Las com­pras lle­gan a Ins­ta­gram

La red so­cial más vi­sual ac­ti­va­rá una op­ción pa­ra com­prar ar­tícu­los di­rec­ta­men­te des­de la apli­ca­ción

La Vanguardia - Dinero - - DIGITAL - Blan­ca Gis­pert

La fir­ma, pro­pie­dad de Fa­ce­book, quie­re cap­tar más pu­bli­ci­dad y no co­bra­rá a las mar­cas por su ser­vi­cio

La gen­te ya com­pra con Ins­ta­gram aun­que no sea téc­ni­ca­men­te co­rrec­to de­cir­lo. Los usua­rios uti­li­zan es­ta red so­cial pa­ra co­no­cer las úl­ti­mas ten­den­cias y cuan­do to­pan con un pro­duc­to que les gus­ta, guar­dan la pu­bli­ca­ción y ac­ce­den a la pá­gi­na web de la mar­ca pa­ra com­prar­lo. El pro­ce­so es fa­rra­go­so, y más aun si hay que cam­biar del mó­vil al or­de­na­dor pa­ra rea­li­zar la com­pra.

En mayo, diseñadores, in­ge­nie­ros y di­rec­to­res de pro­duc­to de Ins­ta­gram se reunie­ron en la se­de de la com­pa­ñía, en Ca­li­for­nia, pa­ra en­con­trar­la fór­mu­la de agi­li­zar es­te pro­ce­so sin con­ver­tir a la red so­cial en un ca­tá­lo­go de pro­mo­cio­nes. Pro­pu­sie­ron más de 150 so­lu­cio­nes y la se­ma­na pa­sa­da Ja­mes Quar­les, vi­ce­pre­si­den­te del área de mo­ne­ti­za­ción de Ins­ta­gram, dio a co­no­cer la so­lu­ción: per­mi­tir a las mar­cas eti­que­tar los pro­duc­tos, igual que los usua­rios eti­que­tan a sus ami­gos. De es­ta for­ma, los in­tere­sa­dos pue­den co­no­cer los de­ta­lles del pro­duc­to y con un clic más, ac­ce­der al si­tio de web de la mar­ca pa­ra com­prar­lo.“El nue­vo ser­vi­cio per­mi­te sal­tar­se pa­sos y aho­rrar tiem­po en la bús­que­da de de­ta­lles de los pro­duc­tos”, apun­ta­ba Quar­les al pre­sen­tar el nue­vo ser­vi­cio de com­pra.Así pues, Ins­ta­gram ha es­co­gi­do una fór­mu­la na­da in­va­si­va con la ima­gen con el ob­je­ti­vo de con­ser­var in­tac­to el ele­men­to es­tre­lla de la red so­cial.

¿Y qué ga­na con ello? Po­dría pen­sar­se que una co­mi­sión por ca­da ven­ta pe­ro no es así. El director eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía, Ke­vi­nSys­trom, con­ci­be­la nue­va op­ción de com­pra só­lo co­mo va­lor aña­di­do a su ser­vi­cio ha­bi- tual, al­go que de­be­ría au­men­tar el nú­me­ro de usua­rios( que hoy al­can­za es de 500 mi­llo­nes al mes) y el in­te­rés de las mar­cas en pa­gar por pro­mo­cio­nar sus pro­duc­tos.

Así pues, la es­tra­te­gia de ne­go­cio de Ins­ta­gram si­gue sien­do úni­ca­men­te la pu­bli­ci­dad. Ac­tual­men­te, 500.000 usua­rios pa­gan por pro­mo­cio­nar sus pro­duc­tos en la red, una ci­fra que se ha du­pli­ca­do es­te año por­que la fir­ma ha in­tro­du­ci­do su ser­vi­cio de pu­bli­ci­dad en 200 paí­ses. Los analista sdeC­re­dit Suis­se de­cían enB­loomb erg que gra­cias a la fuer­te apues­ta por pu­bli­ci­dad, los re­sul­ta­dos glo­ba­les de Fa­ce­book, que com­pró Ins­ta­gram por 1.000 mi­llo­nes de dó­la­res en el 2012, cre­ce­rán con fuer­za es­te año. Pre­vén que Ins­ta­gram cie­rre el año con 3,2 bi­llo­nes de dó­la­res de fac­tu- ra­ción, una ci­fra que tri­pli­ca el pre­cio que Fa ce­bo ok pa­gó por ad­qui­rir Ins­ta­gram. De he­cho, en el pri­mer tri­mes­tre del año, la red so­cial ya apor­tó más del 10% de los in­gre­sos de Fa­ce­book, 572 mi­llo­nes de eu­ros de los 5,24 bi­llo­nes que fac­tu­ró en glo­bal de enero a mar­zo.

De mo­men­to, Ins­ta­gram ya es­tá pro­ban­do el ser­vi­cio en Es­ta­dos Uni­dos con 20 mar­cas re­co­no­ci­das co­mo Aber­com­bie & Fitch, Ho­llis­ter, Le­vi’s, Macy’s, Warby Par­ker, Mi cha elKors­yJ.Crew. Pe­ro co­mo di­jo Quar­les “es­to es so­lo el prin­ci­pio, es­pe­ra­mos que Ins­ta­gram se con­vier­ta en el lu­gar ideal pa­ra que ne­go­cios y mar­cas co­nec­ten con el pú­bli­co”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.