Con los ex­ce­den­tes y sub­pro­duc­tos de la in­dus­tria ali­men­ta­ria, Pro­mic fa­bri­ca pien­sos pa­ra ani­ma­les

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

Al­go más de la mi­tad del pe­so de una bol­sa de ba­su­ra de la frac­ción res­to (don­de teó­ri­ca­men­te se ti­ra to­do aque­llo que no es re­ci­cla­ble) son res­tos de ali­men­tos y ve­ge­ta­les así co­mo co­mi­da en buen es­ta­do. Pe­ro el con­su­mi­dor no es, ni mu­cho me­nos, el úni­co que des­per­di­cia ali­men­tos. Es­tos se pier­den a lo lar­go de to­da la ca­de­na de su­mi­nis­tro, des­de la pro­duc­ción agrí­co­la ini­cial has­ta el con­su­mo fi­nal en los ho­ga­res.

La FAO es­ti­ma que al­re­de­dor de un ter­cio de la pro­duc­ción de los ali­men­tos des­ti­na­dos al con­su­mo hu­mano se pier­de o des­per­di­cia en to­do el mun­do, lo que equi­va­le a apro­xi­ma­da­men­te 1.300 mi­llo­nes de to­ne­la­das al año o a 577.000 mi­llo­nes de eu­ros (ca­si tres ve­ces el PIB de Ca­ta­lun­ya en el 2015).

Los paí­ses in­dus­tria­li­za­dos son los peo­res en es­te sen­ti­do: la FAO cal­cu­la que el des­per­di­cio per cá­pi­ta de ali­men­tos por con­su­mi­dor en Eu­ro­pa y Amé­ri­ca del Nor­te es de 95 a 115 kg/año. Y la si­tua­ción em­peo­ra día a día. Se­gún ci­fras de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, ca­da año se lan­zan en Eu­ro­pa 100 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ali­men­tos, y es­ta ci­fra po­dría ser de 120 mi­llo­nes en el 2020.

Se es­ti­ma que los re­cur­sos ali­men­ta­rios que es pier­den o se des­per­di­cian po­drían ser su­fi­cien­tes pa­ra ali­men­tar dos ve­ces a to­das las per­so­nas que pa­de­cen ham­bre en el mun­do. Y el des­per­di­cio ali­men­ta­rio es, ade­más, el ter­cer emi­sor de car­bono en el con­jun­to de paí­ses de la UE.

Pe­ro de­jan­do a un la­do los as­pec­tos mo­ra­les y me­dioam­bien­ta­les, el des­per­di­cio de ali­men­tos re­pre­sen­ta una pér­di­da del va­lor eco­nó­mi­co pa­ra los ac­to­res de las ca­de­nas de pro­duc­ción y su­mi­nis­tro de ali­men­tos.

No hay ve­rano en que no se vean pro­duc­to­res re­ga­lan­do fru­ta u hor­ta­li­zas de­bi­do a los ba­jos pre­cios que per­ci­ben o bien “a cau­sa de las exi­gen­cias de la dis­tri­bu­ción”, se­ña­la Fe­liu Ló­pez, in­ves­ti­ga­dor del Cen­tre de Re­cer­ca en Eco­no­mia i Desen­vo­lu­pa­ment Agroa­li­men­ta­ri (Cre­da).

Tam­bién hay pér­di­das en la in-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.