­pel en la bio­in­ge­nie­ría de se­mi­llas

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Rosa Sal­va­dor

Ba­yer, fa­bri­can­te de la as­pi­ri­na, po­dría in­clu­so cam­biar­le la mar­ca pa­ra evi­tar el da­ño repu­tacio­nal

No hay año en que no se en­cuen­tre en un te­le­dia­rio una pro­tes­ta de or­ga­ni­za­cio­nes eco­lo­gis­tas con­tra Mon­san­to. La fir­ma, la pri­me­ra que lo­gró desa­rro­llar una se­mi­lla mo­di­fi­ca­da ge­né­ti­ca­men­te pa­ra re­sis­tir a los her­bi­ci­das, se ha con­ver­ti­do en el blan­co pre­fe­ri­do de las pro­tes­tas con­tra los trans­gé­ni­cos, in­clu­so aho­ra que sus com­pe­ti­do­res de la in­dus­tria agro­quí­mi­ca desa­rro­llan y pa­ten­tan se­mi­llas si­mi­la­res y que su her­bi­ci­da es­tre­lla, el gli­fo­sa­to Roun­dup, es un ge­né­ri­co de ba­jo pre­cio am­plia­men­te usa­do en to­do el mun­do.

Mon­san­to, sin em­bar­go, car­ga con la peor ima­gen de to­do el sec­tor: un es­tu­dio de una fir­ma es­ta­dou­ni­den­se la si­tuó en­tre las cin­co mar­cas con peor repu­tación del mun­do. Y pa­ra su com­pra­dor, Ba­yer, es­te va a ser uno de los ma­yo­res cos­tes de la ope­ra­ción, más allá de los 59.000 mi­llo­nes de eu- ros que pa­ga­rá, pa­ra los que ya es­tá ne­go­cian­do fi­nan­cia­ción. In­clu­so su con­se­je­ro de­le­ga­do, Wer­ner Bau­mann re­co­no­ció el pro­ble­ma en una en­tre­vis­ta al dia­rio Frank­fur­ter All­ge­mei­ne y se mos­tró dis­pues­to a re­unir­se con con­su­mi­do­res y eco­lo­gis­tas pa­ra aten­der sus crí­ti­cas.

La ma­la repu­tación ya con­vir­tió a Mon­san­to en una pa­ta­ta ca­lien­te pa­ra otra em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca, Pfi­zer: el gru­po agro­quí­mi­co se ha­bía fu­sio­na­do en el 2000 con Phar­ma­cia, y cuan­do és­ta úl­ti­ma fue ad­qui­ri­da por Pfi­zer, op­tó por se­gre­gar­la y vol­ver a sa­car­la a bol­sa co­mo com­pa­ñía in­de­pen­dien­te.

Ba­yer “tie­ne una ex­ce­len­te repu­tación y pre­sen­cia en to­do el mun­do”, re­co­no­ció Bau­mann y po­dría es­tu­diar cam­biar el nom- bre de su di­vi­sión agro­quí­mi­ca pa­ra de­jar atrás una mar­ca, que con­ci­ta un re­cha­zo enor­me en la mis­ma Ale­ma­nia: en ma­yo se hi­cie­ron “Mar­chas con­tra Mon­san­to” en 421 ciu­da­des de 48 paí­ses, en­tre ellas Berlín y Mu­nich.

La ma­la ima­gen, sin em­bar­go, no afec­ta a las cuen­tas de Mon­san­to: quie­nes pro­tes­tan no son quie­nes usan sus se­mi­llas ni her­bi­ci­das. Y los ana­lis­tas no es­pe­ran que la ven­ta de los me­di­ca­men­tos de pres­crip­ción de Ba­yer o de la po­pu­lar as­pi­ri­na se vean in­flui­das, y me­nos aún a me­dio pla­zo cuan­do se ol­vi­de el re­vue­lo me­diá­ti­co de la com­pra.

Los trans­gé­ni­cos, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, han vuel­to es­te ve­rano al cen­tro del de­ba­te me­diá­ti­co por una car­ta fir­ma­da por 109 cien­tí­fi­cos ga­na­do­res de Pre­mios No­bel que re­cha­za­ron las tra­bas a su co­mer­cia­li­za­ción ase­gu­ran­do que ca­re­cen de ba­se cien­tí­fi­ca que las sus­ten­te, y apun­ta­ron a la más fa­mo­sa de las or­ga­ni­za­cio­nes eco­lo­gis­tas, Green­pa­ce, ase­gu­ran­do que es­tas cam­pa­ñas im­pi­den avan­zar en la lu­cha con­tra el ham­bre en el mun­do.

Los cien­tí­fi­cos re­ba­tie­ron los ar­gu­men­tos tra­di­cio­na­les de los eco­lo­gis­tas so­bre los pe­li­gros de los ali­men­tos pro­ce­den­tes de se­mi­llas trans­gé­ni­cas pa­ra la sa­lud hu­ma­na, en for­ma de desa­rro­llar re­sis­ten­cias a los an­ti­bió­ti­cos, cán­ce­res, in­to­xi­ca­cio­nes ali­men­ta­rias o aler­gias. Y re­mar­ca­ron que 20 años des­pués de co­men­zar los cul­ti­vos trans­gé­ni­cos, y con mi­llo­nes de con­su­mi­do­res en la ma­yor par­te del mun­do du­ran­te un pe­rio­do tan pro­lon­ga­do, no se han do­cu­men­ta­do da­ños a la sa­lud. Es­te ar­gu­men­to ha si­do asu­mi­do ya por los pro­pios eco­lo­gis­tas, que aho­ra cen­tran sus cam­pa­ñas con­tra los trans­gé­ni­cos pre­fe­ren­te­men­te en la de­fen­sa de la bio­di­ver­si­dad, que a su jui­cio ame­na­zan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.