Las ofer­tas con­ver­gen­tes suben la fac­tu­ra te­le­fó­ni­ca Los con­te­ni­dos son la nue­va ba­rre­ra de en­tra­da: por eso se pa­gan mi­llo­nes por el fút­bol

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

ró Spen­ger, es más ca­ro con­tra­tar una lí­nea de te­le­fo­nía fi­ja que un pa­que­te que in­clu­ya ala vez una lí­nea de mó­vil, una si­tua­ción que per­ju­di­ca a al­gu­nos co­lec­ti­vos, co­moa las per­so­nas ma­yo­res, que no desean nin­gún ser­vi­cio más (aún hay 5,9 mi­llo­nes de es­tas lí­neas en Es­pa­ña). Otra con­se­cuen­cia es la ca­si im­po­si­bi­li­dad de con­tra­tar só­lo co­nec­ti­vi­dad de ban­da an­cha, una op­ción que desea­rían mu­chas fa­mi­lias pa­ra su se­gun­da re­si­den­cia, don­de no ne­ce­si­tan una lí­nea de te­le­fo­nía fi­ja.

Juan Die­go Otero, sub­di­rec­tor de aná­li­sis de la CNMC, ma­ti­za que “es­tas op­cio­nes se­gu­ra­men­te se­rían muy mi­no­ri­ta­rias: al­gu­nos ope­ra­do­res han lan­za­do pro­duc­tos dees­te es­ti­lo, co­moPe­pePho­ne que lan­zó un Adsl sin te­lé­fono fi­jo, muy eco­nó­mi­co, y no han con­se­gui­do tan­tos abo­na­dos co­mo es­pe­ra­ban”. Sin em­bar­go, re­co­no­ció que la si­tua­ción preo­cu­pa tam­bién al re­gu­la­dor y por ello es­tá ana­li­zan­do la po­si­bi­li­dad de re­gu­lar de ma­ne­ra es­pe­cial el mer­ca­do de te­le­fo­nía fi­ja pa­ra fa­vo­re­ce r el ac­ce­so a de otros ope­ra­do­res a las lí­neas de Te­le­fó­ni­ca.

El éxi­to de los pa­que­tes con­ver­gen­tes ha he­cho que la com­pe­ten­cia, en Es­pa­ña, ha­ya dis­pa­ra­do la in­ver­sión en des­plie­gue de fi­bra óp­ti­ca, de for­ma que somos lí­de­res en co­ber­tu­ra en la UE: el 56% de la po­bla­ción tie­ne ac­ce­so a co­nec­tar­se a in­ter­net con fi­bra óp­ti­ca, y el 35% pue­de ele­gir in­clu­so en­tre al me­nos tres ope­ra­do­res pa­ra con­tra­tar­la. Se­gún Otero, ade­más, en el 2020se­ráel95% de­la po­bla­ción. La ne­ce­si­dad de des­ple­gar obli­gó a los ope­ra­do­res a in­ver­tir el año pa­sa­do 5.600 mi­llo­nes de eu­ros, un 43% más que el mí­ni­mo que al­can- zó en el 2013, pe­se a que en ese pe­rio­do sus in­gre­sos han se­gui­do ca­yen­do.

El éxi­to de los pa­que­tes con­ver­gen­tes es­tá lle­van­do la com­pe­ten­cia a otro ám­bi­to: los con­te­ni­dos. Só­lo en el úl­ti­mo año los ope­ra­do­res, li­de­ra­dos por Mo­vis­tar, han in­ver­ti­do 3.300 mi­llo­nes de eu­ros en la com­pra de los de­re­chos de re­trans­mi­sión del fút­bol pa­ra sus con­tra­tos de te­le­vi­sión. “Los con­te­ni­dos se han con­ver­ti­do en una ba­rre­ra de en­tra­da pa­ra com­pe­tir con­los gran­des”, ad­vir­tió Spen­ger, aun­que a su jui­cio “el fút­bol es una rui­na” pa­ra los ope­ra­do­res. Su­gru­po, Má­sMo­vil y aho­ra Yoi­go, han re­cha­za­do in­ver­tir en con­te­ni­dos, y han op­ta­do por ofre­cer una pla­ta­for­ma de ví­deo a de­man­da co­mo Wa­ki. Pa­ra ren­ta­bi­li­zar lo pa­ga­do por el fút­bol, los ope­ra­do­res ha­brían de co­brar al me­nos 45 eu­ros al mes adi­cio­na­les a sus clien­tes ac­tua­les o lo­grar que lo con­tra­te la ma­yo­ría de sus clien­tes ac­tua­les “aun­que sea em­pa­que­tán­do­lo con otros ser­vi­cios pe­se a que sus clien­tes no lo quie­ran”, ad­vir­tió Spen­ger.

Otero re­co­no­ció que “só­lo se ve­rá en el me­dio pla­zo si los cos­tes de los con­te­ni­dos son sos­te­ni­bles”. Pa­ra Mar­cel Co­derch, pre­si­den­te de­laAu­to­ri­tat Catalana de­laCom­pe­ten­cia, “en es­tos mo­men­tos exis­te una sub­ven­ción cru­za­do en­tre la te­le­fo­nía y el fút­bol: los con­su­mi­do­res lo pa­ga­mos con nues­tra fac­tu­ra te­le­fó­ni­ca, co­mo an­tes su­ce­día con los ter­mi­na­les. Y eso no es lo que ha­bría de pa­sar en un mer­ca­do sano”.

FELIXR / GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.