Cal­za­do con his­to­ria

Dia­do­ra La fir­ma fue com­pra­da en el 2008 por Geox y se ha re­lan­za­do con la re­cu­pe­ra­ción de sus éxi­tos vin­ta­ge

La Vanguardia - Dinero - - MARCAS QUE MARCAN - Mar­ga­ri­ta Puig

Com­par­tir ho­no­res y lo­gros. Ese es el sig­ni­fi­ca­do de Dia­do­ra en grie­go. Pe­ro tam­bién es el tér­mino que se usó en ita­liano para de­no­mi­nar a los ha­bi­tan­tes de la ciu­dad dál­ma­ta de Za­dar, en la ac­tual Croa­cia, y, so­bre to­do el nom­bre de la em­pre­sa ve­ne­cia­na crea­da a prin­ci­pios del si­glo XX y que con­tó con atle­tas ga­na­do­res del oro olím­pi­co en los Jue­gos de Pa­rís en 1924.

Du­ran­te la Primera Gue­rra Mun­dial las co­li­nas del Vé­ne­to re­sul­ta­ron un lu­gar es­tra­té­gi­co que se dispu­taban Ita­lia y Aus­tria y don­de, para po­der abas­te­cer al ejér­ci­to ita­liano, se le­van­tó una fá­bri­ca de pro­duc­ción de cal­za­do mi­li­tar. Ese fue el ini­cio de Dia­do­ra, la mar­ca que a par­tir de los 50 co­men­zó a ga­nar pres­ti­gio y vi­vió su épo­ca do­ra­da en los 80. La pro­duc­ción ar­te­sa­nal de sue­las y bo­tas de mon­ta­ña fue el fuer­te que per­mi­tió a la em­pre­sa atre­ver­se con to­do ti­po de in­du­men­ta­ria deportiva, con lo que hu­bo un mo­men­to en el que co­men­zó a to­car to­das las te­clas: Del te­nis, al atle­tis­mo, el au­to­mo­vi­lis­mo, el ci­clis­mo y el fút­bol... has­ta que en el 2008 celebró el 60 ani­ver­sa­rio de su na­ci­mien­to su­mi­da en una di­fí­cil si­tua­ción fi­nan­cie­ra que aca­bó en quie­bra.

La so­lu­ción lle­gó de la mano de Geox, otra em­pre­sa ita­lia­na igual­men­te es­pe­cia­li­za­da en cal­za­do, que per­mi­tió un re­sur­gi­mien­to ba­sa­do en la re­cu­pe­ra­ción de éxi­tos del pa­sa­do (es su lí­nea He­ri­ta­ge) y co­la­bo­ra­cio­nes ex­clu­si­vas con tien­das es­pe­cia­li­za­das. Se­gún En­ri­co Mo­ret­ti Po­le­ga­to, pre­si­den­te de Dia­do­ra, “no só­lo he­mos re­lan­za­do la com­pa­ñía a la es­ce­na in­ter­na­cio­nal en un cor­to pe­rio­do de tiem­po, sino que ade­más he­mos traí­do una gran par­te de la pro­duc­ción de nue­vo a Ita­lia”.

El em­pleo de cons­truc­cio­nes es­pe­cia­les, ta­les co­mo el en­go­ma­do sin cos­tu­ras, re­nue­van los mo­de­los más clá­si­cos de es­ta em­pre­sa ubi­ca­da en Vé­ne­to que en pa­la­bras de Mo­ret­ti Po­le­ga­to, apues­ta por la lí­nea vin­ta­ge “pe­ro so­la­men­te me­dian­te el uso de tra­ta­mien­tos que con­vier­ten los ma­te­ria­les em­plea­dos (pie­les o la­nas) en pro­duc­tos es­pe­cial­men­te sua­ves y con un as­pec­to usa­do”. Mu­chos re­co­no­ce­rán en “el Tri­dent 90 Fu­se (con de­ta­lles ter­mo­ad­he­si­vos) o el Equi­pe Mon­key (an­te con efec­to flo­ca­do), el cal­za­do de­por­ti­vo que mar­có su ado­les­cen­cia... o la de sus pa­dres”, ex­pli­can des­de es­ta mul­ti­na­cio­nal re­na­ci­da, que en el 2015 fac­tu­ró 261 mi­llo­nes de eu­ros.

La com­pa­ñía , con se­de

en el Vé­ne­to ita­liano, fac­tu­ró 261 mi­llo­nes de

eu­ros en el 2015

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.