Un pa­so atrás que crea­rá pro­ble­mas

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN -

Las sen­ten­cias de la Au­dien­cia Na­cio­nal son muy re­le­van­tes, en la me­di­da que con­cre­tan, con ca­rác­ter ge­ne­ral, la obli­ga­ción de las em­pre­sas de con­tar con un sis­te­ma de re­gis­tro de la jor­na­da dia­ria, in­de­pen­dien­te­men­te de que se reali­cen o no ho­ras ex­tra­or­di­na­rias, y de in­for­mar men­sual­men­te tan­to a los tra­ba­ja­do­res co­mo a sus re­pre­sen­tan­tes, con las con­se­cuen­cias prác­ti­cas que im­pli­ca el es­ta­ble­ci­mien­to de es­tas me­di­das. Los ex­per­tos de pwc ci­tan al­gu­nos ca­sos en los que se ejem­pli­fi­ca la di­fi­cul­tad de po­ner­las en mar­cha.

Per­so­nal co­mer­cial

Hay em­pre­sas que no quie­ren ver ni en pin­tu­ra por las ofi­ci­nas a sus ven­de­do­res, por­que en­tien­den que su lu­gar es­tá en la ca­lle. ¿Qué sis­te­ma de con­trol se les pue­de apli­car que ga­ran­ti­ce es­te con­trol dia­rio tan­to pa­ra la em­pre­sa co­mo pa­ra el ven­de­dor?

Fle­xi­bi­li­dad

Hoy hay mu­chos em­plea­dos que se be­ne­fi­cian de fle­xi­bi­li­dad y que no es­tán so­me­ti­dos a un con­trol ho­ra­rio fé­rreo, ya que se les va­lo­ra por el re­sul­ta­do fi­nal del tra­ba­jo rea­li­za­do. ¿Qué va a pa­sar con ellos?

Fa­mi­lia

Mu­chos em­plea­dos lle­van a sus hi­jos al co­le­gio an­tes de ir a tra­ba­jar a las ocho de la ma­ña­na. Des­pués, a las ocho y cuar­to van a la ofi­ci­na, tres cuar­tos de ho­ra an­tes del ho­ra­rio le­gal. Es­ta es una si­tua­ción que se ha to­le­ra­do en mu­chas em­pre­sas. Pe­ro a par­tir de que se ha­ga el con­trol no po­drán en­trar has­ta las nue­ve, por­que en ca­so con­tra­rio se ha­rían me­re­ce­do­res de una ho­ra ex­tra. Ab­sur­do.

Car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad

En ellos la re­tri­bu­ción no au­men­ta por más pre­sen­cia fí­si­ca, sino por la ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad que la em­pre­sa tie­ne de la per­so­na. En reali­dad ha­cen más o me­nos ho­ras de las es­ta­ble­ci­das, por­que su pre­sen­cia fí­si­ca no acos­tum­bra a ser re­le­van­te... ni fá­cil de me­dir. La re­tri­bu­ción se fi­ja no por el nú­me­ro de ho­ras presenciales, sino por los re­sul­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.