Ju­gar a ser el au­to­mó­vil del ma­ña­na

Pa­ra ce­le­brar sus cien años de his­to­ria, la fir­ma ale­ma­na pro­po­ne in­tere­san­tes so­lu­cio­nes so­bre rue­das

La Vanguardia - Dinero - - CONCEPT CAR - Pe­re Prat

De­bi­do al in­ten­so de­ba­te que exis­te ac­tual­men­te so­bre la me­teó­ri­ca evo­lu­ción que de­be ex­pe­ri­men­tar el uni­ver­so de la con­duc­ción au­tó­no­ma du­ran­te los pró­xi­mos años, ya na­die po­neen­du­da­queel­por­ve­nir de los au­to­mó­vi­les pa­sa por lle­gar a un es­ta­dio fi­nal en el que no sea pre­ci­so que nin­gu­na per­so­na es­té sen­ta­da al vo­lan­te pa­ra des­pla­zar­se de un pun­to a otro. Pa­re­ce que la cues­tión ra­di­ca más bien en es­ta­ble­cer los pla­zos de tan re­vo­lu­cio­na­ria trans­for­ma­ción, aun­que si­guen exis­tien­do cier­tas opi­nio­nes di­ver­gen­tes, tan vá­li­das co­mo la de BMW, que sos­tie­nen que el pla­cer de­ri­va­do de guiar un co­che no des­apa­re­ce­rá ja­más.

Tras ha­ber cum­pli­do cien años co­moac­to­re­nel sec­tor del au­to­mó­vil, es­te pres­ti­gio­so fa­bri­can­te ale­mán ha de­ci­di­do abrir un in­tere­san­te pro­ce­so de de­ba­te, me­dian­te el que pre­ten­de en­con­trar res­pues­tas a los in­te­rro­gan­tes que plan­tea el pa­no­ra­ma de la mo­vi­li­dad in­di­vi­dual con vis­tas al fu­tu­ro. Pa­ra plas­mar las in­ge­nio­sas so­lu­cio­nes sus­ci­ta­das por los in­ge­nie­ros del mo­do más grá­fi­co po­si­ble, se ha op­ta­do por desa­rro­llar un con­cept car, de­no­mi­na­do Vi­sion Next 100, des­ti­na­do a con­ver­tir­se en la es­tre­lla prin­ci­pal en cual­quie­ra de los sa­lo­nes au­to­mo­vi­lís­ti­cos in­ter­na­cio­na­les en los que se ex­hi­be a lo lar­go de es­ta tem­po­ra­da.

Adrian van Hooy­donk, director de di­se­ño de BMW, apro­ve­chó la pre­sen­ta­ción del vehícu­lo pa­ra ex­pli­car que “si co­mo di­se­ña­dor pue­des ima­gi­nar al­gu­na co­sa, es muy po­si­ble que en al­gún mo­men­to se con­vier­ta en reali­dad. Por ese mo­ti­vo, con el Vi­sion Next 100 he­mos in­ten­ta­do crear un es­ce­na­rio fu­tu- ris­ta, pe­ro tam­bién fac­ti­ble y atrac­ti­vo. Du­ran­te los pró­xi­mos años, la tec­no­lo­gía ex­pe­ri­men­ta­rá un ace­le­ra­do desa­rro­llo yvaa­per­mi­ti­rob­te­ner mag­ní­fi­cas po­si­bi­li­da­des de asis­tir al con­duc­tor y me­jo­rar las vi­ven­cias den­tro del co­che. Es­toy con­ven­ci­do que la tec­no­lo­gía de­be po­der uti­li­zar­se de la ma­ne­ra más in­tui­ti­va po­si­ble, de ma­ne­ra que en el fu­tu­ro la in­ter­ac­ción en­tre el hom­bre, la má­qui­na y el en­torno fun­cio­ne ar­mo­nio­sa­men­te. No­so­tros es­ta­mos es­bo­zan­do ese ex­ci­tan­te por­ve­nir”.

El ru­ti­lan­te pro­yec­to fir­ma­do por BMW­si­gue­prio­ri­zan­do al con­duc­tor, que pue­de ele­gir en­tre dos mo­dos de uso del co­che, ma­nual con al­to gra­do de asis­ten­cia o to­tal­men­te au­tó­no­mo. Si se po­ne al vo­lan­te de es­ta ma­ra­vi­lla fu­tu­ris­ta, el usua­rio dis­pon­drá de in­for­ma­ción tan va­lio­sa co­mo el trá­fi­co que cir­cu­la por de­lan­te o en di­rec­ción con­tra­ria cuan­do no es ca­paz de di­vi­sar­lo con su pro­pia vis­ta de­bi­do a la nie­bla. Pa­ra re­ci­bir to­da la in­for­ma­ción dis­po­ni­ble, se ha pres­cin­di­do de pan­ta­llas tác­ti­les, pues­to que el cris­tal pa­ra­bri­sas ejer­ce co­mo un gi­gan­tes­co mo­ni­tor car­ga­do de imá­ge­nes. En con­duc­ción au­tó­no­ma, el vo­lan­te sees­con­de­ba­joel­sal­pi­ca­de­ro, en tan­to que los asien­tos delanteros pue­den gi­rar pa­ra en­ca­rar­se y con­ver­sar re­la­ja­da­men­te mien­tras el co­che se des­pla­za.

El ru­ti­lan­te pro­to­ti­po de BMW apues­ta por un es­pa­cio in­te­rior ge­ne­ra­do con ma­te­ria­les re­ci­cla­bles de al­ta ca­li­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.