No­ble­za de­por­ti­va

Al­tas pres­ta­cio­nes con la sua­vi­dad y sol­ven­cia clásica de un 6 en lí­nea

La Vanguardia - Dinero - - PRUEBA - Có­mo­do Gra­fis­mos

En el pa­no­ra­ma au­to­mo­vi­lís­ti­co ac­tual es ca­da vez más fre­cuen­te en­con­trar ver­sio­nes di­ver­ti­das y emo­cio­nan­tes que tam­bién re­sul­tan fun­cio­na­les y prác­ti­cas. Las va­rian­tes más pres­ta­cio­na­les de al­gu­nas mar­cas pre­mium –co­mo la pres­ti­gio­sa fa­mi­lia de­por­ti­va M de BMW– lo­gran al­can­zar en mu­chas oca­sio­nes un com­pro­mi­so ca­si per­fec­to en­tre pa­sión y ra­zón. Un buen ejem­plo es la com­bi­na­ción en­sa­ya­da en es­ta uni­dad: un M135i­con­ca­rro­ce­ría de5puer­tas, cam­bio au­to­má­ti­co y trac­ción in­te­gral xD­ri­ve. Gra­cias a es­ta acer­ta­da y equi­li­bra­da su­ma de vir­tu­des di­ná­mi­cas, tec­no­ló­gi­cas y me­cá­ni­cas, al vo­lan­te de es­te vehícu­lo se pue­den ex­pe­ri­men­tar sen­sa­cio­nes igual de gra­ti­fi­can­tes al con­du­cir de for­ma de­por­ti­va e im­pul­si­va, que al cir­cu­lar de for­ma re­la­ja­da y tran­qui­la.

Ello se de­be, en gran par­te, al ex­cep­cio­nal ren­di­mien­to de su me­cá­ni­ca de 6 ci­lin­dros en lí­nea so­bre­ali­men­ta­do, con tres li­tros y 326 CV de po­ten­cia. Re­fi­na­do, sua­ve y dul­ce­men­te si­len­cio­so en su fa­ce­ta más pau­sa­da (en ciu­dad o a ba­jas ve­lo­ci­da­des), es­te blo­que des­plie­ga en to­do mo­men­to un agra­da­ble con­fort de mar­cha. Sin em­bar­go, es ca­paz tam­bién de­res­pon­der con una no­ta­ble con­tun­den­cia an­te cual­quier exi­gen­cia del con­duc­tor. Ca­re­ce de la ex­plo­si­vi­dad de otros cua­tro ci­lin­dros tur­boa­li­men­ta­dos que ri­va­li­zan con el Se­rie 1 en el seg­men­to de los com­pac­tos de­por­ti­vos de al­tas pres­ta­cio­nes, pe­ro ahí ra­di­ca pre­ci­sa­men­te par­te de su en­can­to. En el M135i to­do su­ce­de con otra ca­den­cia: se es­ti­ra de for­ma más pro­gre­si­va y la dis­po­ni­bi­li­dad de par (450 Nm) es des­de muy aba­jo. Enel mo­doS­port, su ge­nio y su ga­rra de­por­ti­va se agu­di­zan y en­fa­ti­zan de for­ma muy apre­cia­ble. Di­ná­mi­ca­men­te, re­sul­ta pre­de­ci­ble, no­ble y al­ta­men­te efi­caz; sin so­bre­sal­tos, sin ti­tu­beos y de­mos­tran­do un gran aplo­mo en los apo­yos y los cam­bios de pe­so, así co­mo una en­vi­dia­ble es­ta­bi­li­dad en el pa­so por cur­va. La ad­he­ren­cia y mo­tri­ci­dad ex­tra que apor­ta el sis­te­ma de trac­ción to­tal de BMW­lo do­ta de un plus en se­gu­ri­dad y agi­li­dad por el que me­re­ce la pe­na pa­gar más. Lo mis­mo su­ce­de con el cam­bio au­to­má­ti­co de 8 ve­lo­ci­da­des, que per­mi­te ex­traer to­do el po­ten­cial desubri­llan­te me­cá­ni­ca eje­cu­tan­do tran­si­cio­nes rá­pi­das y pre­ci­sas sin mar­gen de error des­de las le­vas del vo­lan­te.

La pro­pues­ta vi­sual de M Per­for­man­ce pa­ra el 135i es más con­ser­va­do­ra que la ma­yo­ría de sus con­trin­can­tes de ca­te­go­ría. Per­mi­te pa­sar bas­tan­te des­aper­ci­bi­do aun­que con los su­fi­cien­tes in­di­ca­do­res ex­te­rio­res e in­te­rio­res pa­ra iden­ti­fi­car­lo co­mo un BMW “pa­ta ne­gra”. Doble sa­li­da de es­ca­pe cro­ma­da, pa­ra­cho­ques so­bre­di­men­sio­na­dos con fal­dón de­lan­te­ro y di­fu­sor tra­se­ro es­pe­cí­fi­cos, llan­tas de 18” y el em­ble­ma tri­co­lor M en la za­ga son al­gu­nos de los com­po­nen­tes que de­no­tan su pe­di­grí de­por­ti­vo.

La va­lo­ri­za­ción del Se­rie 1 más po­de­ro­so y pres­ta­cio­nal de to­da la ga­ma, me­jo­ra­do, afi­na­do y equi­pa­do pa­ra con­for­mar una ofer­ta de la má­xi­ma ca­li­dad, ex­clu­si­va, dis­tin­ti­va y muy di­ná­mi­ca, se tra­du­ce enun­pre­cio de50.100 eu­ros, sin du­da una ta­ri­fa ele­va­da que, a prio­ri, po­cos usua­rios abo­na­rían pa­ra un com­pac­to... ¡Has­ta que lo prue­ben!

Efi­ca­cia

Con­su­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.