40 años de unas si­glas fa­bu­lo­sas

Volks­wa­gen ha que­ri­do ce­le­brar el 40.º ani­ver­sa­rio del mí­ti­co Golf GTI con una mul­ti­tu­di­na­ria con­cen­tra­ción en el ma­dri­le­ño cir­cui­to del Ja­ra­ma

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Fran­cesc Pla .

Des­de­sua­pa­ri­ción en1976, el Golf GTI se ha con­ver­ti­do en un icono del au­to­mó­vil que ha sa­bi­do rein­ven­tar­se en ca­da una de sus sie­te ge­ne­ra­cio­nes. Crea­dor de una ca­te­go­ría pro­pia, de ex­tra­or­di­na­rio éxi­to co­mer­cial, el Golf GTI es­ta­ble­ce un an­tes y un des­pués en la his­to­ria con­tem­po­rá­nea del au­to­mó­vil. Mi­to de va­rias ge­ne­ra­cio­nes de con­duc­to­res, lle­ga has­ta nues­tros días en ple­na for­ma, co­mo se com­pro­bó el pa­sa­do fin de se­ma­na en el cir­cui­to del Ja­ra­ma.

Y es que ha­ce cua­ren­ta años Volks­wa­gen in­ven­tó una ca­te­go­ría pro­pia de co­ches que po­dría re­su­mir­se co­mo el com­pac­to de­por­ti­vo con mo­tor de ga­so­li­na con in­yec­ción. Es­te es pues el ori­gen, por si al­guien to­da­vía des­co­no­ce el sig­ni­fi­ca­do de las si­glas GTI: Gran Tu­ris­mo In­yec­ción.

Es cier­to que en Eu­ro­pa an­tes del Golf más fa­mo­so de la his­to­ria ya ha­bía apa­re­ci­do el le­gen­da­rio Mi­ni Coo­per. Y que el Re­nault 5 Al­pi­ne, que en Es­pa­ña se lla­mó Re­nault 5 Co­pa, tam­bién fue un ri­val di­rec­to de la épo­ca. Pe­ro Volks­wa­gen, una vez más, se atre­vió con un pe­que­ño co­che equi­pa­do con un po­ten­te mo­tor de ga­so­li­na de in­yec­ción me­cá­ni­ca. Lue­go, pos­te­rior­men­te, lle­ga­ría la pri­me­ra in­yec­ción elec­tró­ni­ca. El ca­so es que po­cos au­to­mó­vi­les lle­va­ban es­te sis­te­ma de ali­men­ta­ción en Eu­ro­pa en el año 1976 cuan­do Volks­wa­gen lo pre­sen­tó. De he­cho, pa­ra en­con­trar co­ches con in­yec­ción de ga­so­li­na ha­bía que re­cu­rrir a la Se­rie 3 de BMW, con el año­ra­do 323i, o ir­se di­rec­ta­men­te a la ga­ma al­ta de Ci­troën con el lu­jo­so CX GTi. La le­tra i era por tan­to la cla­ve y así lo uti­li­zó Volks­wa­gen en un bri­llan­te ejer­ci­cio de mar­ke­ting y una ex­tra­or­di­na­ria de­mos­tra­ción de cla­ri­vi­den­cia au­to­mo­vi­lís­ti­ca.

Asi­mis­mo, hay que re­cor­dar que la mar­ca ale­ma­na ha­bía pre­sen­ta­do el Golf –el mo­de­lo bá­si­co– un año an­tes co­mo el nue­vo

es­ca­ra­ba­jo, un uti­li­ta­rio po­pu­lar que con el pa­so de los años se con­ver­ti­ría en uno de los au­to­mó­vi­les más ven­di­dos del pla­ne­ta. Aho­ra re­sul­ta cu­rio­so sa­ber que el pri­mer GTI te­nía que ser una se­rie de 5.000 uni­da­des, da­do que sus res­pon­sa­bles no es­ta­ban muy con­ven­ci­dos de su éxi­to.

Un co­che em­ble­má­ti­co

Atrac­ti­vo, rá­pi­do, po­ten­te y a la vez fa­mi­liar. Así de­fi­nía Volks­wa­gen su nue­vo Golf GTI en 1976, que na­ció a par­tir de la idea de un in­ge­nie­ro de prue­bas lla­ma­do Al­fons Lö­wen­berg. Es­te jo­ven in­ge­nie­ro, al ver el pro­yec­to del Golf, pro­pu­so en 1973 desa­rro­llar un de­por­ti­vo com­pac­to y li­ge­ro. Y así fue.

