Di­se­ño con ba­se in­te­lec­tual

Re­li­quiae Es­pa­ña La fir­ma es­pa­ño­la fun­da­da en 1957 dio un gi­ro es­pec­ta­cu­lar en el 2011 pa­ra con­ver­tir­se en una mar­ca de bol­sos ar­te­sa­nos ins­pi­ra­dos en el ar­te y la cul­tu­ra

La Vanguardia - Dinero - - MARCAS QUE MARCAN - Mar­ga­ri­ta Puig

En 1957, Juan Ja­re­ño fun­dó en Gi­jón (As­tu­rias) un pe­que­ño ta­ller de ta­pi­ce­ría es­pe­cia­li­za­do en el tra­ba­jo de la piel. Y cuan­do, en el 2011, Héc­tor Ja­re­ño –hi­jo de Juan– y Adrián Díaz he­re­da­ron ese le­ga­do ar­te­sano, op­ta­ron por dar­le la vuel­ta de for­ma ra­di­cal. ¿El ob­je­ti­vo? Sal­var­lo de la con­de­na que pe­sa­ba so­bre el ta­ller y que ya ha­bía su­pues­to el cie­rre de otros tan­tos de sus ca­rac­te­rís­ti­cas. Pa­ra ello crea­ron Re­li­quiae Es­pa­ña, una fir­ma de bol­sos ar­te­sa­nos y tra­di­cio­na­les pe­ro con un fuer­te acen­to in­te­lec­tual.

Sin re­nun­ciar pa­ra na­da a los pro­ce­sos ma­nua­les con que na­ció ese pri­mer ta­ller fa­mi­liar, Re­li­quiae Es­pa­ña pre- sen­ta des­de el 2012 co­lec­cio­nes real­men­te muy es­pe­cia­les. Siem­pre cons­trui­das so­bre es­tu­dios que abor­dan cues­tio­nes re­la­ti­vas al ar­te, la ar­qui­tec­tu­ra o la grá­fi­ca es­pa­ño­la. Lo ha­cen en mu­chas oca­sio­nes en co­la­bo­ra­ción con ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas o de pre­ser­va­ción del pa­tri­mo­nio, lo que has­ta el mo­men­to les ha per­mi­ti­do bu­cear en te­mas tan apa­sio­nan­tes co­mo la irrup­ción del ra­cio­na­lis­mo en la Es­pa­ña de la pos­gue­rra o en la ri­quí­si­ma he­ren­cia de las Reales Fá­bri­cas.

Co­mo con­se­cuen­cia, las co­lec­cio­nes de Héc­tor Ja­re­ño y Adrián Díaz pre­su­men de “ser el re­sul­ta­do de un pro­ce­so que na­ce de la cu­rio­si­dad pa­ra lle­gar a la de­pu­ra­ción con­cep­tual co­mo re­sul­ta­do del es­tu­dio y de la in­ves­ti­ga­ción”. Su mo­de­lo Ar-

chy se es­ta­ble­ció des­de el pri­mer mo­men­to co­mo icono de la fir­ma. Pre­ci­sa­men­te se tra­ta del bol­so ele­gi­do en va­rias oca­sio­nes por per­so­na­li­da­des (in­clui­da la rei­na Le­ti­zia) que agra­de­cen su di­se­ño só­li­do y de­li­ca­do, “ins­pi­ra­do en la er­go­no­mía y el or­ga­ni­cis­mo de la ar­qui­tec­tu­ra ra­cio­na­lis­ta”, ase­gu­ra Ja­re­ño.

Re­li­quiae es un pa­ra­dig­ma de em­pre­sa de in­ter­na­cio­na­li­za­ción tem­pra­na. “Des­de el ini­cio apos­ta­mos por un ca­len­da­rio de fe­rias in­ter­na­cio­na­les, des­de Fran­cia e Ita­lia, que nos per­mi­tió ac­ce­der a mer­ca­dos, es­pe­cial­men­te el asiá­ti­co, cu­ya pro­yec­ción de cre­ci­mien­to si­gue sien­do al­ta”, ex­pli­ca Díaz.

En la pri­ma­ve­ra del 2014 pre­sen­ta­ron su co­lec­ción de mo­bi­lia­rio New In­te­riors, con el que man­tie­ne vi­va la tra­di­ción ta­pi­ce­ra y de de­co­ra­ción de la fir­ma es­pa­ño­la, y en el 2015 cre­ció con la lí­nea ex­clu­si­va de pro­duc­to en co­la­bo­ra­ción con la jo­ye­ría ja­po­ne­sa Ta­sa­ki. Es Ta­sa­ki por Re­li­quiae, que ha per­mi­ti­do au­men­tar la pre­sen­cia de la mar­ca en el mer­ca­do asiá­ti­co.

Pa­ra Re­li­quiae, el mer­ca­do es­pa­ñol ape­nas su­po­ne el 5% de sus ven­tas, le­jos del 63% de la fac­tu­ra­ción pro­ce­den­te de su pre­sen­cia en 22 paí­ses asiá­ti­cos. Las ci­fras de ven­ta res­pal­dan esa es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to cons­tan­te. De for­ma que, en el ter­cer tri­mes­tre de es­te año, la fir­ma ha al­can­za­do una fac­tu­ra­ción un 64% su­pe­rior a la de los pri­me­ros nue­ve me­ses del 2015. Si, co­mo se es­pe­ra, la evo­lu­ción si­gue al rit­mo ac­tual, la em­pre­sa pre­vé que el be­ne­fi­cio ne­to pa­ra el 2018 se si­túe en 2,2 mi­llo­nes de eu­ros

El bol­so Archy re­su­me el gus­to de la mar­ca por la tra­di­ción y la cul­tu­ra es­pa­ño­la

Re­li­quiae es un pa­ra­dig­ma de em­pre­sa de ba­se ar­te­sa­na que ha sa­bi­do in­ter­na­cio­na­li­zar­se

Re­li­quiae es­tá pre­sen­te en más de 28 paí­ses de to­do el mun­do, so­bre to­do asiá­ti­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.