El pri­mer Golf GTI te­nía un

mo­tor de cua­tro ci­lin­dros e in­yec­ción de ga­so­li­na con una ci­lin­dra­da de 1.588cc y 110 CV de po­ten­cia. La cu­la­ta era de ocho vál­vu­las y la re­fri­ge­ra­ción lí­qui­da. De trac­ción de­lan­te­ra y cam­bio ma­nual de cua­tro ve­lo­ci­da­des, pe­sa­ba so­lo 780 kg, lo que le per­mi­tía ace­le­rar de 0 a 100 km/h en só­lo 9,8 se­gun­dos y al­can­zar los 182 km/h. Unos re­gis­tros sin du­da muy po­co ha­bi­tua­les pa­ra la épo­ca. Tec­no­ló­gi­ca­men­te avan­za­do, des­ta­ca que el mo­tor era de alu­mi­nio y que in­cor­po­ra­ba un ra­dia­dor de acei­te pa­ra evi­tar que la tem­pe­ra­tu­ra del mo­tor se dis­pa­ra­ra.

Di­se­ña­do por Gior­get­to Giu­gia­ro, el GTI te­nía ob­via­men­te un es­ti­lo pro­pio que lo di­fe­ren­cia­ba de sus her­ma­nos de ga­ma más ci­vi­li­za­dos, más tran­qui­los. El ca­rác­ter de­por­ti­vo se ma­ni­fes­ta­ba me­dian­te unos pa­ra­gol­pes más an­chos y unos neu­má­ti­cos de ma­yor sec­ción.

En el in­te­rior, el afor­tu­na­do con­duc­tor en­con­tra­ba un vo­lan­te de­por­ti­vo, asien­tos en­vol­ven­tes y un de­ta­lle muy ori­gi­nal que to­do buen afi­cio­na­do re­cor­da­rá: el po­mo de la pa­lan­ca del cam­bio te­nía for­ma de pe­lo­ta de golf. Des­ta­ca­ba por su bue­na er­go­no­mía, por su ca­pa­ci­dad de ace­le­ra­ción y por la sen­sa­ción de ro­bus­tez que trans­mi­tía. Eso sí, los usua­rios de la épo­ca, los pri­me­ros en con­du­cir­lo, ha­bla­ban de un ra­len­tí po­co es­ta­ble, fru­to del ajus­te de aque­lla primitiva in­yec­ción me­cá­ni­ca.

A cam­bio, te­nían un mo­tor brio­so, que nun­ca se aho­ga­ba y que ha- bía de­ja­do atrás los tí­pi­cos pro­ble­mas de los co­ches con car­bu­ra­dor. Ya no lle­va­ba, por ejem­plo, el ca­rac­te­rís­ti­co star­ter, in­dis­pen­sa­ble pa­ra po­ner en­mar­cha­los au­to­mó­vi­les de esa épo­ca. Es­te mis­mo GTI, que en Es­pa­ña no­lle­gó a ven­der­se ofi­cial­men­te, se co­mer­cia­li­zó en Es­ta­dos Uni­dos con el nom­bre de Rab­bit. En Es­pa­ña no lle­gó de for­ma ofi­cial has­ta los años 80, una vez que Volks­wa­gen ate­rri­zó en Es­pa­ña y el pe­que­ño Po­lo em­pe­zó a fa­bri­car­se en Lan­da­ben (Na­va­rra). En 1980 un GTI cos­ta­ba en Es­pa­ña 1,3 mi­llo­nes de pe­se­tas y, aun­que era ca­ro, no tar­dó en con­ver­tir­se en ob­je­to de de­seo de los muy en­ten­di­dos, en un pri­mer mo­men­to, y de los afi­cio­na­dos al mun­do de la au­to­mo­ción en ge­ne­ral en los años si­guien­tes.

De he­cho, hu­bo un mo­men­to en Es­pa­ña en que si no te­nías un Golf GTI no eras na­die. Des­de un pun­to de vis­ta au­to­mo­vi­lís­ti­co, cla­ro es­tá. Era el más rá­pi­do, el más ex­clu­si­vo, el más po­ten­te, el pri­me­ro y el ori­gi­nal.

Más de 6.500 afi­cio­na­dos par­ti­ci­pa­ron en la fies­ta del GTI Day en el cir­cui­to del Ja­ra­ma Unas 1.500 uni­da­des del Golf GTI to­ma­ron el Ja­ra­ma pa­ra ce­le­brar sus 40 años de vi­da

VOLKS­WA­GEN AG

01 Mi­les de afi­cio­na­dos pu­die­ron ver las sie­te ge­ne­ra­cio­nes del GTI que se han fa­bri­ca­do

02 El Golf GTI lle­ga a su cua­dra­gé­si­mo ani­ver­sa­rio en ple­na for­ma, con ven­tas mi­llo­na­rias

03 El pri­mer GTI de 1976 lle­va­ba un mo­tor 1.6 de 110 CV. El éxi­to en el mer­ca­do fue in­me­dia­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.